of 71 /71
Bibliografías y su ortotipografía Javier Bezos Madrid Versión .. --. Guía práctica para la aplicación de la norma ISO 690:2010 sobre referencias bibliográficas, con información detallada sobre el tratamiento de los datos y tipos concretos de recursos, incluyendo los electrónicos, así como datos complementarios sobre las normas de Vancouver y la National Library of Medicine (NLM).

Bibliografia Iso

Embed Size (px)

Text of Bibliografia Iso

  • Bibliografas y suortotipografaJavier BezosMadridVersin 0.17. 2011-03-05.

    Gua prctica para la aplicacin de la norma ISO 690:2010sobre referencias bibliogrficas, con informacin

    detallada sobre el tratamiento de los datos y tiposconcretos de recursos, incluyendo los electrnicos, as

    como datos complementarios sobre las normas deVancouver y la National Library of Medicine (NLM).

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 3

    Resumen

    La bibliografa es un elemento esencial en todo trabajo acadmico y en las obra de re-ferencia. Las normas tradicionales son hoy insucientes para identicar y localizar lagran variedad demateriales existentes y es necesario recurrir a otrasms actuales, com-pletas y universales. En este documento se describe cmo tratar las referencias biblio-grcas segn la norma ISO 690:2010 (Information and documentation Guidelinesfor bibliographic references and citations to information resources) incluyendo el trata-miento tipogrco y ortotipogrco. Adems, se aade informacin sobre otros estilosbibliogrcos (Chicago, NISO, NLM, MLA) que puedan ser de inters.Este documento est en desarrollo y se est revisando por completo para tener encuenta las ultimas normas. Por ello, aunque en sumayora est ya revisado, anpue-de tener imprecisiones ocasionales,y algunas partes de momento solo son apuntes.

    Gua rpidaLibro con un autor, sin edicin (por ser la primera) ni ISBN

    Gmez Arboleya, Enrique, Sociologa en Espaa, Madrid, Instituto de EstudiosPoliticos, 1958.

    Libro con varios autores y edicin

    Ebel, Hans Friedrich; Bliefert, Claus; Russey, William E., e Art ofScientic Writing, 2nd, completely rev. ed., Weinheim, Wiley-VCH, 2004, isbn978-3-527-29829-7.

    Libro con un autor, coleccin y nota

    Simpson, James, La agricultura espaola (1765-1965), Madrid, Alianza, 1997(Alianza Universidad, 876), isbn 84-206-2876-X. Traduccin de: Spanishagriculture, the long siesta, 1765-1965.

    Libro con varios autores, subttulo, creadores secundarios y edicin

    Nelson, E. W.;, Best, Charles L.; McLean, W. G.,Mecnica vectorial: esttica ydinmica (trad. y rev. tcnica, M. Rosa Dalmau, Jos Vilardell), 5. ed., Madrid,McGraw-Hill, 2004, isbn 84-481-2950-4.

    Parte en libro con varios autores y varios volmenes

    Jeanne, Ren; Ford, Charles, Historia ilustrada del cine, vol. 2, El cine sonoro(1927-1945), Madrid, Alianza, La gran poca, p. 25-247.

    [[aadir ms: artculos, actas de congresos, docs electr, partes]]Introduccin

    1. El propsito de este documento es exponer cmo presentar bibliografas en obrasacadmicas y de investigacin as como en monografas especializadas, tanto en cien-cias como en humanidades. Se destacarn las diferencias con las reglas de catalogacinde bibliotecas, pero tan solo se tratarn las referencias bibliogrcas, cuyas reglas sondiferentes por tener necesidades distintas.

    Claves 2. Se emplean varios subrayados para destacar elementos en los modelos y los ejem-plos de este documento, pero no son parte de ellos En losmodelos son: para los datosobligatorios que se dan siempre, incluso si no vienen en la fuente; para datos obliga-torios solo si vienen en la fuente; .... para los opcionales, pero recomendables en ciertos

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 4

    casos, y sin subraya para los dems. En los ejemplos, destaca el elemento del que seest tratanto.

    Principios de la ortotipografa

    3. La ortotipografa estudia la combinacin de la ortografa y la tipografa, y concretala forma en que la primera se aplica en obras impresas. En la actualidad, normalmentese escribe con el uso de tipos en programas de tratamiento de textos, de maquetacin yde composicin, y por ello la ortotipografa ha pasado a ser un punto esencial.

    4. La ortotipografa se basa en tres principios: la tradicin, que nos permite recono-cer los cdigos y su signicado; la uniformidad, con la que podemos interpretar mejoresos cdigos, y la esttica, pues un texto bien compuesto invita a la lectura. En referen-cias bibliogrcas, la uniformidad es esencial, pues en el mundo en que vivimos, conInternet y las tecnologas de la informacin, podemos organizar y recuperar la infor-macin como nunca haba sido posible; la adaptacin a estndares internacionales es,pues, ms importante que nunca. Con ello, adems, la tradicin pierde su peso en lorelacionado con la organizacin de los datos, pues no est adaptada a las necesidadesque surgen continuamente; debe aplicarse solo en aquellos casos establecidos por losestndares, generalmente en el estilo tipogrco y las normas ortogrcas, es decir, ensu ortotipografa.1

    Introduccin

    Referenciasbibliogrficas

    5. Las referencias bibliogrcasmuestran de forma esquemtica los datos de las fuentesen las que se basa un escrito, as como los de obras que complementan lo que se exponeen l. Aunque por lo general se reere al material propio de bibliotecas, en especial li-bros y revistas, se puede extender al sonoro, informtico, grco, artstico, etc.; tambinpuede referirse a conferencias, conversaciones, interpretaciones teatrales, actuaciones...

    6. Su funcin no solo es acreditar las fuentes, algo necesario en cualquier tipo de do-cumento que se base en otros, sino que tambin es permitir encontrar la obra citada enlibreras, bibliotecas, archivos o museos. Con este ltimo propsito, las normas inter-nacionales recomiendan conservar todos los datos que se dan tal como aparecen en lafuente, aunque admite ciertos cambios que no afectan a la informacin en s relaciona-dos con las maysculas, la puntuacin y las fuentes tipogrcas.

    7. A su vez las referencias pueden ser bien aquellas en las que se apoya el autor parasu escrito (bibliografas de comprobacin), las que permiten ampliar un punto en unaconsulta rpida de una parte concreta (biblografas de referencia) y las que autor con-sidera de utilidad para un ampliacin posterior del tema por el lector (bibliografas delectura). Estos tres tipos pueden reunirse en una nica lista, pero pueden tambin darsepor separado. Las primeras son ms propias de los trabajos de investigacin, mientrasque las otras dos lo son de los tratados y las obras de referencia.

    1No obstante, no hay nada intrnsecamente hispano en el estilo sugerido aqu. De hecho, era el habitualen otras lenguas como el ingls y en francs hace medio siglo o ms, y manuales como el de Chicago y de laMLA lo conservan en parte. La inercia ortotipogrca en espaol, tal vez la ms conservadora en las lenguasde origen europeo, es mucho mayor, pero eso no excluye que pueda haber razones para mantener sistemastradicionales, como se ver en esta gua. Eso no signica que deban cerrarse las puertas a otras disposiciones,siempre que sean claras y respondan a una lgica.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 5

    8. Especialmente en textos, una referencia no tiene por qu ser de una obra completa.Tambin puede ser de parte de ella (se llama nivel analtico) o de un conjunto de ellas(se llama nivel colectivo). Cuando una referencia es de una obra que se puede identicarcomo una unidad completa e independiente se habla de nivel monogrco. Mientrasque en publicaciones impresas las frontera entre estos tres niveles suele ser clara (salvotal vez cuando son en varios volmenes), en Internet es muy difusa.

    Estructura bsica 9. La informacin que se da en las referencias que son una unidad fsica es la siguiente,tomando como prototipo un libro:1) Creador e identicacin de su creacin. En un libro suelen ser los autores con elttulo y la edicin.

    2) Datos adicionales. En un libro son los editores, el ao de publicacin y tambinpuede incluir nmero de pginas, tamao, precio, clasicacin...

    Cuando la creacin no es una obra completa, sino que est incluida en ella, se dan msdatos. Un ejemplo prototpico es la revista:1) Creador e identicacin de su creacin. En una revista son los autores de unartculo y el ttulo de este.

    2) Obra en la que est incluida esa creacin. En las revistas es el ttulo de la revista.3) Relacin entre la creacin y la obra donde est, y datos adicionales. En un artculoes el nmero (incluyendo ao y volumen) de la revista donde este aparece con laspginas y tambin puede incluir tamao, precio, clasicacin...

    10. En cualquier caso, la referencia se abre por la unidad indivisible ms amplia quecorresponde a un determinado creador (o a un conjunto de creadores colectivos, comoen las enciclopedias). Por ejemplo, si se quiere mencionar una seccin de una ponenciaen un congreso, la unidad del creador es la ponencia, que se considera colaboracin,y la seccin es solo un fragmento de esa ponencia, que se considera parte. En algunasocasiones, cuando una obra se compone de partes que se pueden considerar creacionesclaramente diferenciadas de un autor (por ejemplo, canciones en un disco de msicapop o un libro que rene dun par de novelas de un escritor), puede optarse por tratarlas partes de modo similar a las colaboraciones.

    11. En los recursos electrnicos, con una distribucin ms compleja, puede ser nece-sario establecer relaciones con otros recursos relacionados; por ejemplo, un comentariosobre una noticia est relacionado con esa noticia, pero no forma parte de ella, pues suautora es distinta. De este modo, los pasos seran los siguientes:1) averiguar la unidad mxima inseparable de lo que se cita y que es de ese autor;2) averiguar el recurso general al que pertenece, aquel por el que empezaramos abuscar normalmente;

    3) averiguar e identicar las relaciones con otros recursos o partes del sitio dondeest.

    Bibliografas 12. Una bibliografa es una lista de referencias bibliogrcas, usualmente al nal de unlibro, de un captulo o de un artculo. Las bibliografas pueden adoptar multitud deformas y disposiciones, con variados grado de detalle, aunque en obras academicas sesuelen limitan a dar de forma esquemtica los datos esenciales.

    Recursos 13. Recientemente y con la diversidad de tipos de fuentes, el concepto de documento,que fue habitual en la descripcin de libros, revistas, mapas y similares, se ha reempla-zado por el de recurso, que abarca el medio (impresos, electrnicos...) y la informacin

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 6

    que se registra en l.

    Diferencias con lacatalogacin

    14. Hay que distinguir las chas para la catalogacin en las bibliotecas y las referenciasbibliogrcas, pues sus objetivos son distintos:

    en la catalogacin hay que identicar con precisin una obra desde el punto devista fsico;en las referencias prima el contenido, con los datos expuestos de forma concisa ycomplementados cuando sea necesario.

    Es decir, las referencias no han de entenderse como versiones simplicadas de las des-cripciones y asientos bibliogrcos en catalogacin, pues pueden llegar a ser tan com-pletas o ms que estas, si fuera necesario; es decir, tiene una exibilidad mucho mayorpara adaptarse a las necesidades de cada caso, de forma que los datos que hay que dar,su orden y su tratamiento son a menudo diferentes.

