Click here to load reader

Corrupcion, Honduras

  • View
    248

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Corrupcion, Honduras

Text of Corrupcion, Honduras

  • Por un Pacto Social 1

    La lucha contra la corrupcinEscenarios y Prospectivas2009-2015

  • Por un Pacto Social2

    Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) Correo electrnico: movxladignidadylajusticia@yahoo.esPgina web: www.movimientoporladignidad.blogspot.com

    Apoyo tcnico:

    Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH)Correo electrnico: fosdeh@fosdeh.netPgina web: www.fosdeh.net

    Tegucigalpa, Honduras, mayo-2009

  • Por un Pacto Social 3

    ndice

    1.- Palabras previas, por un pacto social 5

    2.- Caracterizacin general de la investigacin 11

    3.- Anlisis del escenario actual de la corrupcin (puesta al da) 17

    4.- Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves 25

    5.- El escenario actual 35

    6.- Escenarios prospectivos para el 2015 49

  • Por un Pacto Social4

  • Por un Pacto Social 5

    11 Palabras previas, Por un Pacto Social

  • Por un Pacto Social6

  • Por un Pacto Social 7

    El lector, hombre o mujer, tiene en sus manos una nueva publicacin que tiene el propsito de respaldar la lucha de la ciudadana hondurea para combatir la corrupcin, en cuyo esfuerzo destaca la labor del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia de Honduras (MADJ), surgido al calor de la histrica Huelga de los Fiscales, de abril y mayo de 2008.

    El conjunto de numerosas investigaciones y publicaciones sobre la realidad hondurea nos ha dejado en claro que el combate a la corrupcin, en sus diversas manifestaciones, debe ser la preocupacin y el desafo principal de intervencin inaplazable de nuestra sociedad. Es urgente, tico y moral enfrentar la corrupcin y los corruptos en todos los espacios en que se detecten. Da vergenza que en nuestro pas acosado de desigualdades extremas sigan muriendo miles de personas, de todas las edades, porque la corrupcin les sustrae las medicinas y la asistencia mdica adecuada para curar sus enfermedades o les impide acceder al cumplimiento de sus necesidades humanas ms elementales.

    El monitoreo permanente de las informaciones que aparecen publicadas en los medios sobre el tema de la corrupcin, en conjunto con los procesos de auditora social que se impulsan en diferentes regiones del pas, confirma, por un lado, la extrema podredumbre y ausencia de escrpulos de quienes se lucran con los recursos del Estado y, por otro, la creciente lucha de la ciudadana en su contra.

    Sin embargo, Honduras necesita resultados ms contundentes y a corto plazo para evitar su colapso. Eso es lo que advirti la huelga de hambre de los fiscales y que subraya esta investigacin que visualiza escenarios probables de pas para el 2015 si la corrupcin en sus niveles actuales de cuanta e impunidad sigue intocable.

    Las estimaciones encontradas asustan: si persiste el crecimiento interanual de 12% del Presupuesto General de Egresos e Ingresos y se mantiene la tasa promedio de 10% de corrupcin calculada por diferentes sectores sobre los montos presupuestarios, Honduras perder a manos de los corruptos entre el 2008 y el 2015 una suma no menor de 139 mil 086.9 millones de lempiras, (alrededor de 7 mil 300 millones de dlares). Para

    Captu

    lo 1

    Por un Pacto Social

  • Por un Pacto Social8

    dimensionar esta cifra, que es casi inimaginable, indicamos que la misma representa, por ejemplo:

    Ms de 10 aos de inversin pblica ya que el gobierno destina alrededor de 12 mil millones cada ao para este fin.

    3 veces el monto total de la deuda externa, calculada a febrero de 2009 en 2 mil 308 millones de dlares.

    A casi de 3 aos de la totalidad de los ingresos fiscales del pas, calculados a diciembre de 2008 en 46 mil 591 millones de lempiras.

    La totalidad de los recursos del Presupuesto General de la Repblica previsto para el ao 2010.

    198 veces los recursos que destina el gobierno en nombre de la ERP a los 298 municipalidades para que combata la pobreza.

    Esa enorme suma, que podra parar en bolsillos particulares, contrasta con el hecho del incumplimiento previsible de la mayora de las Metas del Milenio y obviamente de la ERP.

    que representa ms de 10 aos de inversin pblica (el gobierno destina alrededor de 12 mil millones cada ao para inversin pblica). Esa enorme suma, casi inimaginable, que podra parar en bolsillos particulares, contrasta con el hecho del incumplimiento previsible de la mayora de las Metas del Milenio.

    En ese sentido, el MADJ con el apoyo del FOSDEH para la realizacin de esta investigacin advierte que Honduras se encamina a una catstrofe humanitaria si no se frena y reduce el robo de los recursos pblicos del Estado. Esa catstrofe no llegar de pronto, de manera inesperada o abrupta, sino que se construye en el da a da, pero puede alcanzar un nivel y una magnitud hasta ahora indita por la extrema vulnerabilidad del pas a diversas amenazas.

    Pero la corrupcin es un fenmeno que no slo tiene efectos nocivos sociales y econmicos, sino que adems de incrementar las inequidades y desigualdades convierte al Estado en un rehn de poderes efectivos, legales e ilegales, que permite anticipar un escenario complementario a la catstrofe humanitaria: una crisis de ingobernabilidad poltica y social aguda, que podra representar un retroceso brutal en la transicin democrtica iniciada en 1982. La irrupcin del crimen organizado, como el narcotrfico, aade un tono ms sombro al panorama nacional.

    El cambio tiene que darse por un impulso que venga desde abajo, de la ciudadana victima, de la ciudadana hasta ahora atemorizada y tolerante, de una ciudadana consciente y crtica, capaz de proponer y luchar por un Pacto Social Anticorrupcin que sume esfuerzos nacionales e internacionales bajo un solo propsito.

  • Por un Pacto Social 9

    Se muestra dispuesta a cambiar su conducta la lite poltica y empresarial corrupta ante los escenarios por venir? Si es por voluntad propia, la respuesta es no; no est dispuesta a cambiar su conducta puesto que la corrupcin es la base de la gobernabilidad que ella misma acord con el retorno al orden constitucional. Por eso es tan difcil la lucha contra la corrupcin pblica, porque es estructural y est en el corazn de la poltica tradicional hondurea.

    El cambio tiene que darse por un impulso que venga desde abajo, de la ciudadana victima, de la ciudadana hasta ahora atemorizada y tolerante, de una ciudadana consciente y crtica, capaz de proponer y luchar por un Pacto Social Anticorrupcin que sume esfuerzos nacionales e internacionales bajo un solo propsito.

    A ese esfuerzo es que organizaciones como el MADJ y el FOSDEH aportan a esta investigacin que debe ser enriquecida en su lectura y discusin individual y colectiva. Se trata de un documento que genera ideas, no que pretende agotarlas; de lectura sencilla, no complicada, qu sin ser un manual brinda la oportunidad de completar sus reflexiones.

    Como lo afirmamos desde el MADJ: Cada da que nace un nio o nia en una familia pobre en este hermoso pas est destinado o destinada a sufrir las consecuencias y los efectos de la prctica destructiva de un sistema poltico, econmico, social y cultural que se fermenta en la clase poltica, empresarial y corrupta que durante muchos aos asesina de hambre a nuestro pueblo.

    Entonces, no hay tiempo que perder.

  • Por un Pacto Social10

  • 11Caracterizacin general de la investigacin

    22 Caracterizacin general de la investigacin

  • 12 Caracterizacin general de la investigacin

  • 13Caracterizacin general de la investigacin

    La utilizacin de la metodologa de anlisis prospectivo - estratgico, que en esta investigacin se emplea, destaca el impacto en la Gobernabilidad de Honduras y en el futuro mediato de la transicin democrtica (al 2015) de la corrupcin, visualizada como un fenmeno estructural, histrico, sistmico y de alto impacto. La corrupcin no es simplemente un fenmeno econmico o poltico, sino un fenmeno social, vigente en la sociedad hondurea, y que ha tenido tal continuidad histrica que forma parte de la cotidianidad.

    Transparencia Internacional caracteriza a Honduras como una nacin en la cual la corrupcin es percibida como desenfrenada. De hecho, una buena parte de la historia poltica, econmica y cultural se estructur a partir de la corrupcin, que requera cierto modelo organizado de Estado para su propia consolidacin y crecimiento (destaca en ese aspecto la responsabilidad histrica de la dictadura de Tiburcio Caras Andino, 1933-1949).

    La corrupcin como eje de Gobernabilidad fue retomada en 1980-1982 cuando el pas asume un orden constitucional tutelado en una primera etapa (1980-1990) por el militarismo y en una segunda etapa (1990-hasta la fecha) por una clase poltico-empresarial. Como sistema estructural, la corrupcin tiene su propia dinmica interna, de reproduccin-secuencia, interactuando entre el Estado y los individuos. Por su carcter histrico y sistmico la corrupcin imprimi un carcter conservador a la sociedad hondurea y sus instancias de representacin (y gobierno), por lo cual las caractersticas que asume en la actualidad el combate a la corrupcin tienden a ser una innovacin social y, como toda innovacin social es inicialmente resistida. De hecho, la lucha contra la corrupcin es antisocial en la medida que la corrupcin tiende a ser social.

    Esa situacin conduce a otra caracterstica compleja de medir y es la enajenacin cultural que produce, al grado que en el pas se ha estimulado maliciosamente el criterio de que l que no roba, es tonto. Prever el futuro de un fenmeno de esta naturaleza debe tomar en cuenta la incertidumbre que le caracteriza a partir de su capacidad de mutar y la complejidad del sistema donde acta. Nadie afirma en el pas ser corrupto, aunque abunden los corruptos.

    Captu

    lo 2

    Caracterizacin general de la investigacin

  • 14 Caracterizacin general de la investigacin

    En la consulta de diferentes fuentes para esta investigacin destaca la ausencia de un fatalismo en sus anlisis u opiniones, lo que contrasta con otra expresin popular: este pas no tiene remedio. Nadie supone que enfrentar la corrupcin es o ser fcil, pero se advierte que s hay instrumentos y coyunturas para hacerlo y que un pas que no moviliza sus recursos y energas al mximo para combatirla, no podr garantizar su propia sostenibilidad.

