A±os Imborrables - AGN

  • View
    17

  • Download
    2

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Años Imborrables - AGN

Text of A±os Imborrables - AGN

  • 2 RAFAEL ALBURQUERQUE ZAYAS BAZN

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.2

  • ESCRITOS SELECTOS

    3

    Aos imborrables(episodios autobiogrficos)

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.3

  • 4 RAFAEL ALBURQUERQUE ZAYAS-BAZN

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.4

  • 5AOS IMBORRABLES (EPISODIOS AUTOBIOGRFICOS)

    Archivo General de la NacinVolumen XLVI

    Rafael Alburquerque Zayas-Bazn

    Aos imborrables(episodios autobiogrficos)

    Presentacin

    Rafael F. Alburquerque

    Santo Domingo2008

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.5

  • 6 RAFAEL ALBURQUERQUE ZAYAS-BAZN

    Ttulo: Aos imborrables (episodios autobiogrficos)Archivo General de la Nacin, volumen XLVI

    Departamento de Investigacin y DivulgacinDirector: Dantes OrtizEdicin: Emilio Hernndez ValdsDiseo y diagramacin: Modesto E. Cuesta

    Ilustracin de la portada: Vista de la crcel de La 40 (Lospanfleteros de Santiago y su desafo a Trujillo, Santo Domingo, CPEP,2007, p. 40).

    Herederos de Rafael Alburquerque Zayas-Bazn, 2008 De esta edicin: Archivo General de la Nacin, 2008

    ISBN 978-9945-020-31-1

    Archivo General de la NacinCalle Modesto Daz nmero 2,Santo Domingo, Distrito NacionalTel. (809)362-1111, Ext. 243www.agn.gov.do

    Impresin: Editora Bho, C. por A.

    Impreso en Repblica DominicanaPrinted in Dominican Republic

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.6

  • 7AOS IMBORRABLES (EPISODIOS AUTOBIOGRFICOS)

    Licenciado Rafael Alburquerque Zayas-Bazn

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.7

  • 8 RAFAEL ALBURQUERQUE ZAYAS-BAZN

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.8

  • ESCRITOS SELECTOS

    9

    Contenido

    Nota preliminar / 11

    Presentacin / 13

    Prembulo / 19

    1930 / 23

    1937 / 33

    1946 (1) / 49

    1946 (2) / 63

    1947 / 69

    1950 / 85

    1952 / 93

    1958 (?) / 109

    1960 / 115

    1961 / 153

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.9

  • 10 RAFAEL ALBURQUERQUE ZAYAS BAZN

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.10

  • ESCRITOS SELECTOS

    11

    Nota preliminar

    Para el Archivo General de la Nacin constituye una honra dignade la mayor satisfaccin el deseo del vicepresidente de la Repblica,doctor Rafael Alburquerque, de que la institucin se hiciese cargo de lasmemorias dejadas por su padre, el licenciado Rafael Alburquerque Zayas-Bazn. Interpretamos el deseo del Vicepresidente como un reconocimien-to a la labor colectiva que se ha llevado a cabo en la institucin en lospasados tres aos, bien enterado l en los detalles de la misma por laencomienda que le asign el presidente Leonel Fernndez de dar segui-miento y apoyo al programa de modernizacin del Archivo General dela Nacin. En estos aos he encontrado en el Vicepresidente a un entu-siasta pilar de las gestiones de direccin del Archivo.

    La satisfaccin es doble por la informacin histrica que encierra estetexto, amn de los valores morales y ciudadanos que trasluce la vertica-lidad del licenciado Alburquerque Zayas-Bazn. l debe ser, ante todo,ponderado como un ciudadano ntegro, que asumi todas las penali-dades y todos los riesgos que entraaba una oposicin inconmovible a latirana trujillista. Como se observa en este libro, el licenciado AlburquerqueZayas-Bazn estuvo presto a participar en cualquier movimientoconspirativo contra la dictadura y no tuvo temor en dejar traslucir supostura adversa a aquel orden desptico.

    En Aos imborrables paralelamente se recrean claves de aquella po-ca tenebrosa y se detalla la trayectoria de lucha de su autor. Es un tpicoque todo se ha dicho ya sobre el trujillato, pero el licenciado AlburquerqueZayas-Bazn muestra que la exteriorizacin de la subjetividad de los

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.11

  • 12 RAFAEL ALBURQUERQUE ZAYAS BAZN

    contemporneos abona muchos elementos para mejores intelecciones deun pasado que, aunque felizmente superado, ha dejado no pocas heren-cias en la vida dominicana y cuyo conocimiento debe incorporarse a laconciencia histrica de los dominicanos. Por lo que recomendamos suatenta lectura.

    ROBERTO CASS

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.12

  • ESCRITOS SELECTOS

    13

    Presentacin

    En cada visita que hago a la casa de mis padres encuentro a papsentado en su silln reclinable con un libro o un peridico en susmanos. As mata el tiempo en su hogar, retirado de todas sus activida-des profesionales, con sus casi noventa y cuatro aos que cumplir, Diosmediante, el prximo mes de octubre.

    A finales del pasado mes de diciembre lo hall como siempre en suhabitual lectura, pero en vez de un libro o un peridico, cargaba unamasijo de hojas amarillentas escritas en maquinilla.