    15. Por tanto, no se pueden extrapolar las normas bibliotecarias a las bibliografas sinms, ni aplicar la disposicin de las chas de catalogacin a menos que sean conformescon las normas del estilo usado. Por ejemplo, es incorrecto encorchetar la abreviaturaet al. (o su equivalente y otros), puesto que es una opcin aceptada por la norma (sobrelos corchetes, vase 41). Otra de las diferencias es cmo se organizan los datos, pues enun catalogacin lo normal es que haya diferentes puntos de acceso,2 mientras que enbibliografas es lo excepcional.

    Similitudes con lacatalogacin

    16. Naturalmente, eso no implica que sean mundos separados. El uso de una termino-loga comn revela sus conexiones, sobre todo por cuanto comparten muchos concep-tos comunes. De hecho, el estndar de la ISO da por supuesto que el sentido de ciertasexpresiones es conocido (pues no guran en las deniciones previas, o estas son m-nimas), por lo que para su interpretacin debe recurrirse a otras normas, como las delISBD.

    Seleccin 17. La seleccin del material en que se basan los documentos de todo tipo es parteesencial de su preparacin, y debe tener reejo en la bibliografa, por lo que no de-ben incluirse todos los recursos que hayan pasado por las manos del autor, de formaindiscriminada, sino solo aquellos que sean pertinentes: en el caso de los trabajo de in-vestigacin deben evitarse las obras de referencia a menos que se citen en el texto, y enel caso de las obras de referencia deben darse las que que crea que son tiles. Una buenaseleccinmuestra la capacidad de un autor de determinar qu es importante y qu tienevalor secundario, y es su funcin darle al lector solo aquello que a este le pueda resultarde verdadero inters.

    Longitud de labibliografa

    18. Si por la naturaleza de la obra fuese necesario dar muchas referencias, estas debenorganizarse por criterios como el tema, el nivel, la funcin, el captulo... Aunque no sepueden dar reglas jas sobre la longitud de una bibliografa, en la mayora de los casosno parece razonable que un tratado con 300 pginas tenga, por ejemplo, una bibliogra-fa en los nales de 400 referencias; no solo sera completamente intil para el lector,que no sabra por donde empezar, sino que podra concluir que el autor no tiene ni cri-terio ni capacidad de anlisis suciente como para discernir qu ttulos son realmenteimportantes. Por el contrario, un trabajo de investigacin puede llegar a tener una vein-tena de referencias por pgina. Finalmente, un libro puede tener como objetivo servir

    2Un punto de acceso es simplemente un texto que permite buscar un recurso. Con los buscadores infor-mticos no tiene tanta importancia como antes, cuando se creaban varias chas en cartn para un libro: unapara el ttulo, otra para cada uno de los autores, otra para el tema...

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 7

    de bibliografa, en cuyo caso casi todas sus pginas pueden ser referencias.

    Estilos bibliogrficos

    19. La forma de presentar las referencias, as como los datos en ellas, varian enorme-mente segn las necesidades y la naturaleza de la bibliografa. Por ello, las editoriales ensus normas de estilo suelen dar directrices sobre las disposiciones que consideran msadecuadas. Los sistemas ms coherentes, prcticos y completos proceden del mundoacadmico y la edicin especializada, tanto en humanidadades como en ciencia. Estedocumento se centra en normas generales que puedan ser de aplicacin en trabajos deinvestigacin tcnica, cientca o humanstica, en caso de que se disponga de la posibi-lidad de elegir el formato.

    Norma ISO 690 20. La ISO ha publicado una norma en la que da unmarco general para la presentacinde las bibliografas, con una serie de directrices que en general son muy adecuadas. Lanorma ISO 690 no es un estilo, sino un marco general para denir estilos.3 Cada vez sonms los estilos que que se adaptan a esta norma, en todo o en parte, y en esta gua setoma como base, pues gracias a ella es posible un buen grado de unidad, exento delos localismos o las disposiciones ms o menos ingeniosas que lastran la inteligibilidadde una disciplina a otra o de una lengua a otra, al tiempo que permite la necesariaexibilidad para adaptarse a diversas situaciones. Se desaconseja seguir estilos que seaparten notablemente de las directrices de la ISO.

    Revisin de la normaISO 690

    21. La norma se ha revisado recientemente para precisarms detalles enmateriales car-togrcos o audiovisuales, as como para actualizar las normas sobre recursos electr-nicos (especialmente acadmicos) para ajustarsemejor a la situacin actual. Tambin semodican algunos criterios. De una decena de pginas se ha pasado a casi medio cen-tenar. Este documento se basa en esta norma ISO 690 en su tercera edicin, publicadaen junio del 2010.4

    Adaptacin 22. El sistema ISO deja una serie de aspectos sin denir o da varias posibilidades entrelas que elegir para crear un estilo. Por tanto, unmanual u hoja de estilo de una editorial,universidad, etc., no debera decir simplemente sgase la norma ISO (o UNE), sinoque debera concretar los detalles que quedan abiertos. En particular, cualquier estiloque decida basarse en esta norma debera aadir:

    qu mtodo de cita seguir: autor ao, autor ttulo, numeracin, notas...;la puntuacin de las referencias, as como el empleo de cursivas, versalitas, ma-ysculas, etc.;si se abrevian los nombres con sus iniciales;si los nombres en las referencias dadas se invierten o no.el orden de las referencias en la bibliografa;los datos que en un contexto determinado se consideran importantes y por tantodeben incluirse, aunque no sean obligatorios en la norma (por ejemplo, la nubo-sidad en las fotos de satlite).

    3Es signicativo el cambio de ttulo en la ultima edicin, donde se habla de guidelines, es decir, directrices.4En realidad la ISO/FDIS 690:2009, que es la versin previa a la publicacin, con el aadido de las en-

    miendas que se han aprobado para su incorporacin a la versin denitiva.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 8

    Vancouver, CSE yBiblioteca Nacional

    de Medicina

    23. Otras iniciativas tienden igualmente a la unicacin mediante el acercamiento a laISO. EnNorteamrica, dos estilos de larga tradicin han sido los de Vancouver y la CSE(antes CBE), tambinmuy usados en otros pases, y ambos han adoptado recientementeel sistema de la Biblioteca Nacional deMedicina (National Library ofMedicine oNLM)estadounidense, que tiene en cuenta tanto la norma ISO como la NISO.

    Fuentes adicionales 24. Otra de las principales fuentes sobre las bibliografas es el Chicago manual of style,que trata multitud de casos; no sigue la norma ISO, pero es una de las alternativas mscoherentes y mejor diseadas y puede servir como complemento para completar a laISO. En el campo de la ciencia, la Biblioteca Nacional de Medicina, citada antes, faci-lita mucha informacin adicional y es una buena gua sobre cmo adaptar la ISO a lasbibliografas tcnicas y cientcas. Un estilo especialmente interesante para el espaolen el de la MLA. En cualquier caso, una vez adoptado un sistema deben hacerse losreajustes que estn permitidos, sin tomar elementos de otros: es preferible adoptar unsistema nico, aceptando que todos van a tener alguna deciencia y que ninguno va agustar a todo el mundo.

    Ms informacin enInternet

    BNEISBD690-3

    25. Algunas de las fuentes estn disponibles en Internet y algunas no se limitan a darmodelos sino que complementan la informacin. Entre ellas, tienen especial inters lade la NLM (aunque los ejemplos tienen puntuacin y tipografa anglosajonas), que de-ne con cierta precisin conceptos que en la norma ISO quedan algo en aire (comola fecha de publicacin de un recurso en Internet). Las normas de catalogacin tan-to internacionales (de la IFLA) como espaolas (de la Biblioteca Nacional de Espaa)tambin resultarn tiles para la descripcin fsica o el tratamiento de los creadores,teniendo en cuenta siempre que no se deberan adoptar criterios contrarios a los de laISO (o el sistema que se haya decidido adoptar).

    Espaa: UNE15-104

    26. La norma espaola UNE 15-104 es equivalente a la antigua norma ISO 690:1987,aunque es una simple traduccin, con algunas deciencias, como la omisin de algunosejemplos del original.5 Con la nueva norma ISO, a la que Aenor ha dado el visto bueno,esta norma ya carece de autntico peso y, en cualquier caso, estaba restringida a Espaa.

    Material indito 27. El material indito, es decir, el que no se ha publicado, no es parte de la norma ISO.No obstante, algunas de sus indicaciones son lo bastante generales como para serviren recursos inditos si adoptan una forma similar a los publicados. Entre los recursosinditos estn las tesis doctorales, los artculos en congresos entregados en mano, con-versaciones, mensajes personales... Para el material indito se ha toamado como basela norma britnica BS 6371:1983, estrechamente emparentada en forma y contenido conla ISO 690.

    Bases de datos 28. Hoy son frecuentes las bases de datos accesibles por Internet de donde obtener in-formacin o en donde buscar una obra. Los datos suelen basarse en la informacin talcomo aparece en la fuente, lo que hace an ms importante mantenerlo as tambin enlas bibliografas. Por ejemplo, no cabe esperar que una edicin de un libro alemn apa-rezca en todas las lenguas del mundo; por eso, en las referencias debe darse la informa-cin como cabe esperar que permita su localizacin, que es en la lengua original.6 Lasbases de datos pueden servir tambin para obtener informacin bibliogrca sin tenerque teclearla; en tal caso, es necesario contrastar esta informacin con la que aparece en

    5Por ejemplo, el apartado 7.1.4, sobre dos y tres nombres, omite el ejemplo ADLER, JH., SCHLESINGER,ER., and WESTERBORG, E. van.

    6No obstante, la posibilidad de organizar la informacin por su valor semntico debera ayudar teneracceso a ellos por multitud de vas y lenguas.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 9

    la fuente original, y corregirla, si fuera necesario.Un sitio para empezar es http://www.oclc.org/; en Espaa resulta especialmente importante http://elbuscon.bne.es/;

    Estructura bsica de las referencias

    Organizacin bsica

    reas 690-329. Los datos de una referencia de organizan en varios grupos, llamados reas. Lasprincipales reas establecidas en el orden en que aparecen normalmente son:1) creador;2) ttulo;3) medio;4) edicin (o versin);5) produccin (como publicacin);6) fecha;7) numeracin y paginacin;8) serie;9) identicador normalizado;10) ubicacin;11) datos adicionales;

    Se pueden aadir ms datos en los lugares que se consideren ms apropiados. Sin em-bargo, no se deberan altera el orden de las reas bsicas (por ejemplo, poniendo laedicin tras la fecha), aunque en ocasiones hay cierto margen para la interpretacin,como el creador en las publicaciones seriadas.

    Tratamiento de lasreas

    30. Debe mantenerse la uniformidad del tratamiento de cada rea de una referencia aotra. Por otra parte, debe distinguirse un rea de otra dentro de cada referencia. Tam-bin debe evitarse seguir diferentes criterios dentro de unamisma rea, aunque cuandoesta tiene una clara estructura interna comn a la mayora de las referencias puedenemplearse signos y estilos que permitan resaltarla (caso de la numeracin y paginacinen los artculos de revistas).Nota. Al contrario de lo que suele ser habitual en las normas, aqu no se ha intenta-do mantener la coherencia de una referencia a otra, con el n de mostrar diferentestratamientos posibles.

