AGN Biedma

  • View
    101

  • Download
    3

Embed Size (px)

Text of AGN Biedma

  • PRESIDENTE DE LA NACIONDR. CARLOS S. MENEM

    MINISTRO DEL INTERIORDR. CARLOS CORACH

    SUBSECRETARIO DE ADMINISTRACIONCONTADOR GUILLERMO O. RODRIGUEZ

    INTERVENTOR DELARCHIVO GENERAL DE LA NACION

    SR. MIGUEL UNAMUNO

    SUBDIRECTOR DELARCHIVO GENERAL DE LA NACION

    SR. JESUS TEIJEIRO

  • Coleccin Referencia - Serie Bibliografas

    BIBLIOTECASJOSE J. BIEDMA

    JOSE A. PILLADO

  • BIBLIOTECASJOSE J. BIEDMA

    JOSE A. PILLADO

    Direccin de la obra: Graciela Swiderski.Grupo de trabajo: Mercedes Llano, Martn F. Boris, Alejan-dro Gargiulo, Pablo Prez, Gabriela Gmez y Carolina GonzlezVelazco.

    Archivo General de la Nacin1999

  • Fotografa de tapa:

    IndiosEn "Recuerdos del Ro de la Plata"Comisin Nacional del Centenario.Biblioteca Pillado N 1045.

    1999 by Archivo General de la NacinLeandro N. Alem 246 - Buenos Aires - Argentina

    Hecho el depsito que marca la ley 11.723Printed in Argentina / Impreso en Argentina

    I.S.B.N.: 987-9206-12-6

  • 7PRESENTACION

    Consecuente con su funcin de repositorio y resguardo de la documentacinhistrica de la Argentina, el Archivo General de la Nacin procede a ordenar y cata-logar el material proveniente de dos importantes donaciones privadas (las de los he-rederos de Jos Juan Biedma y Jos Antonio Pillado, respectivamente) que, a partirde ahora, podrn ser consultadas, con acceso cmodo, por estudiosos e investigado-res.

    Mas all de los detalles tcnicos empleados y que se consignan oportunamen-te, es bueno subrayar el significado de esta bibliografa conjunta y revalorar, una vezms, la importancia que tiene la misma para los estudios histricos, sociales, polticos,econmicos y culturales, agradeciendo, como en circunstancias similares, la genero-sidad de los donantes que han depositado en la confiabilidad y acreditacin de esteArchivo el fondo de ambas bibliotecas, pertenecientes a sendos argentinos - ilustresy responsables -, que vivieron y examinaron los acontecimientos trascendentales dela nacionalidad.

    Jos Juan Biedma, oficial de armas que sirvi en las campaas de Ro Negroy la Patagonia, fue, asimismo, un inquieto y prolijo intelectual. Como periodista fundEl Pueblo (en Patagones) y la Revista cientfico-militar. Cre y llev adelante laatractiva y rica biblioteca del Soldado, cuyo sumario es, todava, interesante y prove-choso.

    Como indagador del pasado argentino, public, entre otras obras, Crnica hist-rica del ro Negro y Patagones (1777-1834); Surez y Olavarra. Memorias y bosquejo bio-grfico; y Atlas histrico de la Repblica Argentina; ttulos que, como alguno de Pillado,componen el fondo. Como se le recuerda, fue Director de nuestro Archivo (1904-1921).

    Jos Antonio Pillado, de origen montevideano, se afinc en la Argentina ycumpli, entre variadas ocupaciones, la de administrador-gerente del Ferrocarril CentralEntrerriano, la de jefe de la Biblioteca Popular del municipio de Buenos Aires y la defuncionario del Museo Histrico Nacional. Fue miembro de la Junta de Historia yNumismtica Americana.

    En medio de esas tareas no cej de estudiar el decurso de la vida del pas,recogiendo abundante y valiosa documentacin. Dos revistas lo tuvieron como codi-rector: la Revista Nacional (con Adolfo P. Carranza, Jos Juan Biedma y Alejan-dro Rosa) y El Arlequn (con Arturo Billinghurst y Casimiro Garca Prieto). Encolaboracin, tambin, public dos libros: Diccionario Biogrfico Argentino (un tomo,con Jos Juan Biedma) y Pginas de la historia de la medicina en el Ro de la Plata desde1726 hasta 1810 (con Pedro Mallo).

  • 8Su obra mas reconocida y elogiada es Buenos Aires colonial: edificios de la muni-cipalidad de Buenos Aires. Cabra agregar en la nmina, Pintores y pinturas, El junco y laonda, Penlope, La senda del saber y Viva Lavalle.

    Quedara, finalmente, encarecer un minucioso repaso de la doble bibliografaque presentamos. Ms que la cantidad en cifras, es significativa la acumulacin depiezas agotadas, en su mayora, y no reeditadas, y, por lo tanto, de complicada ubica-cin y consulta. Esta circunstancia valora an ms, si cabe, la importancia del regis-tro presente que hace posible poner al alcance general documentos y libros capacesde enriquecer, sin dubitacin, la labor de los especialistas.

    Numerosos trabajos del constitucionalista Juan Bautista Alberdi, entre ellos losreferentes a los intereses argentinos en la guerra del Paraguay y el Brasil y un ma-nual de ejecuciones y quiebras; sobre paleontologa y otras cuestiones, de Juan W.Gez; los mensajes de Jurez Celman; algunos textos historiogrficos de BartolomMitre; investigaciones de Enrique Udaondo; ensayos crticos de Carlos M. Urien;obras de Martn del Barco Centenera y otros colonialistas; testimonios de Juan Ma-nuel de Rosas, de Wenceslao Paunero, de Martn de Moussey; el catlogo de Cndi-do Lpez o la coleccin de documentos inditos obtenidos del Archivo de Indias, ensuma, un acervo de suyo interesante y valioso.

