Cardon 26 Jujuy

  • View
    285

  • Download
    18

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista Cardón 26: Jujuy

Text of Cardon 26 Jujuy

  • 1Jujuy es tierra de esperanzas, devociones y misterios. Representa la antesala del gran silencio americano, segn la describiera el gran Atahualpa Yupanqui. El viento murmura entre los cerros como recordando antiguas tradiciones que sobreviven al paso del tiempo. La majestuosa Quebrada de Humahuaca, los desolados paisajes de la Puna, los valles y las selvas de yungas otorgan diversidad y riqueza a un pueblo que crece y que tiene la posibilidad de reconocer, en su territorio y en sus propios habitantes, un inmenso pasado histrico y cultural.Limitada al sur y al este por la provincia de Salta, al oeste por Chile y al norte por Bolivia, recibi del mundo andino profundas influencias culturales. Cuestiones que no entienden de fronteras. Es que la frontera no sirve para separar, aislar o distinguir sino para enriquecer, tal como seala Hctor Tizn, uno de los escritores fundamentales de la literatura argentina. A comienzos de nuestra historia nacional, dos aos despus de la Revolucin de Mayo, el pueblo, liderado por el general Manuel Belgrano, fue protagonista de un hecho fundamental conocido como el xodo Jujeo. La gente accedi a vaciar y quemar sus tierras, dejando todo atrs para lanzarse al camino soando con un pas libre y soberano. Una gesta histrica que refleja el gran coraje de un pueblo unido que supo responder a las circunstancias con conviccin y esperanza. Un ejemplo para recordar y para seguir reconociendo cada da los valores que hacen a nuestra identidad ms profunda. En este fin de ao, quiero desearles unas muy felices fiestas, con la alegra de seguir creciendo juntos y en paz en esta tierra argentina.

    Editorial

    Foto

    : Gen

    tilez

    a Aug

    usto

    Mor

    eno

    Gabo Nazar

  • 2director generaldirector editorial

    coordinacin generalArte y diseo

    asistentecoordinador periodstico

    colaboradores

    correccinfotgrafo

    Ilustracin contratapaagradecimientos

    impresinEjemplares

    Gabo NazarJos MuttiRodrigo ArizagaPaola Velez Sandra CapuanoPablo Garca LastraClaudio Bertonatti / Sergio Limiroski / Silvia Miguens / Mara Giovanardi / Rubn Monerris / Martina Intronati / Alberto Moreno de la Fuente Edgardo Imas / Anna SouzaJos Luis Raota Mariano GonzlezWalter Barrionuevo, Gobernador de Jujuy / Jorge Noceti, Secretario de Turismo y Cultura de la Provincia /Juan Martearena, Director Provincial de Turismo / Rubn Monerris, Comunicacin y Prensa de la Secretara de Turismo/ Nadia Serrano Antar, Coordinadora de Turismo, Casa de Jujuy en Bs. As. / Gato Peters. Forma Color35.000

    Cosas Nuestras Nmero 26 / Diciembre 2011 / Es una publicacin de Cosas Nuestras S.A. / Correo de Lectores: Av. Alvear 1750 (C1014AAR)Ciudad Autnoma de Buenos Aires - Argentina - Tel/ Fax: 54-11-4815-9998 revistacosasnuestras@cardon.com.ar

    Prohibida su reproduccin total o parcial. Derechos reservados. Registro de propiedad intelectual en trmite. ISSN 1850-1494

    Distinciones de Cosas Nuestras:- Declarada de inters provincial por la Cmara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. (2010)- Declarada de inters legislativo por la Cmara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. (2008)- Premio Santos Vega de Plata 2007 al Mejor Medio de Difusin Grfica Revistas.

    Foto de Tapa: Jos Luis Raota.Mscara de carnaval elaborada por el artesano Alfonso Portugal.cardon proveedor oficial

    >> OTRAS NOTAS

    4 > Entrevista a Toms Lipn9 > Las soledades y la memoria14 > Ms all de las ruinas20 > Llegando est el carnaval26 > Sin muerte en la tarde 30 > El misterio de los ngeles arcabuceros34 > Coleccin Primavera Verano 2011-201249 > Entrevista a Jaime Torres66 > Senderos de identidad76 > Un maestro que se refugi en la puna86 > Pueblos originarios 98 > Entrevista a Hctor Tizn

    18 > Gato Peters54 > Taruca - Infografa58 > Leyenda jujea62 > Comida tpica72 > Mapa de Jujuy82 > Diseos de la tierra 93 > Curacin ancestral94 > Sabidura del origen96 > Diagrama criollo102 > Entre el cielo y el infierno108 > Fuego por la libertad