    Tratamiento de los datos

    690690-3

    31. Los datos se dan tal cual guran en la fuente, aunque se puede cambiar las mays-culas, la puntuacin, la tipografa [[matizar]], as como ciertas adaptaciones para daruniformidad. El objetivo de esta norma es doble:

    los lectores tienen de primera mano los datos tal cual los pueden necesitar pa-ra conseguir una referencia (por ejemplo, en la editorial o el organismo que lapublica, o mediante prstamo interbibliotecario, incluyendo el internacional);se facilita el intercambio y el almacenamiento de la informacin de forma cohe-rente en bases de datos, particularmente las internacionales.

    De dnde se tomanlos datos

    690-3ISBD

    32. Aunque ms adelante se dan indicaciones especcas para distintos tipos de recur-sos, a continuacin se resumen las prioridades bsicas establecidas y que se basan en sugrado de asociacin fsica con el recurso, empezando por el recurso en s:

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 10

    portada de una obra impresa o elemento equivalente, como los rtulos de pre-sentacin de una pelcula, la pgina de inicio de un sitio web...;7

    verso de la portada, encabezado;cubierta y datos unidos permanentemente al recurso, como la etiqueta adheridaa un disco, el pie de una ilustracin, el encabezado de una cha, la base de unglobo, la primera pgina de un captulo o artculo...;envase;documentacin que acompaa al recurso, como un folleto o un manual.

    La ISO preere los datos que estn pensados para que se lean con la vista, pero reco-mienda que se consulten tambin otros datos que normalmente no estn accesibles ynecesitan un programa especial para su extraccin (algo habitual en archivos de audioo video), que estn comomicroforma o en formato audiovisual; las posibles diferenciasse anotan entre corchetes, aunque como se sealarms adelante, en recursos electrni-cos hay que ser cautos, porque los autores a menudo desconocen que esta informacinexiste y puede estar generada por un programa con datos sin sentido (no es inslito verYour User Name en el campo de autor).

    Datos que no seadaptan

    690-333. Los siguientes datos normalmente no se adaptan: nombres de personas, ttulos. Lossiguientes admiten alguna simplicacin: edicin, editorial. Otros datos tomados dela fuente se organizan segn ciertos patrones: numeracin de revista. La informacinaportada por el compilador la da en su lengua o como le resulte necesario, pero inten-tando mantener la uniformidad de una referencia a otra.

    Diacrticos y otroscaracteres

    BNE34. Amenos que sea imposible por razones tcnicas, deben respetarse los diacrticos yotros caracteres alfabticos (, , , , , , etc.) que aparezcan en la fuente. En algunaslenguas se ha acostumbrado a suprimir los diacrticos de lasmaysculas, a veces inclusoen contra de sus normas ortogrcas; cuando al adaptar el ttulo las letras se pasan aminsculas, deben reponerse los diacrticos.

    Tipografa

    Normas generales 35. La norma ISO deja sin denir el tratamiento ortotipogrco de las referencias, tan-to en la puntuacin como en la tipografa, cuyo objetivo es estructurar visualmente lasreferencias; hay dos escuelas claramente diferenciadas:1) la que se basa en separar unos elementos de otros mediante un elaborado usode los signos de puntuacin como elementos grcos, sin apenas distincionestipogrcas adicionales;

    2) la que se basa en distinguir los elementos con tratamientos tipogrcos espec-cos, tales como comillas, versalitas o cursivas, y con un esquema de puntuacinsencillo.

    La primera gan mucho terreno en la poca de la mecanografa, y hoy la han adoptadovarios estilos, tal vez por inuencia adicional de la catalogacin, pero en tipografa espreferible la segunda:

    35-1Speirs, Ronald, Bertold Brecht, Houndmills, Basingstoke, 1987 (Macmillan ModernDramatists).

    mejor que:35-2Speirs, Ronald. Bertold Brecht. Houndmills, Basingstoke, 1987 (Macmillan Modern

    Dramatists).

    7Se entiende que cuando el recurso que se cita es la obra completa y no una colaboracin.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 11

    Distincin de parte yserie

    36. No obtante, la ISO establece que el ttulo de la parte o contribucin ha de tener untratamiento tipogrco distinto al de la obra. Normalmente, el primero se da entre co-millas y el segundo en cursiva o, si no es posible, subrayado. Lo que debe considerarseincorrecto es no distinguir estos dos ttulos, como a menudo se practica en bibliografaanglosajona.8 Las colecciones van de redonda con maysculas iniciales en todas las pa-labras, salvo partculas como preposiciones y artculos; tambin tienen este tratamientolas identicaciones de documentos que consisten el su tipo y un cdigo o referencia, co-mo leyes, patentes, ciertos tipos de informes tcnicos, etc.

    Sistemasautomticos

    37. Uno de los principalesmotivos alegados para reducir al mnimo los tratamientos ti-pogrco distintivos y basarse en la puntuacin es la comodidad en la escritura. Con lossistemas automticos para la generacin y el mantenimiento de bibliografas (EndNo-tes, BibTeX, Zotero...) esta precaucin es innecesaria, y en cualquier caso lo realmenteimportante es ofrecer la informacin como le resulte ms cmodo al lector, si la inten-cin es publicar el trabajo, aunque sea a costa de trabajo adicional.

    Funcin de lapuntuacin

    38. Los signos de puntuacin no se emplean con su valor gramatical, pues las referen-cias no son texto para ser ledo sino informacin dispuesta de un modo puramenteconvencional para ser consultada. Aunque el valor ortogrco ordinario se aplica a ca-sos como el punto para las abreviaturas o a los dos puntos para vincular un dato a otrosubordinado, su funcin es ms grca y formal. Debe intentarse que cada signo tengaun uso concreto, que no d lugar diferentes interpretaciones, y que no tengan valoresad hoc sino que tengan coherencia en su signicado.

    Separadoresbsicos

    39. Tradicionalmente, tanto en la tradicin tipogrca espaola como en las de otrospases, los principales signos para separar o agrupar los elementos de la bibliografa sonlas comas y los parntesis. Otros signos como el punto, el punto y coma o los dos puntosapenas se han usado ms que en situaciones muy especcas.

    Parntesis 40. Tienen dos funciones principales, que son mutuamente excluyentes, por lo que sise emplea con una no se debe emplear en la otra. La primera es aadir informacinsecundaria o aclaraciones que guren en la fuente. La segunda es encerrar los datos depublicacin; este formato se da sobre todo en notas al pie.

    Corchetes ISBD41. Los corchetes indican que la informacin no gura en la fuente, sino que los hasuplido el citador. Pueden ser datos que se han omitido (como el lugar o la fecha depublicacin) o que no se indican explcitamente en la fuente (como que una pinturaes leo o acuarela, o que se trata de una cinta magntica). Cuando hay varios datosopcionales seguidos, se pueden encorchetar por separado o, si son de la misma rea,reunir en uno nico:[Montevideo], [1976] o bien [Montevideo, 1976]

    Recientemente, el ISBD ha adoptado el criterio de no reunir datos en un nico encor-chetado, para permitir diferentes tipos de visualizacin; dado que en las bibliografas elformato es jo, no hay necesidad de recargar la referencia y por tanto parece recomen-dable seguir la prctica tradicional, como hace la ISO en los ejemplos de su norma.

    Punto 42. El punto puede tener encomendadas dos funciones: 1) terminar abreviaturas, 2)separar elementos en una disposicin habitual en bibliografas anglosajonas. Es con-veniente no mezclar ambas funciones, por lo que en el mundo anglosajn es frecuente

    8De hecho, la delegacin estadounidense mostr su disconformidad con este punto cuando se estabaredactando la norma.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 12

    suprimir lo puntos abreviativos; en espaol estos ltimos se mantienen y por tanto espreferible no combinar en un solo signo dos funciones tan dispares:

    42-1*Prez, J., ptica, 5.a ed. corr., vol. 1 (rev. L. Berrocal), Madrid, Marn, 1950, cap. 12,Refraccin, p. 67-79.

    o42-2*Prez, J., ptica, 5.a ed. corr., vol. 1, rev. L. Berrocal (Madrid, Marn, 1950), cap. 12,

    Refraccin, p. 67-79.mejor que

    42-3*Prez, J. ptica. 5.a ed. corr. Vol. 1. Rev. L. Berrocal. Madrid, Marn, 1950. Cap. 12,Refraccin. p. 67-79.

    Otra posibilidad es que los puntos sirvan de separadores y limitar el uso de las abrevia-turas al mnimo:

    42-4*Prez, J. ptica. 5.a edicin corregida. Volumen 1. Revisado por L. Berrocal. Madrid,Marn, 1950. Captulo 12, Refraccin. Pginas 67-79.

    Igual 43. Para separar nombres equivalentes o lenguas de un ttulo. Tambin para sealar queun nombre alternativo es equivalente a otro o para una equivalencia en una cantidad(entre corchetes, si no est en la fuente).

    Dos puntos 44. Los dos puntos pueden resultar tiles para enlazar dos datos con una dependenciaclara: no solo en los subttulos, donde es el signo que debe usarse, sino para separar losautores del ttulo, el lugar de publicacin de la editorial y en algunos casos concretoscomo entre el nmero de volumen y su ttulo.

    Punto y coma 45. Permite subdividir un campo en el que ya hay comas, para que su agrupacin que-de ms clara, como por ejemplo mltiples autores y mltiples series. Se aconseja noemplearlas fuera de estos casos, aunque sea habitual en catalogacin.

    Autores BNE46. Las normas de catalogacin espaolas establecen qu partes del nombre han dedestacarse. Sin embargo, mientras que en los puntos de acceso se emplea la negrita,aqu se emplear la versalita, que es el tipo de letra empleado tradicionalmente en bi-bliografa. De no poder emplearse la versalita, bastara con eliminarla y sustituirla porla redonda; dado que el dato que sigue a los autores es el ttulo, que ya tiene distincintipogrca (cursiva o comillas), prescindir de las versalitas no debe ser problema y encualquier caso es preferible a las falsas versalitas. Otra posibilidad son la versales o lasnegritas, aunque son menos frecuentes.

    Modelos bsicos de la ISO

    Adaptacin 47. En los modelos se ha seguido la ortotipografa de las normas espaolas. Todos losdatos con algn tipo de subrayado son obligatorios o recomendados, el resto son fa-cultativos. Ms adelante se detallan los diversos tipos de publicaciones (libros: 189, ar-tculos: 214, informes tcnicos: 232, revistas: 208, peridicos: 242, tesis: 276) y se aadenotros (...).9

    9Los ejemplos son de la norma de 1987 adaptados a la del 2010.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 13

    Datos obligatorios ydatos opcionales

    48. Los datos obligatorios se deben consignar siempre que aparezcan en la fuente; si noaparecen, o bien se suprimen o bien se consigna explcitamente que no aparece, segnel caso. Los datos opcionales se pueden consignar si se desea, pero no es obligatorioincluso si aparecen en la fuente. La norma permite adems intercalar otros datos adi-cionales si el compilador de la bibliografa lo considera oportuno. En este documentose emplean las siguientes claves:

    Datos obligatorios que se dan siempre; si no vinieran en la fuente, hay que hacerloconstar o suplirlos.Datos obligatorios si vienen en la fuente, pero que se omiten en caso contrario y enciertos casos concretos.

    .... Datos opcionales segn la ISO, que se dan en funcin de la naturaleza de la entradao del grado de detalle necesario en la bibliografa.