    No menor cuanta y provecho concentra el cmulo de folletos varios, donde esposible encontrar cartas, informes, ponencias, homenajes, memorias, discursos y otrasmanifestaciones abarcativas de una prolongada etapa de la historia de la Nacin. Noslo se trata de piezas que echan luz sobre episodios en vas de investigacin an sinoque, por su antigedad y relativo o nulo conocimiento sern eficaces a los consultantes.

    Buscamos, insistimos, ser custodios y orientadores, al mismo tiempo, del pret-rito histrico de la nacionalidad. Con ser esa nuestra misin slo cabe desear que suoportuna utilidad, en resumen, constituya la justificacin de la edicin.

    MIGUEL UNAMUNOInterventor

    Archivo General dela Nacin

  • 9PALABRAS PRELIMINARES

    Esta obra constituye el segundo volumen de la serie de publicacionesheursticas del Archivo General de la Nacin denominada Bibliografas, que inicira-mos con la edicin de la Biblioteca de Juan Pern.

    La Biblioteca del Archivo est formada por fondos de procedencia pblica,que tienen su origen en el depsito legal (Ley 11.723) y en el material procedente delos organismos privatizados; mientras que los fondos privados pertenecen a las colec-ciones Juan Pern, Ernesto Celesia, Jos Juan Biedma y Jos Antonio Pillado. Estenmero de la serie est dedicado a estas dos ltimas bibliotecas, con las cuales segui-mos completando los auxiliares correspondientes a los fondos bibliogrficos particu-lares.

    La publicacin est dividida en dos secciones. La primera describe los 717libros de la Biblioteca de Jos Juan Biedma; en tanto la segunda realiza lo propio conlos 1.044 que integran la Biblioteca de Jos Antonio Pillado. Ambas incluyen al finalde cada seccin un ndice temtico.

    La bibliografa fue ordenada alfabticamente por autores. El asiento princi-pal de cada una de las obras puede ser un autor personal, una institucin, o el ttulopropiamente dicho cuando no aparece mencin alguna de autora. Al igual que en elvolumen N 1 de la serie Bibliografas, los registros se obtuvieron a partir de lasReglas Angloamericanas de Catalogacin, 2 edicin (AACR 2), manteniendo siem-pre un nivel sencillo de descripcin de fcil acceso para todo tipo de pblico. Losnmeros finales indicados en el asiento a continuacin de la cantidad de pginas,corresponden a las signaturas topogrficas de uno o varios ejemplares de un mismolibro.

    Estos fondos ingresaron al Archivo General de la Nacin por donacionesfamiliares. Tanto Biedma como Pillado, que haba sido amigos a lo largo de su vida,estuvieron vinculados a dos instituciones culturales cuyas races se confunden en lostiempos rivadavianos y vuelven a encontrarse en ocasin de sus respectivas naciona-lizaciones en la dcada del Ochenta. Biedma (1864-1933) haba sucedido a AgustnPardo como Director del Archivo General de la Nacin en 1904. Investigador devastos conocimientos histricos, en 1901 ya era miembro al igual que Pillado, de laJunta de Historia y Numismtica Americana, antecedente de la actual AcademiaNacional de la Historia. Como hombre pblico haba participado con el Ejrcito deLnea en las campaas al Ro Negro y a la Patagonia, y combatido en la Revolucindel 90, al tiempo que colaboraba en algunas publicaciones militares. Paralelamente asu gestin en el Archivo, fue profesor de historia en el Colegio Nacional de BuenosAires.

  • 10

    En la etapa de la nacionalizacin del Museo Histrico Nacional, Pillado(1845-1915), historiador, publicista, periodista y eximio conocedor de los archivospblicos y de la casi totalidad de los privados, fue el vicedirector y prcticamente elco-fundador del organismo junto a Adolfo P. Carranza. A su muerte Biedma, quienhaba sido su amigo a lo largo de una buena parte de su vida, le dedic un memorablediscurso fnebre.

    Graciela Swiderski

  • BIBLIOTECAJOSE J. BIEDMA

    11

  • 13

    A

    1 A los seores Jefes y Oficiales de laMarina Nacional: homenaje de simpata.- s.l.: s.n.,s.d.- N 673

    2 A memorial on the national and terri-torial unity of the Argentine Republic.Hartford (Connecticut): Press of Case, Lockwoodand Co., 1857.- texto en ingls.- N 324

    3 Abad, Plcido. El General San Martnen Montevideo (1829) / Plcido Abad.- Montevi-deo: Pea Hnos., 1928.- 156 p.: il.- N 388

    4 Achval Rodrguez, Tristn. TristnAchval Rodrguez: propaganda cvica / Centrode Estudios Sociales Achval Rodrguez.- Bue-nos Aires: El Centro, 1921.- 77 p.: retr.- N 476

    5 Acosta, Alfredo. El Dr. Hiplito Irigoyen(sic): intimidades polticas / Alfredo Acosta.-Buenos Aires: J. A. Pellerano, 1918.- 190 p.- N681

    6 Albarracn, Santiago J. Conquista delsuelo patrio / Santiago J. Albarracn.- BuenosAires: Imp. Alsina, 1912.- 153 p.: il.- N 201

    7 Albarracn, Santiago R. Apuntes bio-grficos del Teniente Coronel de la Repblica Ar-gentina D. Santiago R. Albarracn: homenaje quesus hijos tributan a su memoria.- Bagnres: Imp.J. Cazenave, 1870.- 98 p.- N 327

    8 Alb