    >contenido

  • 34 9

    26

    49

    20

    34

    8676

    14

    30

    66

    98

  • 5Jujuy le han puesto de nombre / ha de ser cosa de Dios / en el idioma del cielo / as se llama el amor. Toms Lipn golpea la caja, el pequeo tambor unido en su sonido a la tierra del norte del pas, y recuerda parte de esta copla de uno de su poetas preferidos, Ral Galn.El msico canta con su voz profunda. Deja suavemente el instrumento a un costado de la mesa y muestra otros elementos que suele usar cuando se presenta en los escenarios del pas y el mundo: una quena, su guitarra, un par de sikus, un erquencho corneta de cuerno que rememora un tiempo ancestral y hasta un bandonen. Estos instrumentos son un gran tesoro para Lipn. Conoci sus sonidos siendo muy chico, cuando en una humilde casa junto a diez hermanos se convirtieron en parte del juego, de un tiempo donde la msica era la alegra, la compaa en un hogar donde no se conoca la luz ni la radio. Entre juegos y quereres me acuerdo lo primero que to-qu fue una cajita imitando a nuestros mayores, porque la msica que se viva en casa era la copla. Los amigos de pap o familias enteras se reunan en la comarca para un sembrado, para sealar los chivos, o en carna-val mismo, y el canto era con caja. Despus segu con los instrumentos que tenamos a mano: la quena, el sikus y una guitarrita que hizo mi hermano. Luego el charan-go y, ms ac en el tiempo, el bandonen cuando tena doce aos. Esperaba siempre la llegada de un primo de mi pap que vena en carnaval. Despus de comer un rico asado con choclo, queso y papa abajo del parral, desenfundaba su bandonen. As aprend, mirando y jugando.

    Vivi su infancia en contacto con la naturaleza. La actividad de nio era ayudar a mam a pasear las ca-bras, y mientras paseaba iba recordando la meloda que haba cantado mi pap el da anterior, cantando una copla, o tocando la quenita. Mi escuela fue la naturale-za. Lo que comamos era lo que cultivaban mis paps. La leche no faltaba nunca, sembraban trigo, maz, mi mam haca pan todos los domingos. Tenamos todo lo que la tierra te da, por eso el amor siempre de mi gente, del jujeo a la Pachamama. El amor a la tierra, la vida y la msica en m van todos juntos, no se separan.

    Cmo ser de limpia la memoria por aquellos aos contina, que tiempo despus, cuando mi pap pudo comprar una radio a pila, las melodas que escuchba-mos por radio las aprendamos y despus las tocbamos. Con escuchar una sola vez una zamba, uno la aprenda en letra y msica. As descubri a msicos que lo mar-caron, como Los Chalchaleros, Jorge Cafrune, Atahualpa Yupanqui, los Hermanos balos. No nos faltaba nada de lo que necesitbamos para vivir, que era el amor de nuestros padres y jugar con la msica, la pelota de trapo, juguetes de piedra. Por la tierra de la Quebrada fue andando y conociendo

    El amor a la tierra, la vida y la msica en m van todos juntos, no se separan

  • 6a su gente y su msica. Se reconoce un hombre tmido que nunca ha golpeado puertas para mostrar su talento, sino al que siempre han llamado para actuar. Su perfil, en cierta forma, representa la forma de ser del hombre de la Quebrada. Somos sumisos, callados, respetuosos, buenos, muy obedientes, trabajadores, muy aferrados a nuestra tierra, nuestras cosas.A los veinte aos viaj a Mar del Plata para intentar ga-

    narse la vida con cualquier trabajo. Un amigo suyo lo escuch cantar y lo convenci de que fuera a tocar a una pea. All recibi su primera paga por subirse a un esce-nario, iniciando su exitosa carrera profesional.Luego form parte del grupo Sones de Amrica, junto a su hermano Domingo. Tocaban todas las noches en las peas ms importantes de la ciudad de Salta. En 1990 fue descubierto por Jaime Torres y se transform en el cantante del grupo del gran msico.Con Jaime Torres aprend no slo el trabajo profesional y me pude presentar en escenarios de todo el mundo, sino tambin algo que l siempre inculca: que es tener respeto por los instrumentos, menciona. La msica de la Quebrada de Humahuaca, del Noroes-te argentino, tiene mucho valor, sobre todo si se respe-tan la quena, el charango, los sikus. Usar la meloda sin adornarla. Si a un cuadro de Picasso se le agrega un de-talle, lo destrus. Lo mismo pasa con esta msica, con sus sonidos maravillosos.

    SOLISTA

    En 1998 Toms Lipn inici su carrera solista. Lleva gra-bados varios discos y suele pasar gran parte del ao pre-sentndose con xito en Buenos Aires y otras partes del pas. Sin embargo, su lugar en el mundo sigue siendo su querida Jujuy.Cada vez que sube a un escenario, el msico lleva con-sigo las canciones que aprendi de chico, su origen in-

    dgena, el amor por su tierra, la alegra del carnaval, las melodas que tocaba formando parte de la banda de sikuris creada por su padre, mientras peregrinaba en la fiesta de la virgen de Punta Corral, hace ms de cincuen-ta aos.Tocar en esas fiestas en mi pueblo era algo hermoso. Lo ms lindo era tocar para que la gente bailara, tocar el bandonen en carnavales, da, tarde, noche, sin co-brar un peso. Sin amplificacin, sin acompaamiento profesional, sino de corazn. Y sos son recuerdos im-borrables. Ahora tambin voy a carnavalear, aunque es distinto.En qu cambi?Antes se tocaba en un patio de tierra, y vena toda la gente de la comarca; ahora hay gente de todo el mun-do que te est escuchando, uno que es del lugar, otro de otro lado, te filman, toman nota. No es una comunidad en la que nos conocemos todos como antes, hay ahora capaz mil personas en un predio. Pero lo de adentro es lo mismo, las ganas, el amor de tocar, y esa alegra de ver que la gente se divierte.

    AUTNTICA LIBERTAD

    De los instrumentos que ejecuta, menciona que el que ms usa es la guitarra. En mis presentaciones toco un poco de todo, pero en Jujuy cada uno se destaca en