    (sin subrayar) Datos adicionales que en esta gua se considera que pueden ser tiles,aunque depende de la decisin del autor o del estilo editorial.

    Monografas 69049. Una monografa es una obra completa en un volumen o un nmero limitado devolmenes. Ms en general, es una creacin que no crece continuamente con nuevosvolmenes y que de actualizarse se hace de tiempo en tiempo y se publica toda la obra enbloque de nuevo. El orden de los datos, con la puntuacin y la tipografa, es el siguiente:Creador, Ttulo (responsabilidad subordinada), edicin, .........................................lugar de publicacin, ............editor,ao .............(Serie), identificador. Notas.

    El correspondiente ejemplo es:49-1Lominadze, D. G.,Cyclotron waves in plasma (trad. A. N. Dellis; ed. S.M.Hamberger),

    1st ed., Orford, Pergamon Press, 1981 (International Series in Natural Phylosophy),isbn 0-08-021680-3, 206 p. Traduccin de: Ciclotronnye volny v plazme.

    Publicacionesseriadas

    69050. Se llaman as las que se editan en fascculos sucesivos (numerados o con indicacincronolgica) y pensadas para continuar indenidamente. Las referencias a las publica-ciones seriadas completas han cambiado por completo en la nueva edicin de la norma.El orden de los datos, con la puntuacin y la tipografa es:Ttulo, responsabilidad, edicin, .........................................lugar de publicacin, ............editor, ao, numeracin ypaginacin, .............(Serie), identificador. Notas.

    Un ejemplo, tomado de la anterior edicin pero adaptado a la nueva es:50-1Canad, Statistics Canada, Manufacturing and Primary Industries Division,

    Communications equipment manufacturers, preliminary ed., Ottawa, StatisticsCanada, 1970- , publ. 1971- (Annual Census of Manufacturers), issn 0700-0758.Texto en ingls y francs.

    Los tres tipos ms habituales son:1) Memorias y anuarios, con informacin sobre la actividad de una entidad, datosestadsticos, actualizaciones de catlogos, etc. El ejemplo dado corresponde a estegrupo.

    2) Revistas y peridicos, con artculos aportados, con o sin rma, por diversas per-sonas.

    3) Patentes y otros registros legales similares.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 14

    El orden de los datos, con la puntuacin y la tipografa, en la norma de 1987 era elsiguiente:10

    Ttulo, responsabilidad, edicin, identicacin del fascculo, .........................................lugar de publicacin,

    ............editor, ao .............(Serie). Notas. Nmero normalizado.

    El correspondiente ejemplo era:50-2Communications equipment manufacturers (Manufacturing and Primary Industries

    Division, Statistics Canada), preliminary ed., 1970- , Ottawa, Statistics Canada, 1971-(Annual Census of Manufacturers). Texto en ingls y francs. issn 0700-0758.

    (La identicacin del fascculo no siempre coincide con la fecha de publicacin. Vase239.)

    Partes o captulos demonografas

    69051. El orden de los datos, con la puntuacin y la tipografa, es el siguiente [[revisar]]:Creador, Ttulo, edicin, numeracin de la parte (responsabilidad subordinada), ..........lugar

    .............................de publicacin, ............editor, anno, situacin en la publicacin fuente, identificador.

    El correspondiente ejemplo es:51-1Parker, T. J.; Haskell, W. D., A text-book of zoology, 5th ed., vol. 1 (rev. W. D. Lang),

    London, Macmillan, 1930, section 12: PhylumMollusca, p. 663-782.

    Obsrvese que en el modelo se ejemplican dos casos independientes de partes: volu-men de una obra y captulo dentro de una obra; la norma aclara que se use solo lo quesea apropiado en cada referencia. (Ms adelante se tratarn estos dos casos por separa-do.) El revisor solo lo es del primer volumen (el del segundo volumen es distinto), porlo que va tras la identicacin de este.

    Artculos en laspublicaciones

    seriadas

    69052. El orden de los datos, con la puntuacin y la tipografa, es el siguiente:Creador, Ttulo (responsabilidad subordinada), Ttulo de la publicacin, edicin,ao, fecha, pginas en la publicacin.

    El correspondiente ejemplo es:Weaver, William, e collectors: command performances (fot. Robert EmmettBright), Architectural Digest, December 1985, vol. 42, no. 12, p. 126-133.

    La ISO establece que los datos del fascculo se dan en la lengua original o con un trata-miento tipogrco.

    Recursos electrnicos

    Tipos 53. Los recursos electrnicos puede ser locales, como CDs, DVDs, etc., o remotos, enespecial Internet, aunque tambin puede ser una intranet o una red acadmica.

    Organizacin fsica 54. Los recursos electrnicos se organizan en archivos, igual que los impresos se orga-nizan en pginas; sin embargo, no hay que confundir esta estructura fsica con la lgica:un archivo o una pgina web puede ser una divisin dentro de una referencia (comoun captulo de un libro), o ser en s mismo la referencia (como un libro completo) ocontenerla, junto a otros recursos (algo habital en las redes sociales, donde una pginacontiene muchos elementos). O dicho de otro modo, una referencia puede ir desde unsitio web demiles de pginas a una lnea de texto en unmicroblog. En los tres siguientesapartados se intenta esbozar la relacin entre el recurso y su organizacin en archivos.10La posicin del fascculo era la que se usa en el ISBD, mientras que ahora va con la fecha. Las publica-

    ciones seriadas son, tal vez, las nicas que cambian signicativamente de la anterior edicin a la actual.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 15

    Como es natural, en unmedio tan complejo y ramicado como es Internet, esta corres-pondencia tiene siempre algo de subjetivo y no siempre es nica; debe, en todo caso,pensarse en lo que realmente se le quiere citar al lector.

    Monografaselectrnicas

    55. Pueden considerarse monografas:1) Los archivos que se pueden considerar independientes en contenido y que tienenun diseo diferenciado, o de no tenerlo, que no se puede considerar parte de unapublicacin seriada, sino que se trata de un conjunto nito de documentos.

    2) Los sitios web.3) Los conjuntos de archivos o pginas que tienen unidad de contenido y diseo alos que se accede mediante un pgina de portada o de ndice, con un diseo di-ferenciado y un ttulo comn. Si los archivos estn paginados, pueden tener unanumeracin continuada de uno a otro. Estos archivos suelen estar en un subdo-minio o tener URLs con mismo comienzo, pero no es necesario, y en ocasionesse hace as por razones prcticas, como evitar archivos grandes que no se descar-guen fcilmente:

    55-1Digital Archive of Journal Articles; National Center forBiotechnology Information; National Library of Medicine,Journal Publishing Tag Set Tag Library, version 3.0 (developer: MulberryTechnologies), [US], November 2008, How To Make New Tag Sets.Disponible en: http://dtd.nlm.nih.gov/publishing/tag-library/. Ruta:Implementingis Tag Set, How To Make New Tag Sets.

    Un caso habitual de subsitio son las pginas personales con una tilde (parecido a www.sitio.como/~usuario).

    Colaboracioneselectrnicas

    56. Pueden considerarse colaboraciones:1) Las pginas rmadas que aparecen en un conjunto de ellas con unidad de diseoy un ttulo comn. Son colaboraciones en ese conjunto de pginas, que se puedetratar como en el punto anterior:

    56-1Gmez Snchez, M.a Elena, Pasaje a India?, en El cajetn de la lengua([ed.] Ana M.a Vigara Tauste), 2001-03-11 [consulta: 2008-05-25].Disponible en: http://www.ucm.es/info/especulo/cajetin/india.html.Esta pgina se encontr con un buscador y no tiene enlace a la principal, aunque s elttulo de El cajetn de la lengua. Fue necesario buscar de nuevo por este texto para darcon la portada y obtener todos los datos, como el nombre de la editora.

    2) Las secciones de las pginas, como comentarios y otras aportaciones de usuariosen la pgina. Forman parte de una pgina o un conjunto de pginas, segn elanterior apartado. Si las relaciones son ms complejas, se pueden dar en la notalos otros recursos con los que estn relacionados.

    Series electrnicas 57. Pueden considerarse series:1) Los conjuntos de archivos a los que se accede mediante una pgina o una seriede pginas con un ttulo comn y que estan relacionados, aunque mantienen suindividualidad.

    Recursos integrables 58. Se llaman as las creaciones que estn integradas por partes que se pueden mo-dicar de forma separada y continuamente,11 como manuales de operacin con hojasperforadas o sitios web como las wikis. La ISO no trata los recursos integrables, pero11Por ello, tal vez sera ms lgico que se llamaran integradores.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 16

    en catalogacin se equiparan a los seriados (con los que forman los llamados recursoscontinuados) e incluso pueden tener ISSN, que es el identicador de las publicacionesseriadas. La principal (y casi nica) diferencia con otras referencias es que ha de darsela fecha de consulta.

    Tratamiento de los elementos

    59. El tratamiento de los elementos es el que corresponde a la obra citada del modo co-mo se ha consultado. Que una obra pueda, en un futuro hipottico, ser publicada tras suconsulta en manuscrito, pasar a ser un monogrco tras ser originalmente un artculode una enciclopedia o cambios similares es irrelevante. Si su publicacin est prevista,s se pueden dar la referencia con el formato que corresponda y con la aclaracin sobresu publicacin (en preparacin, en prensa...).

    60. Por la misma razn, los datos deben ser los de la edicin citada, incluso si en unaposterior o anterior tiene otro ttulo o una revista ha cambiado su nombre. Cada edicines un recurso, por lo que no deben agruparse en una nica referencia varias de ellas, sinque ello implique que no se puedan dar en las notas como recursos relacionados.

    61. Tampoco debe reemplazarse la referencia de un recurso que se ha consultado por lade otro alternativo, como una traduccin al espaol de un libro o una edicin posterior.Si, por ejemplo, se ha consultado un libro en alemn, no se debe citar en su lugar laedicin espaola (aunque se puede, y a menudo se debe, informar en una nota de suexistencia).

    Abreviaturas

    690690-3

    62. Las bibliografas pueden hacer uso de abreviaturas; sin embargo, y salvo cuandotienen un sentido ms o menos evidente o generalizado, conviene restringir su uso.Slo si se sabe que el lector est familiarizado con ellas o parte de ellas (sobre todocuando son sobre bibliologa) pueden emplearse. Por ejemplo, n. v. para ne varitur nodebera emplearse normalmente en una bibliografa.

    Iniciales en autores 63. Los nombres de los autores se dan como aparezcan en la fuente. En algunos estilos,incluyendo la anterior versin de la ISO, se permite abreviar el nombre para dejar sololas iniciales.

