EL ANÁLISIS MATEMÁTICO DE LOS LUCIANO .rán sin duda secretos de guerra.* Este interés del imperialismo

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of EL ANÁLISIS MATEMÁTICO DE LOS LUCIANO .rán sin duda secretos de guerra.* Este interés del...

  • EL ANLISIS MATEMTICO DE LOS LUCIANO GARCA CONFLICTOS SOCIALES

    ARGUMENTO

    El imperialismo yanqui desarrolla nuevas formas de agresin e inter-vencin militares y requiere, por lo tanto, un dominio cognoscitivo de las diversas situaciones sociales existentes en las diversas regiones del tercer mundo donde habr de per-petrarlas. Ante ese mundo en plena efervescencia revolucionaria el im-perialismo yanqui no quiere ser co-gido ms por sorpresa: su objetivo es anticipar los sucesos. El Pentgono en reiteradas ocasio-nes ha pedido a los investigadores sociales norteamericanos que estu-dien el problema de la anticipa-cin del surgimiento de luchas re-volucionarias en Asia, frica y Am-rica Latina. Algunos de estos estu-dios son conocidos, otros constitui-rn sin duda secretos de guerra.* Este inters del imperialismo yanqui es reconocido sin ambages en el

    programa del Plan Camelot: el re-conocimiento en los niveles ms altos de las instituciones de defen-sa del hecho de que es relativa-mente poco lo que se sabe con cer-teza acerca de los procesos sociales que es necesario comprender a fin de hacer frente de manera efectiva a los problemas de insurreccin. En el Ejrcito existe la conviccin de que es necesario mejorar la com-prensin general de los procesos de cambio social de modo que el ejr-cito pueda cumplir con sus res-ponsabilidades dentro del programa general de accin anti-insurreccio-

    1 Entre ellos los Planes Camelot, Nu-mismtico, Simptico y Colonia para Amrica Latina y proyectos similares que segn el senador norteamericano Wayne Morse se realizaron en pases como Su-dn. Nigeria, Indonesia. (Vase Gre^rio Selser Espionaje en Amrica Latina, Bue-nos Aires 1966, pg. 97). Algunos lma son citados en el Plan Camelot: Charles Wolf, Foreiiu; Aid: Theory and Practioe in Southern Asia, Harry Eckstein, Intemal Wan The Problem of Anticipation.

    103

    Pensamiento Crtico, Habana, n 12, enero de 1968. www.filosofia.org

    http://www.filosofia.org/rev/pcritico.htm
  • nal del Gobierno de los Estados Unidos." Resulta innecesario des-tacar que esa responsabilidad es la intervencin armada para el aplastamiento de la lucha revolu-cionaria y, ms innecesario todava, poner como ejemplo el caso recien-te de intervencin armada en Santo Domingo.

    El imperialismo yanqui aspira a lo-grar el mayor grado de objetividad cientfica en estas investigaciones, ya que sus resultados son conoci-mientos necesarios para la elabo-racin de estrategias adecuadas ten-dientes a perpetuar su control eco-nmico-poltico-militar en las reas subdesarrolladas del mundo. Grupos de sus socilc^os, entre los cuales muchos, en el plano de la lucha ideolgica, afirman el inde-terminismo social y la imposibilidad de predecir los cambios sociales, se lanzan tras Its contratos del Pen-tgono y se dedican a realizar las investigaciones objetivas exigidas. Entonces tratan de verificar hip-tesis, de establecer una causacin de los fenmenos sociales, de enun-ciar leyes, de predecir los cambios y hasta de ayudar a prescribir las decisiones a tomar para actuar en el fenmeno social bajo investigacin. El Plan Camelot es uno de los ms recientes de esos estudios.' Las p-ginas a continuacin son una expli-citacin de las bases lgico-episto-mol^cas y del instrumental mate-

    104

    mtico implcito o explcito, en el diseo de investigacin y en los apndices que lo acompaan. Nues-tro anlisis no es exhaustivo ni ex-cluyente: ni hacemos un anlisis completo del plan ni nos cei-mos nicamente a una explicacin textual.

    En su ltima parte el trabajo es una aproximacin preliminar al en-foque de los conflictos sociales me-diante la teora de juegos. La expo-sicin es mnima no recogiendo ms que los principios fundamentales de la teora de los juegos en forma nor-mal. Esperamos en posteriores tra-bajos ofrecer otros desarrollos de la teora de juegos y de otras discipli-nas matemticas como la teora de la deddn y la teora del valor que concurren a brindar un enfoque ma-temtico de los conflictos sociales. El objetivo del presente trabajo cul-mina en una exhortacin a la apro-piacin revolucionaria de cuanta perspectiva cientfica halla en exis-tencia en el terreno de la investiga-cin social. Sin olvidar, por supues-to, que sern en definitiva nuestros problemas los que sancionen esas perspectivas gnoseolgicas y recur-sos metodolgicos ya existentes, o los que exijan su reformuladn o nue-

    2 Selser, op. cit., pg. 63. 3 Selser. op. cit., pgs. 187-388. Las

    cits textuales que hagamos del Plan sern referidas a este texto. Slo indicaremos las Inginas de las citas ms importantes.