    Honduras, como se plantear ms adelante, ya se encuentra en una zona de riesgo por la corrupcin (sumada, por supuesto, a otros factores) y puede ser afectada a corto plazo por una catstrofe humanitaria derivada o agravada por la corrupcin (el fenmeno provoca un debilitamiento progresivo del Estado y su capacidad de respuesta). De hecho, se puede anticipar con seguridad el incumplimiento para el 2015 de la mayora de las metas sociales fijadas a travs de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y de la Estrategia para la Reduccin de la Pobreza (ERP), esta ltima, prcticamente muerta y sepultada.

    En sntesis, la reflexin prospectiva sobre la corrupcin en Honduras se impone debido bsicamente, a los efectos combinados de dos factores:

    La amenaza que para la transicin democrtica implica el impacto econmico, social, cultural y poltico negativo de la corrupcin

    La creciente movilizacin ciudadana para combatir la corrupcin y el contexto internacional en que se desenvuelve.

    Basado en lo anterior, los objetivos intermedios de esta investigacin han sido:

    Identificar las fuerzas y debilidades del pas con respecto a los 1. retos estratgicos y a los objetivos asociados de la lucha contra la corrupcin (escenario histrico y actual)

    Evidenciar el coste econmico y social de la corrupcin2.

    Examinar los escenarios ms probables de evolucin del fenmeno 3. y proponer las lneas de accin que puedan ser puestas en marcha para enfrentarlo.

    En esencia se trata de responder a una pregunta bsica: Qu futuro tendr Honduras si no hay resultados positivos reales en la lucha contra la corrupcin?

    Para esta investigacin se seleccion el llamado Mtodo de Escenarios. La definicin del trmino escenarios dispone, en la literatura,

    Nadie supone que enfrentar la corrupcin es o ser fcil, pero se advierte que s hay instrumentos y coyunturas para hacerlo y que un pas que no moviliza sus recursos y energas al mximo para combatirla, no podr garantizar su propia sostenibilidad.

  • 15Caracterizacin general de la investigacin

    de varias formas de conceptualizarlo, pero todas ellas coinciden en el hecho de que los escenarios son construcciones de hiptesis de eventos futuros que permiten construir una imagen de futuros alternativos, basado en la interpretacin cualitativa de puntos crticos del contexto nacional.

    Para algunos acadmicos la Prospectiva, denominada la ciencia de la esperanza, dej de intentar predecir lo que podra ocurrir y su orientacin actual es concentrarse en anticipar escenarios alternativos, lo cual es correcto puesto que cualquier anlisis sobre futuros est cargado de incertidumbres.

    El futuro no es una frmula matemtica, sino una construccin social basada en la vida misma y en su compleja relacin con los dems en un entorno especfico. No es un estado de cosas inerte, una circunstancia o situacin inmvil, a la espera de ser descubierta o revelada o que resulta de un destino manifiesto. En ese sentido, este trabajo ms que pretender anticipar ciertos hechos o circunstancias lo que propone es distinguir algunas tendencias o circunstancias histricas que marcan escenarios previsibles de pas en caso de que se mantengan o cambien.

    Bajo ese parmetro, los escenarios constituyen un enfoque indispensable para orientar las opciones estratgicas de incidencia poltica, econmica, social y cultural. As, el mtodo de escenarios puede ayudar a elegir, situando al mximo de posibilidades a su lado, la mejor estrategia posible para actuar sobre un aspecto determinado.

    Puede Usted anotar cinco situaciones en las cuales su familia es vctima constante de lacorrupcin?

    11

    22

    33

    44

    55

  • 16 Caracterizacin general de la investigacin

    En Honduras son pocos los antecedentes sociales de este tipo de reflexin; en cambio, sobre el tema de la corrupcin se han publicado numerosos trabajos en el pas, tanto de autores nacionales como extranjeros, sin que ello implique el agotamiento del diagnstico, precisamente por el carcter cambiante de la corrupcin. Esos insumos han sido tiles al momento de explorar los caminos que conducen a estos escenarios con miras al esclarecimiento de la accin ciudadana.

    Las fases de la metodologa planteada para esta investigacin son las siguientes:

    I. Anlisis del escenario actual de la corrupcin (su situacin poltica, jurdica, econmica y social)

    II. Identificacin de los actores institucionales y sociales claves

    II. Elaboracin de los escenarios prospectivos para Honduras.

    En general, las dos primeras fases juegan un papel fundamental en la construccin del escenario, mientras que la tercera pretende anticipar los escenarios esperados o deseados por parte de la ciudadana.

  • 17Anlisis del escenario de la corrupcin (puesta al da)

    33 Anlisis del escenario actualde la corrupcin (puesta al da)

  • 18 Anlisis del escenario de la corrupcin (puesta al da)

  • 19Anlisis del escenario de la corrupcin (puesta al da)

    En este apartado se pretende una primera comprensin del fenmeno de la corrupcin desde la perspectiva histrica inmediata (orden constitucional) y de la coyuntura actual, cuando el gobierno encabezado por el Presidente Manuel Zelaya Rosales entra a su cuarto y ltimo ao de administracin.

    En 1982 se abri un abanico de transiciones que a partir del texto constitucional deba expandir las oportunidades y capacidades de las personas y de la sociedad en su conjunto para lograr un mayor bienestar colectivo. La primera transicin era jurdica; pasar de un rgimen de facto a uno de derecho; la segunda poltica; abrir los derechos civiles de la ciudadana; la tercera econmica; pasar de una economa cerrada y monoplica a otra abierta, interna e internacionalmente; y la cuarta social; que en lo esencial pasaba de una cultura autoritaria, represiva y representativa a otra democrtica, tolerante y participativa.

    La lnea de partida de esas transiciones era compleja; en lo externo el conflicto centroamericano, con tres pases vecinos en los cuales se disputaba el poder con propuestas antagnicas y en lo interno con una situacin polticamente frgil e inestable, extrema debilidad institucional, economa carente de eficacia y competitividad, inequidades y desigualdades sociales profundas, crisis de identidad nacional y la fragmentacin imponindose a la concertacin.

    El contexto requera de los sectores gobernantes una visin y un acuerdo nacional para intentar los tres desafos bsicos: la reforma institucional democrtica, la modernizacin econmica con sentido de equidad y la consolidacin de prcticas democrticas que fueran ms all de lo electoral.

    Por esa misma poca, Espaa haba asumido retos parecidos a partir de la muerte de Franco y del franquismo, iniciando una transicin que fundament su acuerdo nacional a partir del texto constitucional, pero que la complement con un esfuerzo nacional de cambiar un Estado que

    Captu

    lo 3

    Anlisis del escenario de lacorrupcin (puesta al da)

    En este apartado se pretende una primera comprensin del fenmeno de la corrupcin desde la perspectiva histrica inmediata (orden constitucional) y de la coyuntura actual, cuando el gobierno encabezado por el Presidente Manuel Zelaya Rosales entra a su cuarto y ltimo ao de administracin.

  • 20 Anlisis del escenario de la corrupcin (puesta al da)

    era incapaz, de persistir en sus viejas estructuras, de asumir los cambios requeridos.

    En Honduras la Constitucin de 1982 no tuvo el acompaamiento debido, fue abandonada a su suerte y la gobernabilidad la afianzaron los sectores de poder no en la construccin de un Estado democrtico sino de un Estado cleptocrtico que hered y dio continuidad al manoseo vigente bajo los regimenes castrenses.

    Qu se entiende por un Estado cleptocrtico La cleptocracia es el rgimen poltico regido por ladrones. Es una palabra compuesta de dos trminos griegos: ladrn y mando, mandato de los ladrones. Histricamente se le considera como la ltima fase de un gobierno antes de que colapsen definitivamente las instituciones del Estado. Surge cuando la tica desaparece y cuando no existen posibilidades de resolver los conflictos sociales mediante procedimientos formalmente normados. Este tipo de rgimen poltico conduce a situaciones en las que prosperan todo gnero de fraudes y en las que la mordida se convierte en un elemento esencial de la mayora de las transacciones.

    En 1982 la corrupcin fue el eje articulador, la bisagra, de un esquema deformado de gobernabilidad. Con ese sello, las prioridades nacionales dieron forma a una agenda que reflejaba intereses personales y de grupos y no del conjunto de la sociedad.

    No hubo, para definirlo con los parmetros actuales, un enfoque de derechos en la gestin del Estado, lo que implicaba un contrasentido respecto a la orientacin social de la Constitucin. Un enfoque de derechos hubiese implicado, por ejemplo, la integracin social como prioritaria, y con ello la reduccin de las inequidades existentes. Al no plantearse la equidad como objetivo no hubo preocupacin por desentraar la historia de la inequidad en el pas, gran parte de la cual se ha basado en un reparto de los privilegios entre pocos. Lo complejo de ese cuadro es que en una democracia fallida las inequidades terminan creando una sociedad que opera a partir de discriminaciones, ms sutil y letal en tanto ms encubiertas. La oferta constitucional era que todos los hondureos y hondureas nacan iguales en derechos, sin embargo, lejos est de cumplirse ese precepto cuando se nace en condiciones econmicas, sociales y culturales adversas. Un indgena de la etnia lenca, por ejemplo, tiene la mitad de la esperanza de vida que un habitante urbano con recursos econmicos solventes.

  • 21Anlisis del escenario de la corrupcin (puesta al da)

    Esas discriminaciones, consideradas usualmente como exclusiones en ciertos lenguajes sociolgicos y polticos, adquieren tal dinmica e intensidad que se desplazan y movilizan, creando inequidades espaciales de progresiva ingobernabilidad. Tampoco se compar Honduras con los logros y atrasos de los pases vecinos, analizando sus brechas econmicas y sociales. Lo que se levant fue una vitrina democrtica que no cambiaba, ni tena intencin, la tendencia histrica en que se haba desenvuelto la nacin.