    Desarrollo deiniciales

    64. Por el contrario, en ocasiones se puede desarrollar una inicial si se conoce a qucorresponde. El punto abreviativo se suprime:Donald E[rvin] Knuth

    Abreviaturasbibliogrficas

    832690BNE

    65. La abreviacin de los trminos bibliogrcos del original es opcional. De hacer-se, debera seguirse la norma ISO 832:1994, muy similar en sus principios a la ISO 4descrita ms abajo, pero est pendiente de desarrollo, pues solo da las directrices sobrecmo formar las abreviaturas y no la forma que estas adoptan; la ISO ha anunciado queeste desarrollo est parado. Por ello, se tomarn como base la normas de la BibliotecaNacional de Espaa, salvo cuando la Real Academia Espaola opta por otras distintas,en la medida en que sigan las directrices de la ISO y aplicadas conforme a ellas.12

    12La BNE da dos abreviaturas distintas para la misma palabra volumen, que depende del contexto. Noparece que este punto concreto se ajuste a la norma ISO 832.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 17

    Cuadro 1Cdigos ISO 3166-2 para las comunidades autnomas espaolas

    AN Andaluca GA GaliciaAR Aragn IB Illes BalearsO Asturias LO La RiojaCN Canarias M MadridS Cantabria MU MurciaCM Castilla-La Mancha NA NavarraCL Castilla y Len PV Pas VascoCT Catalua CV Comunidad ValencianaEX Extremadura

    Nmero y gnero 832BNE

    66. Las abreviaturas representan conceptos, con independencia de su inexin o de laforma como se desarrollan verbalmente: p. es tanto pgina como pginas. Se mantieneninvariables a menos que haya riesgo de ambigedad en aplicaciones especcas. As, laabreviatura de siguiente es s. y la de siguientes es ss.; en particular, las de funcin, comoed., dir., il., comp., fot., etc., equivalen a las palabras o giros con similitudes semnticas:as, dir. puede ser direccin (de), dirigido (por), director, directora, directores, directoras.Adems, la abreviatura mss. no es el plural de ms., sino que designa una coleccin demanuscritos.

    Abreviaturastoponmicas

    69067. La abreviacin de los topnimos ha de hacerse con los cdigos de dos o tres letrasde la ISO 3166 en los pases, y de las normas nacionales para divisiones menores, aun-que en este ltimo caso puede ser preferible dar le nombre completo si es fuera del paspropio; por ejemplo, puede ser mejor el nombre completo de un estado de los EEUUa su cdigo, a menos que se est en ese pas. En Espaa se aplica la norma 3166-2, queasigna cdigos a provincias (idnticos a los de las antiguas matrculas) y las comunida-des autnomas (v. c. 1); adems, en Catalua las comarcas tienen cdigos de dos letras.En los pases, se recomienda emplear los cdigos de dos letras en lugar de los de tres,ya que son los ms extendidos; en cualquier caso, no deben usarse las abreviaturas co-rrientes en una lengua (es decir, EE UU para Estados Unidos en lugar de US, RU paraReino Unido en lugar de GB, etc.).

    Abreviaturas latinas 83268. Algunas expresiones latinas tienen cierto arraigo en biliografa en multitud de len-guas, como sine nomine, circa, pagina varia. Se pueden emplear en esta forma o traduciral espaol.

    Abreviaturas demeses

    BNE69. No hay un sistema generalizado para abreviar los meses, y por lo general no siguenuna pauta ja. Las de la BNE son:en. feb. marzo abr. mayo jun. jul. ag. sept. oct. nov. dic.

    Obsrvese que todas consisten en la primera slaba con las consonantes que encabezanla segunda slaba, con excepcin demarzo ymayo, donde tan solo se sustituira la o porel punto, y de febrero, donde se omite la erre. [[revisar]]13

    13Tiene cierto uso un sistema, tomado del ingls y ms en concreto de la informtica, en el que se tomanlas tres primeras letras del mes sin punto:

    ene feb mar abr may jun jul ago sep oct nov dicLas letras pueden aparecer en minsculas, pero tambin en maysculas, aunque eso plantea importantes

    problemas ortotipogrcos, o en mayscula solo la inicial, lo que no parece apropiado en espaol porque losmeses no se consideran nombres propios.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 18

    Abreviaturasespecficas

    70. Una bibliografa puede igualmente emplear abreviaturas especcas si es necesario.En tal caso, se debe dar una lista de ellas en una nota o un cuadro.

    Fichascatalogrficas

    71. Algunos libros proporcionan una propuesta de cha catalogrca, que es un com-plemento til, pero no tiene prioridad sobre otras fuentes. Por ejemplo, la referencia186-1 da en la cha Pearson Educacin, S. A., pero en la portada, que es la fuente prio-ritaria, da Pearson Prentice Hall y es esta ltima la que ha de usarse.

    Creador

    Definicin 69072. El creador es la persona, grupo de personas u organizacin que es responsable delcontenido intelectual o artstico del elemento citado. A menudo se le llama responsableprincipal, a similitud con la terminologa en catalogacin en bibliotecas.

    Partes 73. Los nombres pueden tener una parte principal y una secundaria. Al dar el nombrede un autor hay que empezar por la parte principal, que se compone en versalitas paradestacarla, y tras la que pueden ir una o varias partes secundarias, separadas a menudocon coma y de redondo. En los nombres de persona, la parte principal es a menudoel apellido y la secundaria el nombre; en instituciones, la parte secundaria suele serel departamento o divisin; en textos legales, la parte principal suele ser el pas y lasecundaria el organismo emisor.

    Eleccin decreadores

    74. Un recurso puede tenermltiples creadores, con diferentes funciones: un libro pue-de tener autores, editores, fotgrafos, ilustradores, etc.; una pelcula tiene director (enraras ocasiones varios), intrpretes, compositor (de msica), operador... Es necesarioelegir la funcin principal de un recurso para encabezar la referencia.14 En la nuevanorma, al contrario que en la anterior, se dan unas pautas para esta eleccin, tenien-do en cuenta que siempre ha de ser responsable intelectual o artistico (lo cual implicacierto grado de subjetividad):1) En obras cuya responsabilidad es la unin de diversos creadores intelectuales oartsticos, con diversas funciones de forma cooperativa o repartida en diversascolaboraciones (diccionarios, pelculas, atlas, debates televisivos, discos recopi-latorios, revistas, peridicos...) no se elige creador, sino que se encabeza la refe-rencia con el ttulo.

    74-1Asterix legionario (guion Goscinny; il. Uderzo; trad. Jaime Perich), Barcelona,Bruguera, 1969 (Una Aventura de Asterix, [9]).

    2) Las obras annimas pueden encabezarse por el ttulo (vase 90).3) Si la obra no es ni colectiva ni annima, se elige la o las personas o institucionesque se muestran de formams destacada en la fuente principal, con independen-cia de su funcin (y con una excepcin en los programas informticos).

    4) Finalmente, si no destaca ningn creador, se elige una funcin segn ciertas prio-ridades (que se desglosan ms adelante, en el tratamiento de tipos especcos derecursos).

    Como norma adicional, si un recurso se basa en varias colaboraciones, la eleccin ha deser la de una funcin que se aplique a todas ellas y no a las contribuciones por separado:por ejemplo, en unas actas de un congreso se elige el editor, incluso si en la portadaguran los nombres de todos los ponentes; se trata de una recomendacin, y por tanto14Es un proceso similar, aunque no igual, a la eleccin del punto de acceso principal en catalogacin.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 19

    no debe aplicarse mecnicamente.15

    Creador en obrasinditas

    75. En obras inditas antiguas puede elegirse tambin como creador la institucin a laque est destinada el recurso.

    Creador real 76. En las referencias es importante sealar como responsable a la persona o institucinque es realmente autora de lo que se cita. As, si se cita una nota del traductor de un libro,la responsabilidad es el traductor, no el autor del libro:

    76-1*Prez, Juan (trad.), [Relacin de Pfnder con Engels] [nota del traductor], enLpez, Luis, La economa del siglo XIX, Barcelona, Econotextos, 1956, p. 126.

    Otros creadores 77. Tanto si la referencia est encabezada por un creador como por el ttulo, es posibleaadir creadores [[desarrollar]]

    Orden de loscomponentes del

    primer nombre

    690BNE

    78. Si el autor es nico, su nombre se da en la forma apellido, nombre, all donde seaaplicable; si hay varios autores, el primero de ellos se da en esta misma forma (hay cul-turas que tienen antropnimos que no se ajustan a esta forma). Las culturas orientalessiguen ese orden, pero las europeas preeren anteponer el nombre, por lo que puedeser necesario invertir su orden otros modelos, como el empleo de patronmicos). Noes, por tanto, una inversin por principio del nombre, aunque lo normal es que se con-sidere as, sino dar el elemento principal primero, por lo que se escribe la coma inclusosi este orden es el natural en una determinada cultura:Mao, ZedongPrez Galds, Benito

    Esta es la recomencin de la BNE, pero parece igualmente legtimo omitir la coma siel orden es el natural en la cultura, manteniendo siempre un criterio coherente; esta es,de hecho, la prctica habitual en referencias bibliogrcas.

    Orden de loscomponentes en elnombre segundo y

    siguientes

    690BNE

    79. Para los nombres subsiguientes cuando hay varios autores, los componentes debendarse de unmodo que sea adecuado para la alfabetizacin.16 En los siguientes apartadosse desarrolla esta regla con los tres casos ms importantes.

    Ningn nombreinvertido

    80. Esta disposicin es posible (pero no necesaria) en referencias en el texto o en notasno bibliogrcas, es decir, cuando no estn en una bibliografa y no hace falta ordenar-las. Este tipo de referencias no entra dentro de los objetivos de la norma ISO y por tantoson ms libres en su formato.

    Todos los nombresinvertidos

    81. Esta disposicin es la apropiada cuando la bibliografa se ordena por el primer au-tor, luego por el segundo y as sucesivamente. Como se explica en 313, esta ordenacines la habitual cuando las citas son numricas.

    Inversin solo delprimer nombre

    82. Esta disposicin es posible (pero no necesaria) cuando la bibliografa se ordenapor el primer autor (tal vez tambin el segundo) y luego por fecha. Como se explica en310, esta ordenacin es la habitual cuando las citas son comautdato autor-fecha Es laempleada en los ejemplos de la norma ISO, de acuerdo con su propuesta (no normati-va) de emplear esta ordenacin. Obsrvese que en bibliografas con autores orientalese institucionales, que siguen teniendo a la cabeza el elemento principal, se mezclan dosfrmulas y que un mismo autor puede aparecer escrito de dos modos (por ejemplo,15Adecir verdad, aqu la norma es algo confusa y le doy la interpretacin queme parecems lgica, aunque

    bien pudiera ser otra.16En este punto la ISO ha cambiado radicalmente de criterio, pues en la edicin anterior impona la inver-

    sin, de modo que el orden fuera el que corresponde a la catalogacin.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 20

    Field, John y John Field), lo que rompe el principio ortotipogrco de unifor-midad. A cambio, se puede simplicar la puntuacin en muchos casos (de nuevo, si nohay muchos autores orientales e institucionales), lo que en ciertos casos puede resultarpreferible.

