BOLETÍN LABORAL - Corporación de Asistencia .el contrato por obra o faena, como aquella convencio

  • View
    214

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of BOLETÍN LABORAL - Corporación de Asistencia .el contrato por obra o faena, como aquella convencio

  • DESPIDO INJUSTIFICADO: CONCLUSIN DEL TRABAJO O SERVICIO QUE DIO ORIGEN AL CONTRATO

    Marzo, 2012

    BOLETN LABORAL DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS

    N 1

    INTRODUCCIN

    Con el presente trabajo damos inicio a la creacio n del Bolet n

    especializado en materia laboral, cuyos principales objetivos

    se enmarcan en el ana lisis y difusio n del conocimiento institu-

    cional a trave s del desarrollo de art culos especializados en

    materias jur dicas de ndole laboral, competencia de las

    distintas Oficinas de Defensa Laboral de la Corporacio n de

    Asistencia Judicial, existentes a lo largo de nuestro pa s.

    Este primer nu mero esta dedicado a tratar el despido

    injustificado, dado que nuestras propias oficinas de defensa

    laboral indican, que es la materia ma s vista y frecuentemente

    tramitada ante los Juzgados de Letras del Trabajo. No

    obstante, esta vez, el despido injustificado, tema tica laboral

    ampliamente desarrollada tanto por la doctrina y la jurispru-

    dencia, sera acotada en un ana lisis enfocado en la causal

    contemplada en el art culo 159 N5 del Co digo del Trabajo,

    esto es, aquella en virtud de la cual el contrato de trabajo

    termina en razo n de la conclusio n del trabajo o servicio que le

    dio origen.

    El contenido de este bolet n se enmarca en definir los criterios

    de procedencia de esta causal, la injerencia del concepto de

    contrato por obra o faena respecto de aspectos o elementos

    propios de la relacio n laboral, como lo son la ajenidad y el ries-

    go empresa, as como los efectos que surgen de su correcta o

    incorrecta aplicacio n, espec ficamente en relacio n a la aplica-

    cio n del principio de estabilidad relativa en el empleo del tra-

    bajador y, en definitiva, en la justificacio n de su despido. El

    ana lisis anterior se acompan ara con la cita de jurisprudencia

    atingente a cada tema objeto de estudio, finalizando con el exa-

    men jurisprudencial de un fallo pronunciado por la Excelent si-

    ma Corte Suprema de Justicia.

    CONTENIDOS

    Pa gina 1

    Introduccio n

    1

    Causal del art culo 159 N5 del Co digo del Trabajo: conclusio n del trabajo o servicio 2

    Contrato por obra o faena 24

    Elementos de la relacio n laboral : Ajenidad y Riesgo Empresa

    57

    Ana lisis jurisprudencial

    7-9

    Conclusiones

    9-10

    Oficinas de Defensa Laboral

    10

    Pro ximas Publicaciones

    11

  • Pa gina 2

    CAUSAL DEL ARTCULO 159 N 5 DEL CDIGO DEL TRABAJO: CONCLUSIN DEL TRABAJO O SERVICIO QUE DIO ORIGEN AL CONTRATO

    BOLETN DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS Marzo, 2012

    La causal en comento es una de aquellas que se encuadra den-

    tro de las causales que se clasifican como objetivas, debido a

    que, en razo n de ella, el contrato de trabajo termina por moti-

    vos no imputables a la voluntad de las partes, sino por un

    hecho objetivo, cual es, la conclusio n de la obra o servicio que

    dio origen al contrato de trabajo.

    Al respecto la jurisprudencia de nuestros tribunales superiores

    de justicia, ha sido uniforme en resolver que la conclusio n del

    trabajo que dio origen al contrato es una causal fundada en un

    hecho objetivo, cual es la conclusio n de aquellos servicios con-

    venidos y determinados en el contrato, siendo entonces un

    elemento esencial la transitoriedad, especificidad y determina-

    cio n de las labores que deben desarrollarse por el trabajador,

    en la convencio n respectiva.

    Es por lo anterior que la aceptacio n de esta causal, es estricta-

    mente funcional a lo que este estipulado en el contrato acerca

    de la naturaleza de los servicios prestados, ya que si efectiva-

    mente se contrata para la realizacio n de un trabajo espec fico y

    determinado, que se individualiza debidamente en el contrato,

    surge como una consecuencia lo gica que, una vez terminado

    ese trabajo, el contrato termine en razo n de esta causal legal.

    No obstante, existen determinadas situaciones en que no basta

    o derechamente resulta improcedente e injustificado invocar

    dicha causal para poner te rmino a los servicios de un trabaja-

    dor, lo que ocurrira normalmente cuando el contrato de

    trabajo se torne de cara cter indefinido.