    Cul ha sido esa tendencia histrica? En lo bsico la falta de ampliacin de oportunidades para todos y la concentracin de las mismas para pocos. Un pas carente de estrategias de desarrollo y de continuidad y mejoramiento de la calidad en sus polticas pblicas, especialmente en educacin. Un pas saqueado donde no eran recursos financieros necesariamente los faltantes, sino ideas, compromisos y valores ticos; entre ellos la honradez. Con miles de millones invertidos en el gasto social, se mencionan 120 mil millones en los ltimos ocho aos, la pobreza se increment de 64,5% en 2001 a 65,3% en 2005, mientras que la pobreza extrema apenas disminuy de 48,6 % a 47,1%, influida, sobre todo por el efecto de las remesas de casi un milln de personas que fueron desplazadas por el sistema.

    Ms que falta de inversin social ha sido el mal uso robo e ineficacia - de esa inversin social lo que ha imperado. En todo caso, cualquiera sea el monto, el gasto social en Honduras ha estado falto de esa abstraccin que suele llamarse voluntad poltica a favor de la equidad y la transparencia.

    En contraste con la expansin de la pobreza, la desigualdad o, mejor dicho, las desigualdades se acentuaron. Al evaluar la estructura distributiva en el perodo 1991-1999 se observa que 80% de los hogares de ms bajos ingresos reciban 50.0% del ingreso; en consecuencia, el 50.0% corresponda al 20.0% ms rico. A partir del 2001 esta desigualdad en la distribucin del ingreso empeor. En el 2005, la Encuesta Permanente de Hogares revela que 80% de los hogares perciba apenas 42% del ingreso total, mientras el 20% ms rico captaba 58%.

    Las manifestaciones de la desigualdad van ms all del ingreso per cpita, o sea el que se supone recibe cada persona, y son evidentes en la calidad y el acceso a los servicios, como salud, educacin, agua potable, saneamiento, electricidad, transporte, justicia y democracia. Persisten, adems, enormes disparidades en trminos de participacin, bienes y oportunidades. La disparidad es tal que, por ejemplo, los nios ms pobres tienen 4 aos promedio de educacin, mientras que los ms ricos tienen 10 aos y ms. De acuerdo con los especialistas en el tema, se requieren doce aos o ms de educacin promedio para salir del crculo de la pobreza en nuestro pas. En ese sentido, los organismos internacionales

  • 22 Anlisis del escenario de la corrupcin (puesta al da)

    de financiamiento reconocen que aunque la mayora de los indicadores macroeconmicos puedan considerarse estables, las perspectivas de mejorar las condiciones de vida de la mayora de la poblacin son lejanas e inciertas.

    En particular, se necesitarn importantes esfuerzos para reducir la tasa de mortalidad infantil y salvaguardar la sostenibilidad ambiental antes de 2015, perodo de evaluacin final de las Metas del Milenio y de la ERP. La tarea es inmensa porque el problema crece en lugar de disminuir: de acuerdo a las mediciones por talla y por edad realizadas entre escolares de 6 a 9 aos, el porcentaje de desnutricin aument de 34.9% en 1991 a 36.2% en 2001, y sigue creciendo. Las cifras de la desigualdad se vuelven ms dramticas en las zonas rurales que en las urbanas. El 42.1% de los nios campesinos son desnutridos, frente a 24.6% en las zonas urbanas. La desigualdad se acenta en los grupos sociales ms vulnerables: desde los indgenas hasta las madres solteras.

    Entre los indgenas de la Montaa de la Flor o los tawahkas no existe un solo nativo que se haya graduado de educacin superior. De hecho, la poblacin indgena y garfuna del pas, tiene una de las tasas de desnutricin ms altas de Amrica Latina en menores de 14 aos. Bajo esas circunstancias, nadie duda que el tema de la desigualdad es profundo y complejo, al grado que muchos no lo ven simplemente como un problema, sino como una manifestacin natural y estructural de una sociedad excluyente y propensa a la corrupcin. Eso hace suponer que el factor clave para reducir la desigualdad demanda emprender ms que una reforma institucional; implica cambios radicales; subrayando que las instituciones pblicas deben ser totalmente abiertas, transparentes, democrticas, participativas y fuertes. Para lograrlo no hay fechas a futuro; en realidad, el futuro demanda ser ahora.

    Proclama de la primera Asamblea Popular por la dignidad y la justicia

    Pueblo hondureo, Pueblos del Mundo:

    La aplicacin de la justicia a los corruptos y corruptas ha sido un anhelo histrico de la inmensa mayora del Pueblo hondureo, cansado de perder cantidades inmensas de recursos que pudieron haber servido a su desarrollo humano y cansado de ver a nuestra patria avergonzada por ocupar los primeros lugares de corrupcin en el mundo. La huelga de hambre permiti que el pueblo en forma masiva nombrara y reconociera por su nombre al corrupto y a los funcionarios que los protegen; moviliz a los poderes del Estado a hacer cambios en la legislacin y obligaron al Congreso Nacional a

  • 23Anlisis del escenario de la corrupcin (puesta al da)

    tomar la responsabilidad en sus manos de decidir sobre la suspensin del Fiscal General y el Adjunto, en base a las denuncias presentadas, cuya resolucin an espera la sociedad hondurea. Despus de la huelga de hambre, el pueblo no habla de las amenazas al Estado de Derecho, si no de la necesidad de un nuevo pas para convertir a Honduras en un Estado de Derecho, en el cual las instituciones estn al servicio de la ciudadana, en donde la justicia se aplique a todos y todas por igual, en donde los derechos elementales de los seres humanos no sean teorizaciones romnticas si no realidades concretas que evidencien condiciones de vida dignas para cada hondureo y hondurea.

    1 junio 2008

    En la actualidad, a 27 aos de vigencia del orden constitucional, la corrupcin se encuentra en tales niveles que vuelve insostenible el futuro de la nacin. De hecho, es un cncer que consume a sus propios gestores, como ya ocurri con las Fuerzas Armadas de Honduras, que para los aos 90 la mayora de sus integrantes no pensaban en otro cosa que enriquecerse a como diera lugar. Hoy su papel lo detentan los polticos tradicionales, aliados con un sector empresarial inescrupuloso y ambicioso.

    La simbiosis entre ellos es perfecta porque todos salen ganando. Los polticos consiguen fondos para sus cuentas personales y gastos de campaa y los empresarios logran contratos leoninos e impunidad del Estado. El caso de los contratos entre las empresas trmicas privadas de generacin de energa y la ENEE es un buen ejemplo de esa situacin. Sufrir esta clase poltica las mismas consecuencias que los anteriormente todopoderosos jefes militares?, qu consecuencias traer al pas la corrupcin si se mantiene tal como est o se incrementa?

  • 24 Anlisis del escenario de la corrupcin (puesta al da)

  • 25Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

    44 Identificacin delabuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

  • 26 Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

  • 27Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

    En este apartado se hace una valoracin del marco jurdico e institucional ms relevante en el tema. Destaca que la figura delictiva de la corrupcin, de forma explcita, no la contempla la Constitucin, pero si el abuso de poder, del cual se derivan una serie de prcticas irregulares, la mayora de las cuales tienen consecuencias que califican como corrupcin. La Constitucin de la Repblica (1982) no contempla ningn captulo especial que haga alusin al tema de la corrupcin o el latrocinio, pero s refiere el delito de abuso de autoridad, definido por los tratadistas como general en su mbito de aplicacin, pero que puede servir para tipificar una conducta corrupta. En el derecho administrativo y como concepto empleado comnmente, el abuso de autoridad, o sus equivalentes, como abuso de poder o abuso de las funciones pblicas, es el ejercicio abusivo de una funcin pblica.

    El derecho penal contempla el abuso de autoridad en sentido lato, como la figura delictiva que comete quien investido de poderes pblicos realice en su gestin actos contrarios a los deberes que le impone la ley, por lo que aflige la libertad de las personas, las intimida o de cualquier

    manera les causa vejmenes, agravios morales o materiales. En sentido estricto, se entiende como el delito doloso que comete el que actuando en calidad de funcionario pblico dictare resoluciones u rdenes contrarias a las Constituciones o leyes nacionales o provinciales o ejecutare las rdenes o resoluciones de esta clase existentes o no ejecutare las leyes cuyo cumplimiento le incumbiere. El sujeto pasivo de este

    delito es la administracin pblica, y no es necesario que se le haya causado un dao material. Lo que debe probarse es la emisin o ejecucin de un acto contrario a la Constitucin o a las leyes para el propsito o beneficio personal de un funcionario (s).

    Captu

    lo 4

    Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

    En el derecho administrativo y como concepto empleado comnmente, el abuso de autoridad, o sus equivalentes, como abuso de poder o abuso de las funciones pblicas, es el ejercicio abusivo de una funcin pblica.

  • 28 Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

    Existen tres conductas tpicas de abuso de autoridad: Dictar resoluciones u rdenes contrarias a las constituciones o las leyes; ejecutar las rdenes contrarias a dichas disposiciones, y no ejecutar las leyes cuyo cumplimiento incumben al funcionario. No necesariamente esas conductas responden a un acto de corrupcin en s mismas, pero sus consecuencias si pueden constituir un acto de corrupcin. Incluso la omisin (la decisin de no ejecutar la ley, es decir de no aplicarla o de retardar su aplicacin), puede ser constitutiva de delito.

    En la prevencin y combate a la corrupcin, la Constitucin de la Repblica es complementada por otras leyes, como la Ley General de la Administracin Pblica, Ley Orgnica del Presupuesto, Ley de Contratacin del Estado, las disposiciones generales del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la Repblica, la Ley Orgnica del Tribunal Superior de Cuentas, Ley del Ministerio Pblico y la Ley de la Procuradura General de la Repblica, entre otras.