    Tipografa de losautores

    83. Tradicionalmente se ha compuesto de versalitas el apellido (en general, el elementoprincipal de cada autor) y de redonda el nombre (en general, el elemento secundario).Antiguamente se compona todo el campo (apellidos y nombres) con versalitas, peroes una prctica que ha cado en desuso porque no aporta realmente nada. En caso deno disponer de versalitas reales, es preferible la redonda a las seudoversalitas, ya que lalegibilidad decrece considerablemente:17

    Olabarra y Juregui, Domingo deOlabarra y Juregui, Domingo dey noOLABARRA Y JUREGUI, Domingo de

    Nmero de autorescitados

    69084. En la prctica tradicional, slo se han dado tres autores a lo sumo; de haber ms,se daba slo el primero o el segundo y se aada et al. En la actualidad es cada vez msfrecuente que los trabajos acadmicos y de investigacin sean obras colectivas, y ade-ms los anlisis de productividad y los seguimientos de citas estn adquiriendo mspeso. Por ello, es conveniente dar todos los autores, tal como recomienda la ISO,18 aun-que si por razones de espacio no fuera posible se puede limitar a un cierto nmero quedepender del estilo editorial; la idea de reducir el nmero de autores citados si se so-brepasa cierta cantidad (como ha venido sugiriendo la ISO) no tiene mucho sentido yse desaconseja.19

    Puntuacin demultiples autores

    85. Si hay varios autores, se separan entre ellos con punto y coma, salvo el ltimo, quese separa con coma y la conjuncin y (vase el siguiente apartado):Gmez, Juan; Martnez, Ismael, y Garca, Roberto

    Esta es la prctica tradicional, pero va cayendo paulatinamente en desuso, pues la con-juncin no aporta nada; as, pueden resultar recomendable no dar tratamiento especialal ltimo nombre. No deben agruparse varios autores con el mismo apellido, aun siaparecen as por ser hermanos, a menos que rmen conjuntamente a modo de nombreartstico:Mateu Ibars, Josena; Mateu Ibars, M. Dolores, Bibliografa paleogrca,Barcelona, Universidad de Barcelona, 1974.

    Conjuncin en elltimo elemento

    86. Si se usa la conjuncin, se plantea el problema de qu hacer cuando por la pro-sodia correspondera cambiar la conjuncin a e, sobre todo si tenemos el cuenta quenormalmente no se conoce la pronunciacin de todos los nombres. Se pueden adoptartres soluciones: a) emplear e cuando conocemos la pronunciacin, b) emplear siemprey, c) emplear siempre el signo et (&),:Gmez, Juan, e Hidalgo, PedroGmez, Juan, y Hidalgo, PedroGmez, Juan, & Hidalgo, Pedro17Las seudoversalitas son simplemente versales a las que se ha reducido el tamao.18Puedo dar fe de que he visto una referencia en un libro con 51 autores.19Tal vez la idea era evitar que quedara fuera solo uno de los autores, lo que adems obligara a escribir y

    otro, que no queda muy elegante.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 21

    La puntuacin ante la conjuncin no es estrictamente necesaria si el apellido va en ver-salitas.

    Homnimos 690-3BNE

    87. Si hay varios autores con el mismo nombre que interesa diferenciar, se puede darentre el ao de nacimiento y, en su caso, el de muerte, la profesin, los ttulos, la ordeno congregacin religiosa, el seudnimo, el parentesco o cualquier otro dato. Si est enla fuente, va entre parntesis, y si no lo est, entre corchetes:Dumas, Alejandro [1802-1870]Dumas, Alejandro [1824-1895]Mller, Albert [pintor]Mller, Albert [historiador]

    Filiacin 88. La liacin, es decir, la entidad a la que pertenece una persona, se puede aadirentre parntesis tras su nombre si aparece en la fuente. Se respeta como aparece, sintraducir:

    88-1Benyahia, B. (Fdration de Neurologie Mazarin, Hpital de la Salptrre, Paris, FR),Carpentier, A, F,; Delattre, J. Y., Anticorps anti-neuronaux et syndromesneurologiques paranoplasiques, Rev. Neurol. (Paris), 2003, vol. 159, nm. 4,p. 463-465.

    et al. 89. La abreviatura et al. (que no debe ser et. al., con punto en et) es latina y viene deet alii o, si nos atenemos a la grafa de la Real Academia Espaola, et lii. No obstante,es preferible escribir y otros. Es incorrecta con este sentido la alternativa establecida enalgunos estilos hispanos de y colaboradores: un colaborador es un autor parcial de unaobra y por tanto se le est negando a los autores omitidos unmrito que les corresponde;por otra parte, si de verdad son colaboradores, deben registrarse en la responsabilidadsecundaria. No se debe encerrar entre corchetes, como se hace en catalogacin.

    Obras sin nombre deautor

    690-3BNE

    90. El dato de creador se puede suprimir en obras que no mencionan al autor (es de-cir, en lugar de dar, por ejemplo, el editor o el revisor como creadores, se encabeza lareferencia con el ttulo):Drug-resistance tuberculosis among the foreign-born in Canada, Can. Commun. Dis.Rep., 2005, 31 (4), 46-52, issn 1188-4169.

    En el sistema de autor-fecha, sin embargo, se debe usar Ann. o Annimo en prefe-rencia a otros responsables. Si el autor se conoce, se puede dar entre corchetes (un casopuede ser la mencin del autor por otra obra, con un texto como por el autor de). Sise da una atribucin, esta puede ir en el rea de notas con Atribuido a, aunque si esaatribucin es de uso frecuente, puede ser preferible darla como creador.

    Seudnimos ynombres artsticos

    91. Ejemplos:Picasso, Pablo

    Tratamiento de los nombres de persona

    92. Los nombres de persona presentan muchas variaciones en su construccin en fun-cin de la cultura. El esquema de nombre y apellido es propio de la Europa occidental,pero se est generalizando por todo elmundo. No obstante,muchas culturasmantienensu antroponimia tradicional, y en cualquier caso, los nombres histricos puede seguirpautas diferentes. La idea de que una persona tiene un nombre jo de por vida (o que se

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 22

    puede cambiar solo en cirscunstancias muy especcas) tampoco es universal: en mu-chas culturas se considera que uno es el propietario de su nombre y por tanto se puedeir modicando, aunque suele haber algn elemento dado en el nacimiento. Determi-nar cul de todos los nombres es el adecuado para tomar como elemento principal noes una tarea simple, pues depende de la propia persona o de su entorno (o incluso laposteridad).

    Partculas ennombres europeos

    BNE93. Se posponen las siguentes:de, de la, del, de las, de los en espaolvon en alemnz en checovan y otras partculas salvo ver en neerlandsaf en dans, sueco y noruegode en francs

    Se anteponen:el, los, la, los sin preposicin en espaolam y otras contracciones en alemnver en neerlandsl, la, le, du en francsde, la, dos, le y cualquier otra partcula en ingls

    Si no se puede determinar el origen del autor, puede seguirse el orden del original, siest invertido. Finalmente, a falta de otros datos y como ltimo recurso puede seguirsela regla de posponer las partculas en minsculas y anteponer la primera partcula enmaysculas y las sucesivas. Ejemplos:Goethe, Johann Wolfgang vonAusm Weerth, ErnstHallstrm, Gunnar Johannes aferotina, Karel zLa Bruyre, Jean deDes Granges, Charles-MarcDos Passos, JohnDAnvers, KnightleyDe la Mare, Walter

    Observese que la primera partcula antepuesta se escribe con mayuscla, incluso si enel nombre original es con minscula (casos de Walter de la Mare y Charles-Marc desGranges).

    Patronmicos y otrasrelaciones familiares

    94. Los patronmicos indican relacin con el padre y a menudo se expresan, al igualque puede ocurrir con otras relaciones familiares, con una partcula antepuesta, comoMac, Mc, O, , Fitz, A, Ker, Ap, Abu, Ibn, Umm... Hay que sealar que en Europa oc-cidental los patronmicos ya no son tales, sino autnticos apellidos que pasan de unageneracin a otra. En cualquier caso, los prejos patronmicos y familiares, estn uni-dos o separados, son inseparables del nombre al que preceden y se tienen en cuenta enla alfabetizacin:Abu Zahrah, MuhammadOConnor, Laurence

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 23

    Casos especiales deinversin

    95. Cuando a un autor se lo conoce solo por parte de su apellido (o el segundo apellido)pero en la referencia gura su nombre completo, se puede invertir de forma que secomience por esa parte. En nombres rabes, es habitual, aunque no del todo correcto,dejar el artculo al nal del elemento secundario. En tales casos, el guin que puedahaber en el punto donde se hace la inversin se deja al nal:Qazwn, Abu Abdallah Zakariyya ibn Muh. ammad al-Fnelon, Franois de Salignac de La Mothe-

    Tratamientos 96. En las referencias bibliogrcas no hay necesidad de dar los tratamientos, aunquehay casos bien establecidos:Len, fray Luis deTeresa de Jess, santa

    En ocasiones, puede servir para distinguir dos autores con el mismo nombre.

    Reyes 97. Tambin puede ser necesario aadir el pas en los reyes:Leopoldo I [Austria-Hungra]

    Nombres clsicos yantiguos

    BNE98. Los autores que se identican por su nombre y su origen o su sobrenombre man-tienen el orden:Leonardo da VinciAristarco de SamosAgripina la MenorFilstrato el Joven

    El uso que se ha hecho de las versalitas para el lugar de origen se corresponde con el delas negritas de las normas bibliogrcas espaolas; en otras lenguas se suele practicarel criterio, ms lgico, de considerarlo secundario: Leonardo da Vinci, Aristarcode Samos. Los sobrenombres, en cambio, van de redonda.

    Remisiones deinversionesincorrectas

    99. En algunos nombres a veces se toma como elemento principal el que no es, bien poruna interpretacin errnea, bien por la costumbre. En tal caso, puede convenir remitiral nombre en la forma correcta:Da Vinci, Leonardo, vase Leonardo da VinciLuis de Len, fray, vase Len, fray Luis deVan Gogh, Vincent, vase Gogh, Vincent vanDe Gaulle, Charles, vase Gaulle, Charles de

    Remisiones poragrupacin

    100. En algunos caso, un autor puede aparecer con su nombre de varias maneras, demodo que las referencias a sus obras quedan dispersas por la bibliografa. Para evitarlo,se puedenmanipular por medio de corchetes para aadir las partes que sean necesariaspara su agrupacin. Las otras formas pueden tener una remisin:Bilsom, MalcomBiret, IdilBishop[-Kovacevich], StephenBishop-Kovacevich, Stephen[Bishop-]Kovacevich, StephenBolet, Jorge...Kissin, Evgeny

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 24

    Kovacevich, Stephen, vase Bishop-Kovacevich, StephenKraus, Lili

    Hay que estimar hasta qu punto es importante esa agrupacin, ya que a cambio sepuede recargar la bibliografa con corchetes. Otra posibilidad es no agrupar los nombresy hacer remisiones entre las diverentes formas:Bishop-Kovacevich, Stephen, vase tambin Kovacevich, Stephen

    Unificacin denombres

    690-3101. Este es otro aspecto que la norma ISO no haba tenido en cuenta, pero que se haaadido en la revisin. Puede ocurrir que elmismonombre aparezca de formas distintasen varias fuentes, sobre todo reyes, autores clsicos y nombres transcritos o translitera-dos. Para evitar que las obras de unmismo autor aparezcan dispersas por la bibliografa,hay que agruparlas bajo un nombre unicado, entre corchetes en aquellas referenciasdonde se da de un modo distinto, pero conservando la forma de la fuente. Conviene enestos casos aadir remisiones:

    101-1Drer, Albrecht, vase Durero, Alberto101-2[Durero, Alberto =] Drer, Albrecht, A hare [acuarela], 1502, en Schilling, E.,

    Albrecht Drer drawings and watercolours, London, Zwemmer, 1949, frontispicio.

    En el caso de reyes, papas, santos, nombres de la antigedad y organismos internacio-nales puede optarse por la forma espaola como nombre unicado.