    La importancia de establecer la procedencia de aplicar la cau-

    sal de te rmino prevista en el art culo 159 N5, radica en que en

    este caso el empleador no estar a obligado a pagar indemniza-

    cio n legal alguna por an os de servicio, acreditando la efectivi-

    dad de la misma y, siempre y cuando, no se haya obligado a

    pagar una indemnizacio n a todo evento.

    En este sentido, resulta razonable que si el contrato de trabajo

    se extingue de manera natural y lo gica al concluirse la obra o

    servicio espec fico para el cual se contrato al trabajador, no

    exista motivo que justifique o haga procedente las indemniza-

    ciones legales por te rmino de contrato.

    Finalmente, dema s esta decir que el empleador debe dar

    cumplimiento a las formalidades establecidas por el art culo

    162 del Co digo del Trabajo al momento de invocar esta causal,

    esto es, cumplido el trabajo o servicio debe comunicar por

    escrito al trabajador que el contrato ha llegado a su fin, indican-

    do los hechos que configuran la causal, dando aviso por escrito

    al trabajador, entrega ndolo personalmente o envia ndole carta

    certificada al domicilio sen alado en el contrato, dentro de los

    tres d as ha biles siguientes al de la separacio n, con copia a la

    Inspeccio n del Trabajo. Debiendo informar adema s, por escrito

    el pago de las cotizaciones previsionales devengadas hasta el

    u ltimo d a del mes anterior al despido, adjuntando los compro-

    bantes que lo justifiquen.

    CONTRATO POR OBRA O FAENA

    La legislacio n laboral no define lo que se entiende por contra-

    tos por obra o faena, no obstante reconoce su existencia en

    diversas disposiciones del Co digo del Trabajo, tales como el

    inciso 2 del art culo 9 (1), art culo 305 N1 del mismo cuerpo

    legal (2) y, en aquel que se contiene la causal de terminacio n

    anteriormente analizada, el art culo 159 N5 del Co digo del

    Trabajo.

    Es as , como ha sido la Direccio n del Trabajo quien ha definido

    el contrato por obra o faena, como aquella convencio n en virtud

    de la cual el trabajador se obliga con el respectivo empleador a

    ejecutar una obra material o intelectual espec fica y determina-

    da, cuya vigencia se encuentra circunscrita o limitada a la dura-

    cio n de aquella(3).

    (1) El empleador que no haga constar por escrito el contrato dentro del plazo de quince d as de incorporado el trabajador, o de cinco d as si se trata de con-tratos por obra, trabajo o servicio determinado o de duracio n inferior a treinta d as sera sancionado con una multa a beneficio fiscal de una a cinco unida-des tributarias mensuales (2) No podra n negociar colectivamente: 1.- los trabajadores sujetos a contratos de aprendizaje y aquellos que se contraten exclusivamente para el desem-pen o en una determinada obra o faena transitoria o de temporada. (3) Dictamen N2389/100, del 08.06.04 de la Direccio n del Trabajo.

  • Pa gina 3

    La Doctrina por su parte ha sen alado que el contrato por obra o

    servicio, es aquel celebrado para la realizacio n de una obra o

    faena determinada expresamente en el contrato (4).

    En te rminos pra cticos es posible sen alar que el contrato por

    obra o servicio es un contrato laboral que ligara a las partes

    por el periodo de tiempo que dure el trabajo o servicio por el

    que el empleador contrato al trabajador, situacio n fa ctica y

    objetiva que de producirse, pondra te rmino a la relacio n labo-

    ral. En razo n de lo anterior, es factible concluir que en este tipo

    de contratos, las partes al momento de celebrarlo, convienen

    de antemano una duracio n circunscrita al tiempo de ejecucio n

    de las respectivas obras o faenas, sin tener certeza respecto del

    d a preciso de conclusio n o te rmino de las mismas, y por ende,

    de la fecha cierta del te rmino del contrato que las une, el que se

    producira naturalmente cuando acaezca tal evento, en razo n de

    ello jur dicamente se trata de un contrato a plazo indetermina-

    do (5).

    Para que se suscriba un contrato de este tipo, se requiere la

    presencia de las siguientes caracter sticas: en primer lugar, se

    perfecciona para la existencia de una obra o faena, espec fica-

    mente determinada en el contrato, a la cual se adscribe la pres-

    tacio n de los servicios del trabajador. En segundo te rmino, la

    prestacio n de los servicios de que se trata no debe ser indefini-

    da en el tiempo. En tercer lugar, los contratantes deben conve-

    nir de modo expreso cua ndo debe entenderse que ha concluido

    el trabajo o servicio que dio origen al contrato de trabajo. En

    otros te rminos la obra o faena debe estar determinada en for-

    ma tal en el contrato, que sea evidente para ambas partes la

    conclusio n de la misma; y por u ltimo, dado que es un contrato

    excepcional, su estipulacio n debe ser expresa ya que en caso

    contrario se entendera como contrato indefinido. Respecto de

    esta u ltima caracter stica, parece relevante destacar dos aspec-

    tos importantes en t