    Catlogo mnimo del abuso de poder

    La corrupcin es un acto social y personal, a la vez o simultneamente, que se desarrolla en la esfera pblica y la privada, con estrecha relacin entre ambas. El Cdigo Penal no puede definir la corrupcin como un delito especfico porque no se trata de un acto determinado, puesto que dentro del trmino corrupcin, quedan comprendidas todas las conductas ilcitas que tengan la caracterstica de quebrantar el compromiso tico de cada autoridad de ejercer correctamente la porcin del Poder Pblico que le confiere expresamente la ley.

    1. Dictar rdenes o resoluciones para las cuales no est facultado legalmente un funcionario. La orden es una conminacin a que se actu o se deje actuar de una determinada manera.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    2. No ejecutar las leyes. La decisin consciente de no aplicar la ley o de retardar la aplicacin de la misma.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

  • 29Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

    3. El abuso funcional. Cuando apelando a su autoridad y actuando como simple particular (no empleado pblico) demanda o ejecuta una accin impropia.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    4. Omisin. Se consuma cuando debiendo ejecutarse la ley, no se observa la conducta esperada por parte del funcionario dentro del termino legalmente fijado, por ejemplo que omitiere o rehusare cumplir algn acto de su competencia. Generalmente la omisin es la antesala de una respuesta negativa a la demanda que se le exige.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    5. El retardo en el cumplimiento de las funciones. Implica la realizacin del acto, pero fuera del plazo legalmente determinado o conveniente.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    6. Denegacin de auxilio o negligencia. Ocurre cuando la autoridad requerida ante una denuncia especfica de un abuso de poder no atiende (rechaza) la demanda de auxilio ciudadana o se muestra negligente en el ejercicio de sus funciones.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    7. Abandono del cargo (destino) para el que ha sido electo o nombrado. Ocurre cuando el funcionario pblica abandona el cargo o destino para el que ha sido electo o nombrado, provocando con ello dao (inmediato o potencial) al servicio pblico. Comprende tanto la situacin de quien deja el cargo despus de presentar la renuncia y antes que le sea aceptada, como el que deja el cargo sin haber presentado la renuncia y sin haber cesado legalmente en sus funciones.

  • 30 Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    8. Nombramientos ilegales. Ocurre cuando un funcionario pblico propone o nombra para cargos pblicos a personas que no renen los requisitos legales o que se nombran en la administracin pblica para sufragar de manera encubierta- su desempeo en actividades al margen de la administracin pblica. Incluso es inadmisible la simple tentativa (recomendacin) de ese tipo de nombramientos.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    9. Aceptacin ilegal e ilcita de cargos. Aplica a las personas que aceptan un cargo o nombramiento para el cual no renen las competencias o requisitos establecidos por la ley.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    10. Cohecho. Es la figura penal en que se incurre cuando un funcionario publico por s mismo o a travs de otras personas recibiere dinero o cualquier otra dadiva (indica la existencia de algo que se puede dar y recibir en sentido material) o aceptare una promesa directa o indirecta, para hacer o dejar de hacer algo relativo a sus funciones o para hacer valer la influencia derivada de su cargo ante otro funcionario publico, a fin que este haga o deje de hacer algo relativo a sus funciones.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    11. Cohecho judicial. Implica al Juez que aceptare promesa o dadiva para dictar o demorar u omitir dictar una resolucin o fallo, en asuntos sometidos a su competencia.

  • 31Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    12. Cohecho activo. El delito se imputa a quien directa o indirectamente, diere u ofreciere dadivas a un funcionario publico, en procura de la conducta reprimida por la ley.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    13. Malversacin de caudales pblicos Al funcionario publico que sustrajere caudales o efectos cuya administracin, percepcin (percibir o conseguir bienes para la administracin) o custodia (es la actividad de cuidado y vigilancia sobre los bienes) le haya sido confiada por razn de su cargo. Cuando un administrador pblico da a los caudales y los efectos que administrare una aplicacin diferente de aquellas a que estuvieren destinados.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    14. Malversacin culposa. Incurre en ella el funcionario que por imprudencia o negligencia o por inobservancia de los reglamentos o deberes de su cargo, diere ocasin a que se efectuare por otra persona la sustraccin de caudales o efectos. No se castiga la sustraccin, sino el dar lugar culposamente a que otro lo sustraiga dolosamente.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    15. Peculado de trabajos o servicios. Ocurre cuando el funcionario emplea en provecho propio o de un tercero trabajos (todas aquellas tareas fsicas o intelectuales que se emplean para la realizacin de una obra determinada) o servicios pagados por una administracin publica.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

  • 32 Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

    16. Malversacin de bienes administrados o bajo custodia. Estn sujetos quienes administran o custodian bienes pertenecientes a establecimientos de instruccin pblica o de beneficencia, as como los administradores y depositarios de caudales embargados o depositados por autoridad competente, aunque pertenezca a particulares.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    17. Demora justificada del pago. El funcionario publico que, teniendo fondos expeditos, demorare injustificadamente un pago ordinario o decretado por la autoridad competente. Lo que se demoran son los pagos ordinarios o los decretados: los primeros los que la administracin efecta peridicamente de acuerdo con su presupuesto u otra fijacin propia, los segundos son los dispuestos por resolucin especial de la autoridad en relaciones jurdicas especficas.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    18. Negativa a entregar bienes. Ocurre cuando el funcionario pblico requerido por la autoridad competente, rehusare entregar una cantidad o efecto depositado o puesto bajo su custodia o administracin.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    19. Exacciones ilegales. Est ligado al concepto de arbitrariedad, ocurre cuando el funcionario pblico abusando de su cargo exigiere o hiciere pagar o entregar indebidamente, por si o por interpuesta persona, una contribucin, un derecho o una dadita o cobrase mayores derechos que los que corresponde por la prestacin de un servicio. Lleva implcito tambin el sentido de cobro excesivo.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

  • 33Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

    20. Exacciones agravadas. Cuando se emplea la intimidacin o se invoca una orden superior para el cobro o exigencia.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    21. Utilizacin de informaciones y datos reservados. El funcionario publico que con fines de lucro utilizare para s o para unas terceras personas informaciones o datos de carcter reservado de los que haya tomado conocimiento en razn de su cargo y de los cuales saque provecho.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    22. Enriquecimiento ilcito. Cuando un funcionario o ex funcionario al ser debidamente requerido, no justificare la procedencia de un enriquecimiento patrimonial apreciable suyo o de personas interpuestas para disimularlo. No justificar alude a la falta de acreditacin de la procedencia del enriquecimiento, ya provenga de una negativa expresa o implcita. El delito se consuma cuando, vencidos los plazos fijados para contestar al requerimiento o, en su defecto, transcurrido los plazos procsales pertinentes para ejercer el derecho de la defensa, el agente no justifica suficientemente la procedencia de su enriquecimiento.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    23. Prevaricato del juez. El juez que dictare resoluciones falsas contraras a la ley invocada. El hecho es falso cuando el juez sabe que no existi o que no existe, o existi pero no tal como l lo presenta en la fundamentacin. El delito se agrava cuando la falsedad se pronuncia en una causa criminal y se apoya con ella una sentencia condenatoria.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

  • 34 Identificacin del abuso de poder y los actores institucionales y sociales claves

    24. Prevaricato de otros auxiliares de la justicia. Ser aplicable a los fiscales asesores y dems funcionarios encargados de emitir su dictamen ante las autoridades y que perjudican deliberadamente la causa confiada.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    25. Denegacin y retardo de la justicia. Constituyen un doloso desconocimiento de la ley, que paraliza o retarda el desarrollo de la funcin garantizadora de los derechos del individuo o de la sociedad frente a su desconocimiento por terceros. Aqu cabe una serie de actividades que no se reducen exclusivamente al dictado de resoluciones, se tratara de toda las actividades que constituyen el desarrollo de la actividad jurisdiccional del agente como las de recibir declaraciones, fijar audiencias, practicar inspecciones, etc., La justicia no se administra solo con resoluciones.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    26. Incumplimiento de la obligacin de reprimir la delincuencia. El funcionario publico que, faltando a la obligacin de su cargo, dejare de promover la persecucin y represin de los delincuentes, a menos que pruebe que su omisin provino de un inconveniente insuperable.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    27. El falso testimonio. El testigo, perito o interprete que afirmare una falsedad o negare o callare la verdad, en todo o en parte, en su deposicin, informe, traduccin o interpretacin, hecha ante la autoridad competente.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

  • 35El escenario actual

    55 El escenario actual

  • 36 El escenario actual

  • 37El escenario actual

    Esta fase se propone caracterizar la actuacin de la administracin Zelaya Rosales, el coste socioeconmico de la corrupcin y el papel de los actores institucionales y sociales, como escenario base para la prospeccin posterior.

    De acuerdo al ndice de Percepcin de la Corrupcin (2008), Transparencia Internacional (TI) ubica a Honduras en la posicin 126 de 180 pases encuestados en el mundo, es decir, entre los ms contaminados por el mal. En Latinoamrica, entre las 32 naciones analizadas, Honduras ocupa el nmero 26, nicamente superado por Guyana, Nicaragua, Paraguay, Ecuador, Venezuela y Hait. Ello significa que es percibido como el segundo pas ms corrupto del rea centroamericana.

    TI mantuvo para Honduras el promedio del 2007 de 2,5, como puntaje individual en una escala de 0 al 10, en la que la cercana al primer dgito es sinnimo de mayor corrupcin y la lejana equivale a ms transparencia. Dicho de otra manera, entre ms cerca del cero; ms corrupto, entre ms cerca del 10; menos corrupto.

    Para los analistas, el porcentaje asignado por TI caracteriza a Honduras como una nacin en la cual la

    corrupcin es percibida como desenfrenada. Ms all de la voluntad o no que tengan los gobiernos o las autoridades para actuar, el sistema ya ofrece impunidad, como un inmenso y sombro paraguas a la corrupcin.