    Pensamiento Crtico, Habana, n 12, enero de 1968. www.filosofia.org

    http://www.filosofia.org/rev/pcritico.htm
  • va creacin. Es una exhortacin, en definitiva, a desarrollar una socio-loga cientfica que comprometida con una ideologa revolucionaria, marxista, que la motive y la oriente en la seleccin de los problemas a estudiar y en el uso de las res-puestas que dara a los mismos, con-tribuya a su modo, decisivamente, a forjar la fisonoma futura del ac-tual mundo subdesarrolUado.

    LA TEORA

    La teora ocupa un lugar preemi-nente en el Plan Camelot. Su papel consiste en proporcionar una base terica preliminar al diseo de in-vestigacin con el que se han de estructurar y refinar empricamente modelos matemticos para detectar el potencial de guerra interna* (lase inminencia de revolucin) de cualquier pas latinoamericano, pre-decir su estallido y prescribir la estrategia a seguir por parte de la oligarqua gobernante en el enfren-tamiento con las fuerzas revolucio-naras retadoras. La teora pues est condicionada por los objetivos sea-lados tanto en lo que se refere a la problemtica seleccionada como al uso que se har de las respuestas que se den a dicha problemtica. Se rechaza desde el principio toda la orientacin terica aciimulada so-bre la base de un anlisis intuitivo y afortunado y sobre explicaciones

    cualitativas. Se afirma, por el con-trario, el propsito de cuantificar la exposicin teniendo en cuenta los objetivos predictivos y prescriptivos perseguidos. Conflicos sociales tales como la revolucin, segn el Plan Camelot, han sido poco estudiados cuantitativamente, eso contrasta con la existencia de una abundante literatura terica y descriptiva, i.e. anlisis cualitativos, de los pro-cesos revolucionarios, sus orgenes, causas y desarrollos. Como la in-condicionalidad a la hora de partir hacia una comprensin cientfica de la guerra interna es un mito, se extraer del material existente una perspectiva terica preliminar para el diseo de investigacin. Es ta perspectiva terica ser el resul-tado de un ensayo de reconstruc-cin de ese material que lo adece a los objetivos del Plan Camelot La indagacin documental y el proce-samiento de datos sern las tcnicas utilizadas.

    A esta perspectiva terica prelimi-nar se adjunta adems un conjunto de suposidones tericas establecidas como principios generales por inves-tigaciones psicosociales ya realiza-das. Las mismas versan sobre el concepto de sistema social, el an-

    * En el Plan Camelot se usan indis-tintamente varios trminos para designar la etapa de la insurreccin, el prindpal en "guerra interna". El nombre de revo-lucin se utiliza para designar la etapa de la insurreccin triunfante.

    105

    Pensamiento Crtico, Habana, n 12, enero de 1968. www.filosofia.org

    http://www.filosofia.org/rev/pcritico.htm
  • lisis estructural y funcional de la sociedad, el cambio social, la con-ducta individual y colectiva, el ori-gen de las tensiones sociales y el desencadenamiento de conflictos en una sociedad. Volveremos posterior-mente sobre estos aspectos. La base terica que proporcionan la perspectiva terica sobre la cau-sacin de la guerra interna y las suposiciones tericas sobre la est-tica y la dinmica social debern inspirar fundamentalmente una con-fianza metodolgica, ya que esta ba-se terica servir fundamentalmente como factor guia y unificante de todos los aspectos contemplados en el diseo de investigacin. Es un factor gua en tanto que no per-mitir perder de vista el objetivo propuesto del Plan Camelot de detectar el surgimiento de guerras intonas; es un factor unificante puesto que a travs de todo el ins-trumental que se emplee para la verificacin o confirmacin de las hiptesis que se enuncien, se estar llevando a cabo una intencionada (interrelacionada) recoleccin de datos empricos. Esta unidad es ne-cesaria dada la diversidad del que representa el diseo de investigacin. El test de hiptesis ser un factor decisi-vo en la comprobacin de principios generales subyacentes en tomo al comportamiento de individuos o gru-pos de individe, ya que ayudar

    1 0 6

    a enunciar y verificar relaciona fun-cionales con lo cual el paso decisivo en la cuanticacin estar logrado. Uno de esos principios generales subyacentes es que la conducta humana es una funcin del desa-rrollo de actitudes sodalmente ad-quiridas hacia valores culturalmente obtenidos.^ La adquisicin de tales valores como el bienestar, el cono-cimiento, la salud, etc., la realizan los individuos a travs de las distin-tas estructuras sociales: el mismo individuo, las instituciones (fami-lia, religin, estructiura econmica, etc.) y las organizaciones (parti-dos, organismos obreros, campesi-nos, etc.).

    La canalizacin de las actitudes hacia la bsqueda de tales valores se realiza mediante normas que ri-gen el funcionamiento de las estruc-turas sociales, i.e. que prescriben, prohiben, legitiman o ilegitiman en ltima instancia, un conjunto de ac-tividades mediante las que el indi-viduo realiza stis aspiraciones y pue-de conocer, de un modo factual, el limite de realizacin impuesto por las normas vigentes a dichas aspi-raciones. De aqu se sigue que cualquier orden social o sociedad puede ser enfocado como un equi-librio mvil de valores obtenidos cidttiralmente y actitudes sodal-mente adquiridas, o tendencias que

    * Selser, op. cit.,