    Identidadesmltiples

    102. Lo expuesto en el apartado anterior solo se aplica a variantes de unmismo nombrey no a las diversas identidades que una persona puede adoptar como autor. Por ejem-plo, Lewis Carroll public con su nombre real de Charles L. Dodgson varias obras dematemticas. En estos casos, se mantienen los nombres de sus dos identidades, con in-dependencia de que cada una de ellas pueda necesitar, a su vez, una unicacin en suforma.

    Nombres islmicos 103. Si el nombre es equivalente a nombre(s) apellido(s), como se practica a menudo enla actualidad, se aplican las normas generales. Los nombres rabes clsicos tienen unaestructura ms compleja en la que se pueden distinguir varias partes, que se describenen su orden ms habitual:20

    nombre honorco o kitab: al-Din, al-Islam... (pospuestos);paternidad o kunyab: abu, umm;nombre personal o ism, dado al nacer, que equivale al nombre actual y que puedeser compuesto: Muhammad, Ahmad, Mahmud, Abd Allah...;patronmico o nasab: bin, ben, ibn, bint;nombre de relacin (con lugar, familia, institucin...) o nisba: normalmente ter-mina en ;epteto descriptivo (de cualidad, profesin, familia...) o laqab;nombre literario o takhallus, que es una especie de seudnimo.

    De todos ellos, aquel usado por sus contemporneos se llama uhra, que puede ser cual-quiera: kunya (Abu H. anfa), nisba (al-Gazal), kitab (S. alah. al-dn), nasab (Ibn Rud).La inversin se hace de modo que el elemento inicial comience por la parte del nombrepor el que el autor es ms conocido:Abu-aman, Abd-al-Rah.man ibn Ismal

    20Otras zonas de cultura islmica y que no son propiamente rabes, como Irn o la India, tienen sistemassimilares, pero no exactamente iguales. Incluso en los pases rabes, puede haber variaciones entre ellos.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 25

    Dadas las variaciones por lugar y poca, conviene consultar una fuente autorizada, co-mo un catlogo de biblioteca, el Index Islamicus, las publicaciones de la Escuela de Es-tudios rabes del CSIC21 o la Middle East Virtual Library.22

    Nombres latinos 104. Los nombres latinos, al igual que los rabes, tambin podan variar. As, PubliusCornelius Scipio Africanus recibe su ltimo nombre por sus victorias en frica. [[com-pletar]]

    Nombres eslavosorientales

    105. Especialmente enRusia, los nombres van seguidos de un patronmico, reconociblepor la terminacin -ich (masculino) o -na (femenino); va pospuesto al nombre, aunquea veces se suprime en la informacin del recurso.

    Nombres chinos 106. Siguen el orden apellido nombre, demodo que enMao Zedong el apellido esMao.Hoy los apellidos sonmonosilbicos, pero antao tambin podas ser, como el nombre,bisilbicos. El sistema de transcripcin ocial se llama pinyin, y es el que debera adop-tarse en la unicacin de nombres, si hiciera falta (as, de Mao Tse-Tung se remitira aMao Zedong).

    Nombres coreanos BNE107. Al igual que el chino, sigue el orden apellido (monoslabo) nombre (bislabo). Nohay unidad en la romanizacin y por tanto se tienen que emplear tal cual se dan en lafuente:Ban, Ki-moon

    Nombres islandeses 108. Muchos nombres islandeses carecen de apellido y consisten en nombre y patron-mico (a veces un lugar). Por ello, se toman estos como elemento principal, sin inversinalguna:Svava JakobsdttirBjarni Benediktsson fr Hoeigi

    Cuando hay apellido, se suele seguir el mismo criterio por coherencia, pero la inversines igualmente posible:Halldr LaxnessLaxness, Halldr

    Nombres turcos BNE109. En los nombres anteriores a 1935 se siguen las reglas del rabe. A partir de ese aose considera inicial el apellido.

    Nombres hngaros 110. Siguen el orden apellido nombre, pero a menudo se dan en el orden occidental:Bla Bartk es en hngaro Bartk Bla.

    Nombres birmanos 111. Se toma como elemento principal el nombre completo y se da como secundario eltratamiento (U, Saw, Daw, Naw, Maung...):Thant, U

    Si adems tuviera un nombre occidental (como James), este se pospone.

    Nombres indios 112.21http://www.eea.csic.es/index.php22http://www.menalib.de/

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 26

    Tratamiento de los nombres de entidades

    Nombre que se usa 113. Se emplear el nombre de uso en las bases de datos bibliogrcas empleadas. Lonormal es seguir las prcticas bibliotecarias de un pas, lo que implica adaptarse, en elcaso de Espaa, a las normas publicadas por la BNE:Universidad de LogrooCorte Ingls, El o El Corte InglsConsejo Superior de Investigaciones CientficasReal Academia EspaolaCesk nrodn bankaCaja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid

    Ejemplo con varias instituciones:International Union of Pure and Applied Chemistry, Commission onthe Nomenclature of Organic Chemistry; International Union of Bioche-mistry, Nomenclature Commission

    Lugar 114. Se puede aclarar entre parntesis el lugar para evitar confusiones. En tal caso, seusar la forma espaola si es de uso comn.National Museum of Modern Art (Tokio)Imprimerie nationale (Francia)

    Departamentos,secciones...

    115. Si el autor es un departamento, seccin, etc., de una entidad mayor, o una entidadclaramente vinculada a ella, debe indicarse tras la entidad principal:Biblioteca Nacional (Espaa), Seccin de ManuscritosColegio del Pilar (Madrid), Asociacin de Antiguos AlumnosOrganizacin Mundial de la Salud, Comit FAO/OMS de Expertos enNutricin

    Universidad de Salamanca, Departamento de Petrografa

    Administacinpblica

    116. Se comienza por el pas, con el nombre castellano aceptado, y se sigue, como datosecundario, con el organismo o el cargo:Espaa, Cortes Generales, CongresoNavarra, Diputacin foralItalia, presidente del Consiglio dei ministriMurcia, Alcalde

    Responsabilidad secundaria

    117. El formato bsico es:(funcin responsables; funcin responsables...)

    La funcin se suele abreviar: comp. para compilacin de, ed. para edicin de, il. parailustraciones de, etc. Los nombres en la responsabilidad secundaria pueden y suelendejarse sin invertir, pero deben aparecer en el orden en que semencionan en el original.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 27

    Ttulo

    Forma preferida 690-3ISBD

    118. Debe conservarse la redaccin del ttulo y el deletreo de sus palabras tal comoaparecen en la fuente preferida. Por ejemplo, en ingls no debe cambiarse color por co-lour, y en espaol no se debe suprimir el acento a policaco, si lo tuviera en el ttulo.Los errores pueden sealarse aadiendo entre corchetes la palabra latina sic, pero, aun-que no est considerada la posibilidad en la norma ISO, conviene seguir el criterio delISBD de corregir los errores tipogrcos evidentes y de aadir los diacrticos que seannecesarios, si se han omitido indebidamente en la fuente usada.

    119. El orden de los datos, con la puntuacin y la tipografa, depende de si se cita unvolumen u obra completa o bien parte de ella. Si es completa, se emplea la cursiva:Ttulo [Traduccin del ttulo]

    Si es parte de una obra, se emplean comillas:Ttulo [Traduccin del ttulo]

    Si es una coleccin no peridica se emplea la redonda con maysculas en sustantivos yadjetivos.

    Maysculas 690NISO

    120. El uso de lasmaysculas y lasminsculas en los ttulos depende de varios factores,como el pas, la lengua, el estilo editorial, el grado de precisin necesario o la aplicacinconcreta. Aunque en la norma ISO se especicaba que deban seguirse las normas dela lengua en la que se da la informacin, en la nueva versin se ha suprimido esta ob-servacin. En general, en una bibliografa de un libro o una revista debera seguirse elmismo criterio que en el texto de la obra y que no siempre coincide con el empleado encatalogacin. Si se siguen las normas de la lengua de la informacin y no se conocen,se deja el ttulo como est en el original, y slo si la fuente diera el ttulo integramenteen maysculas sera necesario averiguar por algn medio cul sera la grafa adecuada.

    120-1Ziman, J. M., Principles of theeory of Solids [Principios de la teora de los slidos],2nd ed., Cambridge (US), Cambridge University Press, 1972, isbn 0-521-29733-8.

    Prcticasanglosajona y

    espaola

    Chicago121. En la prctica bibliotecaria anglosajona se pasan aminsculas las iniciales que, porlas reglas generales, no deben tenermayscula. En la prctica acadmica y editorial, porel contrario, lo normal es dar conmaysculas las iniciales de sustantivos y nombres, co-mo se ha hecho en el ejemplo anterior. El estilo de Chicago admite ambas posibilidades,y recuerda que la forma con minsculas es ms propia de la catalogacin. En el mundohispano se da una situacin similar con los ttulos de colecciones, revistas y peridicos:con iniciales minsculas en catalogacin (salvo si la primera palabra es un artculo) ymaysculas en los mbitos acadmico y editorial.

    Casos especiales 122. Algunos ttulos juegan con las maysculas con nes especcos. En tal caso, hayque conservarlas:Jackson, Michael, HIStory. Book 1, [CD], New York (US), Epic, 1995, 2 discos.Referencia: E2K59000.

    Puntuacin 123. Se conserva la puntuacin del ttulo. No obstante, cuando las reas se separan consigno de puntuacin y no con estilos tipogrcos, puede ser necesario, para evitar con-fusiones, cambiar puntos por puntos y comas. Cuando dos partes diferenciadas del ttu-lo de igual importancia estn separadas por un salto de lnea, se suplir en la referencia

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 28

    con punto o punto y coma, como resulte ms adecuado; de usarse punto y coma, puedeir seguido de mayscula si el subttulo es autnomo. Si una de las partes tiene menorimportancia, por aparecer con letras ms pequeas, se considera un subttulo y se se-para con dos puntos, o si no aportara informacin til, simplemente se omite:

    123-1NursingWorld: Ocial Web site of the American Nurses Association [en lnea], SilverSpring (MD): American Nurses Association, ca. 2007 [actualizado: 2007-02-20,consulta: 2007-02-20]. Disponible en: http://www.ana.org/. [[revisar]]

    Comillas y cursivas 124. Las cursivas que haya en un ttulo se escriben entre comillas cuando el estilo enque se da en la referencia es la cursiva. Otras distinciones tipogrcas (negritas, tama-o, etc.) se eliminan a menos que haya alguna razn de peso para mantenerlas (comonotacionesmatemticas, qumicas, etc.). A su vez, si en la referencia el ttulo se da entre-comillado, las comillas han de tener una forma distinta, de forma que se siga la siguientesecuencia: .23 Debe evitarse el anglicismo de preceder la coma o el punto a lacomilla de cierre.

    Abreviacin del ttulo 690-3ISBN

    125. Con excepcin de las revistas acadmicas, no se deben abreviar las palabras delttulo; ms bien al contrario, una abreviatura cuyo signicado no sea evidente deberadesarrollarse (entre corchetes). En recursos antiguos el ttulo era ms bien una descrip-cin de su contenido, de cierta longitud; en tales obras se puede dar el comienzo delttulo y otras de sus partes, de forma que sea suciente para su identicacin y se apre-cie el contenido. La parte omitida se reemplaza por puntos suspensivos (con espaciotanto antes como despus.24

    125-1Martnez de Glvez, Gins, Letras de los villancicos que en alabanza de laPurissima Concepcion de Nuestra Seora ... se cantaron en la Iglesia Colegial del SeorS. Salvador ... de Sevilla, este ao de ... 1666, Sevilla, Iuan Gomez de Blas, 1666.