    Proclama por la Dignidad y la justicia

    Pueblo hondureo, Pueblos del Mundo: Esa clase poltica ha destruido nuestros valores, ha pisoteado nuestras leyes en nombre de la Constitucin de la Repblica, ha dicho el nombre de Dios cuando va a decidir en contra del pueblo

    Captu

    lo 5 El escenario actual

    En Latinoamrica, entre las 32 naciones analizadas, Honduras ocupa el nmero 26, nicamente superado por Guyana, Nicaragua, Paraguay, Ecuador, Venezuela y Hait. Ello significa que es percibido como el segundo pas ms corrupto del rea centroamericana.

  • 38 El escenario actual

    y se ha aprovechado de la paciencia y de la ignorancia de la gente humilde para apropiarse del Estado hondureo para sus propios intereses y caprichos. Esa clase poltica antipatritica y sucia es la que ha construido la corrupcin como un modo de hacer poltica y de chantajear y traficar con las necesidades de todo el pueblo hondureo.

    14 mayo 2008 La falta de efectividad para castigar el delito de abuso de poder y malversacin de los caudales pblicos se encubre de mil maneras. En la actualidad es comn, por ejemplo, que los inculpados de latrocinio se beneficien de medidas sustitutivas, que les permiten evadir los autos de prisin en los escasos casos en los cuales han sido remitidos.

    Un par de nombres de beneficiados que usted recuerde?:

    1_____________________________________________________________________________________________________________________2_____________________________________________________________________________________________________________________ Lo que en Honduras se pone de manifiesto es que las distintas formas en que operan y se protegen tanto los corruptos como los corruptores confirman la captura del Estado por grupos de poder, lcitos e ilcitos, que tienen la capacidad de influir en los procesos de decisin poltica o judicial a travs de mecanismos de presin o de incentivos ilegtimos para satisfacer intereses polticos o econmicos particulares, afectando el cumplimiento de responsabilidades pblicas de inters colectivo y de la moral social. Entre esos grupos de poder destaca cada vez ms el denominado crimen organizado, capaz, con sus inmensas fortunas mal habidas, de comprar desde jueces hasta diputados, pasando por ministros o policas. Cada vez hay ms denuncias, por ejemplo, de narcotraficantes comprando influencia o atentando contra los funcionarios que se les oponen.

    Ligada a esa aseveracin hay que agregar la captura judicial del Estado, que implica manipular el Poder Judicial para inclinarlo a favor de ciertos fallos. Por su cuanta y por su frecuencia motiva una urgente reflexin sobre el papel de los organismos contralores o fiscalizacin del Estado.

    Pese a los reclamos de transparencia y todos los argumentos expuestos a favor de la seguridad jurdica, no hay mucha esperanza de

  • 39El escenario actual

    que la Corte se despolitice a partir del nuevo perodo que se inici en enero del 2009. Los principales dirigentes polticos y empresariales del pas pujan por colocar a sus ahijados en el mximo tribunal de justicia, en una competencia en la cual el papel del Congreso Nacional sigue siendo nefasto, como caja de resonancia de los grupos de poder. En la Cmara Legislativa se concreta la captura del Estado a travs de las leyes. Honduras es un Estado de leyes, ms de cuatro mil vigentes, pero no significa que sea un Estado de Derecho.

    La captura del Estado, en sus mltiples dimensiones, es quizs hoy uno de los temas ms graves que tiene Honduras en su lucha contra la corrupcin y que genera el efecto perverso de generar desequilibrios econmicos, sociales y polticos profundos.

    La persistencia de altos niveles de corrupcin y de pobreza que afectan a pases como Honduras suele ser comparada a una catstrofe humanitaria, pero en ste caso en lugar de convocar la ayuda o el respaldo internacional, ms bien lo repele y retira. En el 2008 se mencion la posibilidad de que Honduras dejara de percibir recursos de la Cuenta del Milenio, financiados por el gobierno de los Estados Unidos, por la persistencia de la corrupcin. Finalmente, esa situacin que si ocurri en la vecina Nicaragua- no se dio en Honduras. Sin embargo, hay otras fuentes de financiamiento bilateral que se han ido, se estn yendo o han reducido notablemente sus aportes.

    Los medios informativos de Honduras a diario describen, relatan, citan o mencionan la difcil situacin econmica y social que vive la mayora de la poblacin. Se reclama constantemente del Estado que tome medidas efectivas para generar ms recursos y emplearlos mejor, aunque en la mayora de los sueltos periodsticos no se ligan las consecuencias sociales a sus causas, entre las cuales destaca el latrocinio.

    Lo anterior contribuye a explicar por qu cada ao el Presupuesto de Egresos del pas aumenta un promedio entre 10% y 12%, sin que el progreso de esa estadstica se refleje en una satisfaccin mayor de las demandas de la ciudadana. Lo mismo ocurre con el porcentaje del denominado gasto social que aumenta nominalmente, pero sin que se traduzca en una mejor calidad y cobertura de los servicios pblicos. Una cita mdica en el Hospital Escuela puede demorarse cinco o seis meses, dependiendo de la especialidad y la consulta pendiente (de hecho, no es noticia). Cuando eso ocurre las vctimas no preguntan por qu, simplemente se da por natural y casi inevitable, salvo que haya un contacto o un trmite personal que le favorezca.

    De hecho, el combate a la corrupcin ha emergido como uno de los asuntos principales en la agenda poltica internacional, pero no en la

  • 40 El escenario actual

    agenda poltica nacional, pese la irrupcin cada vez ms fuerte y visible del crimen organizado. Como ya se mencion, el narcotrfico, el trfico de personas, el lavado de activos y otros delitos asociados tienen un alto nivel de penetracin en todas las instancias pblicas, desde el manejo de los aeropuertos hasta la polica.

    La situacin hoy en da, se ha diversificado tanto en las fuentes de la corrupcin como entre sus protagonistas, y en su combate son pocos o inexistentes los avances logrados en la actual administracin liberal que encabeza el Presidente Manuel Zelaya Rosales. Respecto a la percepcin sobre la corrupcin a nivel pblico en la actual administracin, los ndices se incrementaron a partir de 2008 en la misma medida que se desat el fenmeno electoral. Muchos polticos llegan a las instancias pblicas (cualquiera que sean sus reas de trabajo) con la simple pretensin de lucrarse. Ello tiende a erosionar la legitimidad del sistema institucional y poltico del pas y afecta directamente su capacidad de atender las demandas sociales.

    El poco o nulo compromiso de los gobiernos para combatir la corrupcin contrasta con el hecho de que el Estado hondureo es signatario de importantes tratados y convenios internacionales que le obligan a actuar en la materia. Para hacerlo, si se propusiera, no tiene las manos vacas. En lo interno el Cdigo Penal ofrece los mecanismos para que el Estado y la sociedad puedan efectivamente combatir la corrupcin. Por ello tipifica delitos y penas para aquellos comportamientos que constituyen actos de corrupcin. Intocados se encuentran los artculos 349, 350, 350-A, 352, 353, 354, 355, 357, 358, 358-A, 359, 360,361, 362, 363, 364, 365, 366, 366-A, 368, 369, 369-A, 369-B, 369-C, 369-D, 370. 371, 372, 373, 373-A, 374, 375, 376, 377, 378, 379, 380, 381, 382, 383, 384, 385, 386, 387, 388, 389, 390, 391, 392, 392-A, 392-B, 392-C, 392-D, 392-E, 392-F, 394-A hasta el Q del Cdigo Penal. Algo similar ocurre con otras legislaciones, como la Ley contra el Delito de Lavado de Activos o la propia Constitucin de la Repblica.

    Lamentablemente, en su cuarto y ltimo ao de mandato (2008), la administracin Zelaya no articul o cre una verdadera poltica de Estado para combatir la corrupcin, no mostr energa para urgir la aplicacin de la ley a los funcionarios acusados de corrupcin, no fortaleci un sistema nacional de transparencia y rendicin de cuentas confiable y no potenci los movimientos ciudadanos de auditora social y transparencia, todo lo contrario, su poltica ha sido dividir, debilitar, intimidar o comprar. Hubo retrica, pero los hechos quedaron muy rezagados.

    Existe, para el caso, poca confianza y credibilidad respecto a los procesos de contratacin, ya sea con licitacin o de forma directa. Las

  • 41El escenario actual

    denuncias son mltiples como la existencia de empresas constructoras de maletn que reciben encargos de obras pblicas- y se le identifica como una de las principales fuentes de corrupcin en la Secretara de Obras Pblicas, Transporte y Vivienda. An no existe transparencia sobre el valor de las ofertas, la calidad de los oferentes, las condiciones para determinar tcnica y financieramente las propuestas, cmo se evaluarn imparcialmente las ofertas, los informes de compras y auditoras.

    Tampoco se logr avanzar en el pas en la promulgacin de normas y otras medidas que establezcan sistemas para proteger a los funcionarios pblicos y ciudadanos particulares que denuncien de buena fe actos de corrupcin, incluyendo la proteccin de su identidad. El ciudadano (a) despus de una denuncia todava se siente solo ante las amenazas o represalias que le acarrea su accin. Eso confirma la distancia entre el marco jurdico y la realidad puesto que la Ley Orgnica del Tribunal Superior de Cuentas (prrafo primero, artculo 72) establece la obligacin de los servidores pblicos de denunciar actos de corrupcin y, a su vez, asegura que gozarn de la ms amplia proteccin del Estado.

    Lo trgico, porque el saldo es humano, no simples palabras o dgitos de cuentas bancarias, es que desde hace varios aos, muchos especialistas destacan el impacto desfavorable de la corrupcin en el crecimiento y la distribucin del ingreso porque transfiere recursos pblicos a manos privadas, generalmente dando lugar a servicios pblicos y privados deficientes y de baja calidad. En Honduras se cita que la corrupcin representa unos 12 mil millones de lempiras del presupuesto nacional por ao, a lo que debe sumarse la evasin fiscal, que supera los doce mil millones de lempiras por ao (segn la DEI). Ello repercute en que la corrupcin tenga un efecto negativo en la democracia, erosionando la confianza de los ciudadanos en la legitimidad del sector pblico.