    Qu lees? pregunt extraado.Unos apuntes que escrib hace ya un tiempo sobre sucesos que viv

    en la Era de Trujillo respondi.La curiosidad por leerlos me asalt de inmediato, pues nunca me

    haba dado a conocer la existencia de estos papeles.Me los prestas para leerlos?Despus fue su lacnica respuesta.En enero de este ao le record su promesa y me expres que los haba

    guardado y no recordaba el lugar donde se encontraban.Entend que no se animaba a darme a conocer sus secretos de

    militancia antitrujillista y no insist ms en el tema. Por eso fue grandemi sorpresa cuando en los ltimos das de marzo me dijo:

    Encontr los papeles que escrib. Gurdalos, no vaya a ser que seme pierdan de nuevo. Los tom en los precisos momentos en que comen-zaba mi campaa electoral para Senador por la provincia de SantoDomingo y el trajn de la contienda me impidi ocuparme en su lectura.

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.13

  • 14 RAFAEL ALBURQUERQUE ZAYAS-BAZN

    Acabo de leerlos y confieso que me sobrecogieron, no obstante haberconocido y vivido los horrores de la tirana. Lo narrado por mi padreson testimonios elocuentes de los sufrimientos y padecimientos que vi-vieron durante treinta y un largos aos los contados hombres y muje-res que en el pas se resistieron a dejar a un lado sus principios y adoblegar su dignidad.

    Mi padre lo hizo por sus arraigadas convicciones de moral y hones-tidad. Nunca fueron sus motivos ambiciones polticas. Circunstancial-mente, perteneci a Unin Cvica Nacional con posterioridad al ajusti-ciamiento de Trujillo, y por decisin de ese grupo declin cortsmente elofrecimiento que le hizo el profesor Juan Bosch para ocupar en su gobier-no el Ministerio de Relaciones Exteriores. Producido el golpe de Estado,el Triunvirato le nombr, sin consultarle, Regidor del Ayuntamiento delDistrito Nacional, y tan pronto se enter por la prensa, dio a conocer porescrito su decisin de no aceptar la funcin, argumentando que los opo-sitores al gobierno de Bosch debieron esperar la realizacin de eleccionesnacionales para desplazarlo del poder. A partir de entonces nunca hasido miembro de una organizacin poltica.

    Si luch contra el trujillato fue simplemente motivado por su amor ala libertad y a la justicia. No hubo en su conducta vertical propsitosocultos ni mucho menos afanes de herosmo. Entenda que no podaapoyar y mucho menos servir a un gobierno que violentaba los mselementales principios de la dignidad humana. Actu con honradezporque as se lo dictaba su conciencia, nunca en busca de ulterioresreconocimientos. Todava hoy cuando le hablamos orgullosos de su va-lor, y hasta de su osada, no hay en su rostro una sola expresin desatisfaccin, lo que nos ha llevado a pensar en la familia que l juzgasus actuaciones bajo la tirana como simples actos de un ciudadanocomn y corriente.

    Nunca le hemos odo contar sus experiencias de perseguido poltico. Nuncase ha referido a sus sufrimientos. En sus conversaciones siempre ha preferidomostrar su optimismo en los ms variados escenarios. Por eso he quedadoasombrado con estas cuartillas que, segn lo afirmado en el prembulo,fueron escritas veinte aos despus de desaparecida la tirana, esto es, en losaos ochenta. Como su nombre lo indica, Aos imborrables es la narra-cin de episodios que dejaron en su espritu huellas indelebles.

    Aos imborrables.pmd 27/03/2008, 09:51 a.m.14

  • 15AOS IMBORRABLES (EPISODIOS AUTOBIOGRFICOS)

    Otros sucesos han quedado en el tintero, como la visita que hizo a mihogar don Temstocles Messina para ofrecerle en nombre del tirano ladesignacin de embajador en el pas que eligiera, a lo cual respondicon esta frase: Don Temo, dgale a Trujillo que aceptar ser embajadorcuando usted sea presidente. O la respuesta airada En esta casamando yo, que dio a la persona que en 1955 le ofreci en venta laplaca de En esta casa Trujillo es el Jefe. Dada su sencillez, stos, ymuchos otros acontecimientos, como nunca visitar el edificio del PartidoDominicano, abstenerse de ir a La Voz Dominicana, jams pronunciarun discurso laudatorio a favor del rgimen desptico, negarse a asistira los mtines y marchas organizadas por la tirana, posiblemente seanconsiderados por l como nimiedades que no merecen ser mencionadas.

    Los papeles que ha escrito slo recogen los hechos ms truculentos queafectaron su existencia de hombre libre. Leerlos es suficiente para quenunca permitamos que una tirana se enseoree sobre el pas. Ahoraque surge cierta nostalgia por el pasado y que se escriben libros desde elotro litoral, no est de ms hacer pblico estos testimonios sobre la cruel-dad e ignominia que signific para la Repblica Dominicana la Erade Trujillo. Los doy a conocer sin haberlo consultado con mi padre,convencido de que su propsito de escribirlos fue ofrecer a las nuevasgeneraciones la visin dantesca del infierno vivido, razn por la cualsera imperdonable que se conservaran para consumo de sus familiaresen los anaqueles de mi biblioteca. Por lo dems, con su publicacin,tributo reconocido homenaje a la hombra y el cor