    No debera aplicarse esta norma a obras modernas, a menos que imiten este tipo dettulos.

    Traduccin del ttulo 690690-3

    126. El ttulo nunca debe omitirse y siempre se da en la forma original, excepto si laescritura no es la latina, en cuyo caso puede darse una transliteracin en su lugar. Si seda en la forma original, puede darse tras l y entre corchetes una traduccin; si es unaescritura no latina, puede darse la transliteracin. Si se da transliterado, puede aadirsela traduccin entre corchetes. No debe darse nicamente una traduccin, incluso si seda entre corchetes y se aclara que la obra est escrita en otra lengua. As, son conformesa la norma ISO las siguientes:Teoretieska zikaTeoretieska zika [Fsica terica] [Teoretieska zika] [Fsica terica]

    No son correctas en cambio:Fsica terica [en ruso]Fsica terica [Teoretieska zika]

    Loms habitual es dar la traduccin de redonda y sin comillas (como se ha hecho aqu),pero para evitar que se confunda con una nota aclaratoria, algunos estilo emplean la23Este es el orden habitual en Espaa y el Cono Sur, y el recomendado por la Academia. En otros pases se

    sigue el orden .24Sin el aadido de [etc.], propio de la catalogacin.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 29

    misma grafa que el ttulo original (cursivas, comillas o maysculas), incluso si estric-tamente no es el ttulo:

    126-1Ziman, J. M., Principles of theeory of Solids [Principios de la teora de los slidos],2nd ed., Cambridge (US), Cambridge University Press, 1972, isbn 0-521-29733-8.

    Estos ttulos son informaciones complementarias. Si se quiere hacer referencia a unapublicacin que es traduccin, puede considerarse un recurso relacionado introducidocon algo como Traduccin al espaol de o Traducido al alemn en.

    690-3127. Si es una traduccin, adems del ttulo de la obra traducida, puede darse el ttulode aquella en que se basa. As:

    e importance of being Earnest [La importancia de llamarse Ernesto]

    es la obra en ingls, de la que se aclara la traduccin del ttulo. En cambio:La importancia de llamarse Ernesto [e importance of being Earnest]

    es una traduccin al espaol, de la que se aclara el ttulo original.

    Transliteracin 128. Los ttulo en escrituras no latinas se pueden dar en forma transliterada en lugarde en la forma original. La ISO recomienda seguir, lgicamente, sus sobre propias nor-mas, pero dado que el acceso a ellas es muy restringido y apenas abarcan ms que unaspocas escrituras, se puede considerar aceptable recurrir a otros sistemas, siempre quese citen. En particular, las normas de la Biblioteca del Congreso estadounidense sonde libre acceso y pueden aplicarse sin demasiados problemas al espaol.25 Otra posibi-lidad es recurrir a las normas sobre toponimia de la ONU (aplicables igualmente a laantroponimia).

    Aclaraciones 690-3129. De ser necesario, se puede aadir entre corchetes una aclaracin o una correccina un ttulo:

    129-1*Agencia Efe, Vista panormica de la ciudad [de Seplveda] [fotografa], [1949], bl.y n., 8 cm 12 cm.

    Sin ttulo 690-3130. El ttulo es obligatorio. Si no hay ninguno en la fuente (como es habitual en ciertosmateriales grcos) puede darse uno popular o tradicional; de no haberlo, debe suplirseuno entre corchetes, basado en el propio recurso y con los siguientes datos:

    El tema concreto que se trata. No debe darse el comienzo de un texto sin ms (amenos que describa convenientemente el contenido).El tipo dematerial: paneto, mapa, fotografa, grabado... Este dato puede ir igual-mente como tipo de contenido, en cuyo caso no hace falta repetirlo y puede, in-cluso, servir como ttulo, sobre todo es casos muy descriptivos como los atlas.Si es una imagen o similar, adems debe describirse lo que se muestra: objeto,persona, lugar...Si es un mapa, el rea, y si es una serie de mapas y hay que distiguirla de otra, laescala y la serie.

    130-1Mora, Domi, [Botica del Monasterio de Silos] [fotografa], en Granados, Jessvila, Espaa en sus caminos, Barcelona, Lundwerg, 2008, p. 75

    130-2[Bass, Saul], [Secuencia de la ducha], en Psicosis [pelcula en DVD] (dir. AlfredHitchcock), US, Paramount, 1960, [[posicin]]

    25http://www.loc.gov/catdir/cpso/roman.html

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 30

    Ttulos alternativos 690-3131. En el rea de notas o tras el ttulo se puede dar uno o varios ttulos alternativos endocumentos que han sido conocidos por ellos:De entre los muertos [Vrtigo] (dir. Alfred Hitchcock), Estados Unidos, Paramount,1958, 128 min.Por motivos de derechos de autor, no se pudo dar el ttulo original de la pelcula, pero es porel que hoy se la conoce siempre.

    131-1Robert, Paul, Dictionnaire alphabtique et analogique de la langue franc?aise [PetitRobert 1], nouvelle d., Paris, Socit du Nouveau Littr, 1977.El ttulo de la cubierta es Petit Robert 1, que es como se llama normalmente a este populardiccionario francs.

    Varias lenguas ISBD132. Si el nombre del ttulo se da en varias lenguas, se emplea la que est destacada. Sino hay ninguna destacada se da la primera. No obstante, hay casos (que la ISO no tieneen cuenta, al menos de forma explcita) en los que se puede considerar que el ttulo esnico pero en varios idiomas, particularmente en zonas bilinges como Catalua, elPas Vasco, el Canad, etc., que reejara el propio contenido bilinge del documento.En tal caso, se pueden separar las lenguas del ttulo con el signo =:Adoption of an opinion on ethical aspects of human stem cell reserach and use = Adoptiondn avis sur les aspects tiques de la recherche sur les cellules souches humaines et leurutilisation

    Contenido y medio

    Medio 690-3133. El medio es el tipo de material o de dispositivo que contiene la informacin. Enmonografas y publicaciones seriadas que se basan en texto impreso en papel no seda, pero s en otros casos como los electrnicos, obras de arte, medios audiovisuales...Ejemplos son: mapa, globo, pintura, acuarela, leo sobre lienzo, pelcula, fotografa,litografa, en lnea, CD-ROM, cinta magntica, escultura, etc.

    Contenido 690-3134. El contenido se reere al tipo de documento desde el punto de vista de su funcino tema. Ejemplos son: monografa, tesis doctoral, editorial, comentario, resea, biblio-grafa, base de datos, correo electrnico, presentacin, sitio, artculo, partitura, etc. LaISO permite aadir el contenido en los documentos electrnicos junto al medio, aun-que no especica nada para los no electrnicos. Por coherencia, en estos ltimos el lugarms lgico es el mismo, es decir, tras el ttulo y entre corchetes: Ejemplo:

    134-1*Gmez, A., La medicina al da [bibliografa], Lima, Medipress, 1984.

    134-2Ritzmann, R. E.,e snapping mechanism of Alpheid shrimp [tesis doctoral],Charlottesville (US), University of Virginia, 1974.

    135. Cuanto ms especializada sea una bibliografa, ms especca puede ser la indi-cacin del medio y del contenido, aunque siempre manteniendo la coherencia. As, loque en un caso puede ser el medio, en otro puede quedar como nota:

    135-1Velzquez, Diego, El infante Felipe [pintura, 1660]. Expuesto en: Viena, Kunsthisto-risches Museum. leo sobre lienzo, 129 cm 100 cm.

    135-2Velzquez, Diego, El infante Felipe [leo sobre lienzo, 1660]. Expuesto en: Viena,Kunsthistorisches Museum. 129 cm 100 cm.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 31

    Internet 136. Se recomienda el empleo de identicadores persistentes, como DOI, en preferen-cia a otros como URL o URI.

    Edicin

    Definicin 137. La edicin se reere a la palabra, frase o conjunto de caracteres que permiten dife-renciar recursos que son esencialmente idnticos y con el mismo creador, aunque convariaciones en su contenido. 26 En libros suele incluir una numeracin, una indicacinde los cambios (revisado, aumentado, etc.) o ambas (a veces tambin la lengua):1.ed. aumentadaed. nuevamente revisadadraWorld Cup ed.

    En revistas y anuarios suele diferenciar el mbito geogrco, grupo de inters, formato,lengua...:ed. pour le mdecinOverseas ed.

    En programas informticos y, amenudo, documentos electrnicos, puede adoptarmul-titud de formas:version 3.14159Windows 95 ed.test ed., 2nd ed.

    El material audiovisual tambin puede tener mencin de edicin:widescreen versiondirectors cut

    En partituras puede indicar la instrumentacin:Klavierauszug zu 2 hnden mit Singstimme und Text

    Qu edicin se cita 138. En las bibliografas quemencionan las fuentes consultadas, debe citarse la edicinque realmente se ha usado, incluso si las hay posteriores. En las bibliografas que in-forman sobre obras que permiten ampliar un tema, puede ser preferible dar la ltima,incluso si no es la que se tomado como base.

    139. El formato bsico de esta rea es:edicin [Traduccin de la edicin]

    Esta rea se puede omitir en obras que tienen solo una edicin.

    Nmero 140. Se da como aparece en el original, sin traducir, pero si es un nmero se da siempreen cifras, incluso si en el original aparece de otra forma.27

    1st American ed.ed. facsmil de la 1.a ed.ed. 1a5. ed. interamente riv. e aggiornata

    26Es un error frecuente considerar que la mencin de edicin es un nmero, aunque es cierto que enocasiones incluye un nmero.27Considrese la referencia 189-5. A quien no sepa japons, de poco le sirve que se le traduzca la edicin,

    y a quien lo sepa, se le obliga a hacer una traduccin inversa y a averiguar si, en este caso, ha de ser dai 1-pano shohan.

  • 2007-2010 Javier Bezos Bibliografas 32

    2. ed. venetanuova ed.4a ed. rev. e ampliada2.a ed. ampliada y actualizada1.a ed. en bolsillo2., Au. 4 o bien dai 4-han

    Abreviaturas 141. Los datos adicionales de la edicin se pueden abreviar. De hacerlo, se emplearnlas abreviaturas propias del correspondiente idioma.

    Reimpresiones 142. Las reimpresiones no se suelen tener en cuenta y se toma la ltima edicin sinreimpresiones, aunque en la norma no haya instrucciones especcas al respecto. Noobstante, en algunos casos s interesa tomar una reimpresin si se indica algn cambio:ed. ref. y rev., 2.a reimp. con corr.

    Traducciones 143. En el caso en que se considere que la informacin de la edicin es relevante peroel lector puede no entenderla (por lo general, los lectores slo se interesan por los deta-lles de obras que pueden entender) puede aadirse entre corchetes la traduccin o unequivalente:28

    3., durchges. Au. [3.a ed. rev.]

    Este ejemplomuestra la importancia demantener la formaoriginal incluso si se traduce,pues el alemn Auage puede referirse a una edicin, una reimpresin o una mezcla de