    Un aspecto alentador entre las malas noticias es que existe una creciente apreciacin de los efectos corrosivos de la corrupcin en el desarrollo econmico-social y de cmo la corrupcin impide la consolidacin de una verdadera gobernabilidad democrtica. Hay una ciudadana que poco a poco pierde su temor de enfrentarla y busca forma de asociacin para hacerlo. La mejor indicacin de cunto dao puede causar la corrupcin al sistema poltico hondureo la puso en evidencia la huelga de hambre de los fiscales y otros ciudadanos que cuestion el papel del Ministerio Pblico y sus principales autoridades por proteger a elites polticas y econmicas del procesamiento de casos de corrupcin.

    Lo que se perfil con la huelga de los fiscales (abril-mayo) fue un problema sumamente complejo dado que la huelga termin revelando un conflicto de intereses, derechos, libertades y obligaciones, ms all del

  • 42 El escenario actual

    escenario reducido del Ministerio Pblico. Es por ello que en el desarrollo de la huelga resaltaron dos demandas: una explcita y otra menos explcita. La primera fue exigir cambios a fondo en la institucionalidad jurdica encargada de fiscalizar el buen uso de los bienes pblicos; se exigi la despolitizacin del Ministerio Pblico, del Tribunal Superior de Cuentas y de la Corte Suprema de Justicia, con la peticin concreta de revisar aquellos expedientes por corrupcin engavetados durante aos.

    La segunda tiene que ver con los medios de comunicacin y su responsabilidad para contribuir al mejoramiento de la calidad informativa dentro del sistema democrtico. En el transcurso de la huelga se ratific que los medios, en manos privadas, afrontan el riesgo de convertirse en instrumentos de hegemona, impunidad y poder, apaando la corrupcin y formando parte de ella, perdiendo su naturaleza social y tica.

    Es importante destacar que la Huelga de los Fiscales no slo ha sido el movimiento social ms censurado y atacado desde la gran prensa, sino que tambin marc precedentes relevantes, entre ellos el uso en gran escala de las nuevas tecnologas de comunicacin social, precisamente para contrarrestar la desinformacin. Los correos electrnicos, la telefona mvil (mensajitos) y formas variadas de expresin cultural (msica, teatro, danza, pinturas) y de resistencia meditica (Prensa sin Censura), se pusieron en prctica en los das de la huelga.

    Los huelguistas coincidieron con la mayora de la poblacin que perciben que la corrupcin es generalizada y que ha hecho perder legitimidad a las instituciones pblicas y polticas. Honduras reporta ya un nivel muy bajo de valores y actitudes democrticas cuando se compara con otros pases en el hemisferio. Por lo tanto, los resultados de este anlisis destacan la posibilidad de que, si la corrupcin crece, sta pueda convertirse en un factor importante que ponga en peligro la consolidacin de la democracia en Honduras y su proyeccin internacional.

    Quiz la conclusin ms relevante sigue siendo la misma de otros aos, pero con ms argumentos: el combate frontal a la corrupcin es el reto de gobernabilidad ms importante del pas. A menos corrupcin, ms democracia.

    El coste socioeconmico de la corrupcin

    Los expertos en economa de todo el mundo convienen actualmente que la corrupcin desde el soborno y la extorsin hasta el nepotismo tiene efectos socioeconmicos devastadores, en particular para las naciones en situacin difcil, pese a lo cual el pas carece de un costeo para estos efectos.. Ello no implica que no existan herramientas metodolgicas

  • 43El escenario actual

    para medir las percepciones de corrupcin (como las aplica Transparencia Internacional o el Latinobarmetro) o de eficacia (Banco Mundial), sino que las mismas han sido poco aplicadas o no aplicadas en el pas.

    El FOSDEH en base a su monitoreo anual de las denuncias publicadas en los medios de informacin y del anlisis del Presupuesto Nacional la estima en 10% del presupuesto anual. La magnitud de esa cifra, que ronda los 12 mil millones de lempiras, resalta, por ejemplo, si se le compara con el presupuesto oficial del Instituto Hondureo de la Niez y la Familia (IHNFA) para el 2008, que fue apenas de 143 millones de lempiras. Incluso supera con amplitud el presupuesto anual de la Secretara de Salud (Lps. 7,390.922 millones) y es diez veces ms que el presupuesto anual del Estado para incentivar la agricultura y la ganadera en el pas.

    El Banco Mundial estima que la corrupcin puede reducir la tasa de crecimiento de un pas entre 0,5 y 1 punto porcentual por ao. Segn las investigaciones del FMI, la inversin en los pases corruptos es casi un 5% menor que en los pases relativamente exentos de corrupcin. De acuerdo con la agencia de calificacin de valores Standard and Poors, hay una probabilidad de entre un 50% y un 100% de que los inversores pierdan todas sus inversiones en un plazo de cinco aos en pases con diversos grados de corrupcin. Esto hace que la inversin a largo plazo la que ms beneficia a un pas sea peligrosa e improbable.

    Con cada nuevo gobierno la corrupcin hace emerger nuevos operadores de la misma. Lo paradjico es que a mayor dificultad, mayor es el costo de la misma y tambin la demanda de ofertantes.

    Es evidente que los empresarios que caen en esa dinmica obtienen ventajas comparativas respecto a los que no acceden. Rompiendo las reglas del juego pueden beneficiarse de contratos, concesiones, privilegios arancelarios, fiscales, de pagos de servicios e impuestos.

    El asunto es que cada vez que la corrupcin pblica se consuma, el Estado pierde una cantidad sustancial de sus ingresos y repercute de manera directa en la calidad y cantidad de los servicios sociales que ofrece. Las estimaciones muestran que pasar del actual nivel del ndice de Corrupcin Percibida (IPCO) (alrededor de 2.5 puntos en una escala de 10) a otro aceptable (al menos 5 puntos) se reduciran a la mitad el nmero de Necesidades Bsicas Insatisfechas (NBI) promedio de cada hogar (de 07 a 0.35) y el nivel de ingreso de los hogares aumentara en 11%.

    De lo anterior se deduce que a mayor corrupcin aumenta la probabilidad de mayores NBI. Sin duda, la corrupcin opera como un impuesto regresivo contra los sectores econmicos y sociales ms

  • 44 El escenario actual

    dbiles y vulnerables, desva los beneficios de los programas sociales de sus destinatarios y favorece la desigualdad econmica y la creciente concentracin del ingreso.

    Otra variable importante tiene que ver con corrupcin y desencanto con la democracia. Una impresin creciente es que la poltica tradicional ha sido la promotora principal de la corrupcin y trascendi la forma de hacer carrera dentro del poder pblico para convertir esa prctica en el camino ms corto para el enriquecimiento personal o de otros sectores, incluyendo empresarios, periodistas, sindicalistas y ciudadanos.

    Desde el retorno al orden constitucional en 1982, se fue gestando una daina politizacin de la administracin pblica en nuestro pas, marcada por una progresiva fusin entre las elites polticas, la alta burocracia y los empresarios; que favoreci el desarrollo de una corrupcin institucionalizada, el trfico de influencias, el uso de informacin privilegiada con fines privados, el clientelismo, el abuso de autoridad, y el nepotismo, por citar algunos ejemplos.

    En Honduras no existe un conflicto de intereses entre el inters pblico y el privado, en virtud de que se puede ser funcionario pblico o diputado y al mismo tiempo ser empresario o defensor muchas veces legal- de grupos corporativos. Es usual, por ejemplo, que comisiones dictaminadoras del Congreso Nacional las encabecen o integren diputados vinculados a empresas o intereses de los temas que le toca discutir.

    Un ejemplo que recuerde?:________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    Es imposible fragmentar el costo que ha supuesto al Estado hondureo la discrecionalidad y secretividad en el ejercicio de gobierno; la impunidad; la burocratizacin y falta de profesionalizacin de los funcionarios de la administracin pblica, la sobreregulacin, el padrinazgo, el abuso de poder, el nepotismo, el clientelismo y, ms recientemente, las mafias.

    El dao se observa en el conjunto de sus repercusiones, no de manera aislada. Similar a otras naciones, la corrupcin pblica aumenta los costos de transaccin y la incertidumbre de la economa, desalienta las inversiones productivas y favorece las inversiones especulativas, provoca incentivos negativos para qu los negocios busquen favorecerse ms del amparo del

  • 45El escenario actual

    poder que de las mejoras de su productividad y competitividad, prohba los mercados monoplicos u oligoplicos y desprotege a los consumidores y mina la legalidad, el Estado de Derecho y favorece la impunidad.

    Ello ayuda a entender que tampoco las legislaciones parciales como la aprobada Ley de Transparencia y Acceso a la Informacin Pblica- o mecanismos institucionales recientes como el Programa de Eficiencia y Transparencia en la Compra y Contrataciones del Estado o el Sistema de Administracin Financiera Integrada - pueden considerarse soluciones para enfrentar con xito la corrupcin. La corrupcin debe interpretarse como una falla en la estructura institucional de la sociedad. Si la estructura institucional fuese efectiva, los actos de corrupcin seran detectados y sancionados como regla general y, a la vez, las normas rpidamente seran adaptadas para inhibir los actos de corrupcin.

    Volviendo al vnculo corrupcin poltica-desencanto ciudadano su impacto respecto a las preferencias por la democracia no est del todo claro en el pas- Un indicador que se alude es el creciente abstencionismo electoral, pero al mismo tiempo los pocos que si ejercen su derecho al sufragio prefieren de manera abrumadora la continuidad de los polticos y partidos tradicionales (que suelen asociarse a malos gobiernos y corrupcin) que a nuevas alternativas. El desencanto aumenta, pero no transforma.

    Ms repercusiones inmediatas tiene la corrupcin respecto a la cooperacin internacional que a partir de la Declaracin de Pars muestra ms rigor en la eficacia de la ayuda. La transparencia es una condicionalidad nueva en ese tipo de relaciones bilaterales o multilaterales. El rezago de Honduras al respecto es enorme. La estructura del Estado se dise precisamente para la falta de transparencia, como lo prueba la existencia de ms de 50 dependencias pblicas ejecutoras de proyectos, la mayora de las cuales actan de forma paralela entre s. De hecho, un estudio del Banco Mundial (2006) revel que slo 72% de los desembolsos internacionales se registran de manera correcta en el sistema contable del pas; del resto no se conoce su paradero real.

    El desempeo de los organismos pblicos anti corrupcin

    En el Captulo III (De los Tratados) de la Constitucin de la Repblica, en el Artculo 16 se establece que Todos los tratados internacionales deben ser aprobados por el Congreso Nacional antes de su ratificacin por el Poder Ejecutivo. Los tratados internacionales celebrados por Honduras con otros estados, una vez que entran en vigor, forman parte del derecho interno y en el Artculo 18 se subraya que En caso de conflicto entre el tratado o convencin y la Ley prevalecer el primero.

  • 46 El escenario actual

    Lo anterior implica que pese a la falta de una normativa interna adecuada, todos los tratados, protocolos y convenciones suscritas por Honduras en materia anticorrupcin forman parte del derecho interno y prevalecen sobre las leyes.

    Honduras es signataria, entre otros, de la Convencin Interamericana contra la Corrupcin (OEA), de la Convencin de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y ms reciente de la Convencin de las Naciones Unidas contra la Corrupcin. Todas tienen el fin de prevenir, detectar, sancionar y erradicar la corrupcin en el ejercicio de las funciones pblicas, as como las situaciones de impunidades asociadas a esa prctica. No hay excusa.

    En el pas, por diversas circunstancias, tiende a concentrarse la crtica de la ineficacia en el combate a la corrupcin en el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), sin embargo, tal como se apunt anteriormente y sin que la exima de responsabilidades, es el conjunto de la institucionalidad hondurea la que est obligada a prevenir y/o reprimir la corrupcin. Incluye, por ejemplo, la Direccin General de Servicio Civil, la Procuradura General de la Repblica, la Direccin Ejecutiva de Ingresos, la Comisin Nacional de Bancos y Seguros, y otras.

    La Huelga de la Dignidad mostr en toda su magnitud las fallas del Ministerio Pblico y de los poderes Judicial, Legislativo y tambin el Ejecutivo. Procesos de investigacin inconclusos, adulterados, abandonados, sentencias no apegadas a ley, legislaciones amaadas.fueron algunas de las circunstancias que se denunciaron en la protesta.

    Cada uno de los casos denunciados mostr, adems, la responsabilidad del conjunto de la institucionalidad pblica, concentrada y desconcentrada, al permitir, tolerar y auspiciar actos lesivos a los intereses del Estado y la sociedad, consumados por abuso de poder. El listado de los casos archivados que los fiscales en huelga pedan investigar involucraba a instituciones como la Empresa Nacional de Energa Elctrica, Empresa Hondurea de Telecomunicaciones, Empresa Nacional Portuaria, Comisin Nacional de Telecomunicaciones, las cuales, por mandato constitucional y por sus propias leyes orgnicas tienen la responsabilidad de combatir la corrupcin en sus reas correspondientes.

    Es tal la magnitud de la corrupcin que tampoco exime de responsabilidad al ciudadano (a), tanto cuando asume el papel de servidor pblico como de usuario de los servicios pblicos. Ambos tienen deberes y derechos en el propsito de lograr la eficiencia en la funcin pblica, velar porque se respete lo dispuesto en el ordenamiento jurdico y que se ejerciten los mecanismos de control para garantizar la probidad.

  • 47El escenario actual

    El elemento nuevo y sobre el cual hay crecientes expectativas es precisamente el papel de la ciudadana, reivindicando la participacin ciudadana como un instrumento eficaz en el ejercicio y reclamo de sus derechos. Los fiscales en huelga le recordaron a la ciudadana que la Ley del Ministerio Pblico reconoce el derecho de acceso directo e informal de toda persona a ese Ministerio no slo para requerir sus oficios sino para indagar el curso de sus actuaciones.

    La manifestacin ms visible del involucramiento ciudadano es la Auditora Social , como una prctica reciente en Honduras. El trmino de auditora social fue introducido en la discusin pblica y poltica por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en 1998, dirigida por en ese entonces por el Dr. Leo Valladares Lanza, cuando se investig el destino de donaciones internacionales que arribaron al pas despus de la catstrofe del huracn Mitch. Desde entonces se amplio la variedad de experiencias y figuras organizativas, sobre todo en los municipios.

    La auditora social cobr impulso ligada a la implementacin de la Estrategia de Reduccin de la Pobreza, con lo cual vincula los esfuerzos a favor del fortalecimiento de la institucionalidad y cultura democrtica y la lucha contra la pobreza.

    Como formas de participacin en la gestin pblica, las auditoras sociales afrontan crecientes obstculos, precisamente por su aporte a la lucha contra la corrupcin. Una de las crticas o ataques que recibe sostiene que su ejercicio no tiene fundamentos jurdicos. Sin embargo, la auditora social tiene un asidero legal en la Constitucin de la Repblica, los convenios internacionales y la legislacin secundaria, como la Ley de Municipalidades. Es a partir de ellas que puede cumplir sus dos funciones bsicas: mejorar la gestin pblica y combatir la corrupcin. Empeado en esos propsitos hay un importante nivel de voluntariado ciudadano que trabaja a nivel comunitario y que busca organizarse.

    En un enfoque ms amplio, la auditora social es una herramienta para la construccin de una ciudadana integral por lo que requiere de una visin poltico que fortalezca la democracia de abajo hacia arriba, ligada al desarrollo local y nacional. Ah es donde el MADJ ofrece una plataforma ciudadana beligerante.

  • 48 El escenario actual

  • 49Escenarios prospectivos para el 2015

    66 Escenarios prospectivos para el 2015

  • 50 Escenarios prospectivos para el 2015

  • 51Escenarios prospectivos para el 2015

    Por qu el 2015? En septiembre del ao 2000 se firm la Declaracin del Milenio en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. En dicha declaracin se manifestaron inquietudes y compromisos a favor de la paz, la seguridad y el desarrollo. Sobre esa base se elabor un instrumento -los Objetivos y Metas de Desarrollo del Milenio (ODM)- que plantea metas comunes para el desarrollo humano de todas las naciones, en busca de un mundo ms justo, equitativo y menos pobre para el ao 2015.

    Honduras es uno de los 189 Estados signatarios de esta Declaracin cuyos objetivos estn estrechamente relacionados con los indicadores y metas de la Estrategia para la Reduccin de la Pobreza (ERP) de Honduras. La ERP es una propuesta de poltica social que realmente slo tuvo importancia para los gobiernos en tanto representaba un requisito para acceder a beneficios de alivio de la deuda externa y fondos de cooperacin no reembolsables.

    Sin embargo, la ERP todava oficialmente vigente - es la herramienta que contiene algunos lineamientos de poltica, estrategia y planificacin para el cumplimiento de las Metas del Milenio, pese a que hay algunas diferencias entre las metas presentadas en los dos documentos, por ejemplo las relacionadas con la mortalidad materna y la mortalidad infantil.

    Desde la perspectiva de la sociedad civil, ambos instrumentos proveen una aproximacin al enfoque social de desarrollo de largo plazo que es una visin del pas, no solamente de una administracin especfica.

    Bajo, esa consideracin debiera comprometer a todos los actores de desarrollo en Honduras a tomar nuevas medidas y a unir esfuerzos en la lucha contra la pobreza, el analfabetismo, el hambre, la falta de educacin, la desigualdad entre los gneros, la mortalidad infantil y materna, las enfermedades y la degradacin del medio ambiente, pero no ocurre as.

    En la perspectiva del 2015, algunas de las metas sobre las cuales pueden alcanzarse mejores resultados incluyen: asegurar la educacin primaria para todos los nios y nias; equidad de gnero en el acceso a la

    Captu

    lo 5

    Escenarios prospectivos para el 2015

    La ERP es una propuesta de poltica social que realmente slo tuvo importancia para los gobiernos en tanto representaba un requisito para acceder a beneficios de alivio de la deuda externa y fondos de cooperacin no reembolsables.

  • 52 Escenarios prospectivos para el 2015

    educacin; reduccin de la mortalidad materna; disminucin de la incidencia de las enfermedades graves como malaria y clera; mayor acceso al agua potable; y, mejoramiento de las condiciones de vivienda.

    Segn el comportamiento observado de ciertos indicadores entre 1990 y 2001, y en base a las proyecciones realizadas por organismos internacionales, las metas que muestran menos probabilidad de ser cumplidas son: reducir la pobreza extrema y el hambre a la mitad; disminuir la mortalidad de la niez dos terceras partes; detener significativamente la incidencia del VIH/SIDA; y, revertir la prdida de los recursos del medio ambiente. Ahora bien, en la medida en que el pas se demore en superar estas carencias, que mal invierta sus recursos financieros y que no logre xitos en el combate a la corrupcin, se aleja la posibilidad de mejorar las condiciones de vida de los hondureos y hondureas.

    Para el 2005 distintas fuentes coincidieron en sealar el virtual estancamiento de los indicadores de pobreza. El porcentaje de hogares debajo de la lnea de pobreza se mantuvo alrededor de 65% y el de hogares en extrema pobreza en cerca de 48% durante los aos 2001-2005. En el rea rural los porcentajes se elevan a un poco ms de 70% en el caso de la pobreza general y 60% en el caso de la pobreza extrema. Por otra parte, los indicadores de desigualdad tambin muestran empeoramiento en el perodo.

    En el 2006, el gobierno Zelaya propuso una revisin de la ERP para conseguir una mejor focalizacin y calidad de los proyectos, pero la versin definitiva nunca lleg, pese a lo cual en el balance de ese ao el Instituto Nacional de Estadstica (INE) report una disminucin de 6 puntos en el porcentaje de hogares bajo la lnea de la pobreza, para volver a repuntar en el 2007 y 2008.

    Al tomar en consideracin la variable demogrfica los expertos estiman que para el 2015 la poblacin de Honduras sumar 8.8 millones de habitantes, de los cuales 4.1 millones vivir en la zona rural y 4.7 millones en la urbana. El compromiso de la ERP es lograr para el 2015 que la tasa de pobreza sea de 42% y la de pobreza extrema 25%. Para crear el espacio fiscal que haga posible alcanzar las metas ERP se requiere lograr un crecimiento real de entre 4.5% y 6% anual, ingresos tributarios y corrientes de al menos 17% y 18% del PIB, respectivamente, as como aumentos del gasto social no menores del 9% del PIB. Slo para alcanzar la meta de lograr una cobertura de agua de 95% de la poblacin para el 2015 el pas requiere invertir unos 358.5 millones de dlares.

    Sin embargo, la tendencia del crecimiento dista de consolidarse al existir situaciones estructurales y amenazas coyunturales, tales como una excesiva dependencia de las remesas, clientelismo poltico, dependencia

  • 53Escenarios prospectivos para el 2015

    energtica, degradacin ambiental, alta vulnerabilidad de los desastres naturales y corrupcin.

    Escenarios previsibles para el 2015Escenario ACatstrofe Humanitaria A) La corrupcin sigue consumiendo un promedio de 10% del Presupuesto Nacional de Ingresos y Egresos de la Repblica, sin que haya medidas efectivas para cambiar esa situacin.

    Consecuencias A partir del porcentaje calculado de un posible 10% y de una variacin promedio interanual de 12.3% de incremento en el Presupuesto Anual de Egresos e Ingresos de la Repblica (equivalente a 12,165.1 millones de lempiras ms en 2008 respecto a 2007) el costo global de la corrupcin (crecimiento vegetativo) en el perodo 2009-2015 sera de 139 mil 086.9 millones de lempiras, con lo cual se perdera el equivalente a un ao presupuesto para el pas.

    El incremento promedio interanual presupuestario de 12.3% vara significativamente a partir de su desglose, puesto que el Presupuesto General de Ingresos y Egresos para el ao fiscal 2008 (Gasto del Sector Pblico) contempl un crecimiento de 22.0% respecto a lo aprobado para el 2007 y para las instituciones descentralizadas de 13.4% en el mismo perodo.

    Presupuesto base 2008

    111,850.1 11,185.0

    Presupuesto Proyectado 2009

    125,607.7 12,560.8

    Presupuesto Proyectado 2010

    141,057.4 14,105.7

    Presupuesto Proyectado 2011

    158,407.5 15,840.7

    Presupuesto Proyectado 2012

    177,891.6 17,789.2

    Presupuesto Proyectado 2013

    199,772.2 19,977.2

    Presupuesto Proyectado 2014

    224,344.2 22,434.4

    Presupuesto Proyectado 2015

    251,938.6 25,193.9

    Total 1,390,869.3 139,086.9

    Ao de Presupuesto

    Monto (Millones de lps)

    Tasa 10% de laCorrupcin

  • 54 Escenarios prospectivos para el 2015

    Si se toma en cuenta que el financiamiento del Presupuesto General se completa con deuda interna (un promedio de 56%) y por recursos externos (prstamos, donaciones) en un 44% y que en ambos la tendencia del Estado es a mayor dificultad o a enfrentar la curva decreciente, es previsible la utilizacin de la mayor parte de los recursos para gastos corrientes (sueldos y salarios) y menos para inversin pblica (social y de infraestructura).

    El monto de corrupcin estimado para los cuatro aos (2008, 2009, 2010 y 2011) equivaldra a 64.7% de lo previsto en el rengln de sueldos y salarios.

    Mientras tanto, en el caso de la meta de gastos para la Estrategia de Reduccin de la Pobreza, la programacin estimada por fuentes oficiales versus costo promedio de la corrupcin es la siguiente:

    En este caso el monto de corrupcin estimado para los tres aos (2009, 2010 y 2011) equivaldra a 58.9% de lo previsto en la meta global de gastos ERP.

    Para lograr cumplir las metas pblicas en materia de sueldos y salarios y gastos ERP/Metas del Milenio es fundamental que se diseen polticas, programas y proyectos que reduzcan el costo de la corrupcin y/o ineficacia.

    Rengln 2008 2009 2010 2011 Total (millones delempiras) Sueldos y salarios

    24,633.5 28,514.8 31,665.0 34,265.1 91,078.4

    Costo corrupcin

    11,185.0 12,560.8 14,105.7 15,840.7 53,692.2

    Porcentaje del PIB de sueldos y salarios

    9.7% 9.60% PIB

    9.89% PIB 9.53%

    Gobierno Central: sueldos y salarios comparado con el costo anual estimado de la corrupcin (millones de lempiras)

    Ao 2009 2010 2011 Total20,083.8 21,880.5 23,717 65,681.3

    Como porcentaje del PIB 9.0% 9.1% 9.2%Costo corrupcin estimado 12,560.8 14,105.7 15,840.7 42,507.2

    Meta global de gastos ERP comparado con el costo anual estimado de la corrupcin (millones de lempiras)

    Presupuesto plural proyectadopor la Secretara de Finanzas

  • 55Escenarios prospectivos para el 2015

    Diferentes estudios advierten la peligrosidad del creciente endeudamiento interno y la reduccin de los recursos externos (deuda ms cara y menor flujo de donaciones). Las cifras disponibles muestran una reduccin de los desembolsos no reembolsables y montos decrecientes de alivio de la deuda externa, con lo cual, en el escenario A: la fuga de recursos va corrupcin pblica aumentar, en tanto los ingresos para afrontar los gastos bsicos de funcionamiento del Estado y atender las demandas sociales disminuir.

    Enfrentado el Estado a crecientes dficit presupuestarios (que endurecen las medidas disciplinarias de los organismos internacionales de financiamiento que exigen congelamiento de sueldos y salarios, reduccin de gasto en salud y educacin y polticas monetarias que trasladan los costos a las mayoras) y a crecientes demandas sociales y econmicas de la poblacin, la persistencia de los actuales niveles de corrupcin conducira de manera inevitable a un escenario que en los trminos utilizados por Transparencia Internacional se denomina Catstrofe Humanitaria.

    En los pases ms pobres, los niveles de corrupcin pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte, si lo que est en juego es el dinero destinado a hospitales o al agua potable, seal Huguette Labelle, Presidenta de TI. Los altos niveles de corrupcin y pobreza constantes que asolan a muchas de las sociedades del mundo representan un desastre humanitario continuo que no puede ser tolerado.

  • 56 Escenarios prospectivos para el 2015

    Reconociendo que expresiones como crisis, desastre o catstrofe humanitaria tienen una carga semntica muy fuerte, con argumentos a favor y en contra, se utiliza en esta investigacin como la situacin o situaciones en las cuales las personas o grupos de personas social y econmicamente vulnerables sufren daos temporales o fatales en sus vidas e interrelaciones presentes y futuras sin que el Estado pueda atender sus demandas, reclamos o derechos y que en muchos casos tiene dimensiones y repercusiones suficientes como para ameritar una intervencin asistencial humanitaria de emergencia, nacional y/o internacional.

    Una correcta caracterizacin del trmino crisis, desastre o catstrofe humanitaria implica que la misma es continua entre la poblacin, pero que hay momentos o circunstancias en que se potencia. No se refiere en este caso a una tragedia natural (como por ejemplo el impacto de un huracn) sino al conjunto de condiciones que volviendo ms vulnerable a la poblacin intensifican el dao de la tragedia natural. En este tipo de casos la respuesta temporal a la crisis, desastre o catstrofe puede ser asistencial, pero su solucin no puede ser filantrpica, sino poltica.

    Sin duda, en el escenario A, importantes sectores de la poblacin hondurea se encuentran bajo riesgo humanitario y esa circunstancia se agravar en el mediano plazo si no se logran para el 2015 los resultados metas de los ODM y la ERP, y, en contraste, la corrupcin se mantiene inalterable o, en el peor de los casos, se incrementa.

    Escenario BCrisis de Ingobernabilidad poltica y social La corrupcin se mantiene y fortalece como un factor que resta legitimidad al Estado y al ejercicio del poder pblico, agravada por la presencia e influencia de grupos de poder, legales e ilcitos.

    Consecuencias Diversas encuestas o sondeos de opinin en Honduras advierten un bajo rango de confiabilidad de la poblacin con respecto a las instituciones pblicas y a los polticos y partidos polticos, as como su preocupacin por la influencia creciente de grupos de poder, legales e ilcitos, lo que conduce a una ingobernabilidad poltica y social creciente, con alta promedio de conflictividad interna.

    TI sostiene que independientemente de si se trata de pases con altos o bajos ingresos el desafo de controlar la corrupcin exige instituciones sociales y de gobierno que funcionen adecuadamente.

  • 57Escenarios prospectivos para el 2015

    De acuerdo con el ltimo ndica de TI, la ubicacin de Honduras es la siguiente:

    El ndice de Percepcin de la Corrupcin de TI (IPC) clasifica los pases respecto al grado en que se percibe la corrupcin que existe entre los funcionarios pblicos y los polticos. De acuerdo con la clasificacin, en la medida que la puntuacin de un pas se aproxima a 10 es mayor transparencia y menos corrupcin y cuando se aproxima a 0 es menor transparencia y mayor corrupcin. Entre los 180 pases analizados, Honduras ocupa el lugar 126

    Calificacin y posicin de los pases latinoamericanos e iberoamericanos

    23. Chile 6.9 puntos sobre 10, 23. Uruguay 6.9, 33. Dominica 6.0, 36. Puerto Rico 5.8, 47. Costa Rica 5.1, 65. Cuba 4.3, 67. El Salvador 3.9, 70. Colombia 3.8, 72. Per 3.6, 72. Mxico 3.6, 72. Surinam 3.6, 72. Trinidad y Tobago 3.6, 80. Brasil 3.5, 85. Panam 3.4, 96. Jamaica 3.1, 96. Guatemala 3.1, 102. Repblica Dominicana 3.0, 102. Bolivia 3.0, 109. Belice 2.9, 109. Argentina 2.9, 126. Honduras 2.6, 134. Nicaragua 2.5, 138. Paraguay 2.4, 151. Ecuador 2.0,