El liderazgo ético en organizaciones postmodernas

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of El liderazgo ético en organizaciones postmodernas

  • Revista de Artes y Humanidades UNICA

    ISSN: 1317-102X

    revista@unica.edu.ve

    Universidad Catlica Cecilio Acosta

    Venezuela

    Mendoza de Graterol, Eva; Mendoza de Lorbes, Mara Antonia

    El liderazgo tico en organizaciones postmodernas

    Revista de Artes y Humanidades UNICA, vol. 9, nm. 22, mayo-agosto, 2008, pp. 59-78

    Universidad Catlica Cecilio Acosta

    Maracaibo, Venezuela

    Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=170118859004

    Cmo citar el artculo

    Nmero completo

    Ms informacin del artculo

    Pgina de la revista en redalyc.org

    Sistema de Informacin Cientfica

    Red de Revistas Cientficas de Amrica Latina, el Caribe, Espaa y Portugal

    Proyecto acadmico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto

    http://www.redalyc.org/revista.oa?id=1701http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=170118859004http://www.redalyc.org/comocitar.oa?id=170118859004http://www.redalyc.org/fasciculo.oa?id=1701&numero=18859http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=170118859004http://www.redalyc.org/revista.oa?id=1701http://www.redalyc.org

  • .....d

    Revista de Artes y Humanidades UNICAAo 9 N 22 / Mayo-Agosto 2008, pp. 59 - 78Universidad Catlica Cecilio Acosta ISSN: 1317-102X

    El liderazgo tico en organizaciones postmodernas

    MENDOZA DE GRATEROL, Eva*y MENDOZA DE LORBES, Mara Antonia**

    *Universidad del Zulia.evadegrateral@yahaa.cam

    **Universidad Catlica Cecilia Acasta.mmendaza@unica.edu. ve

    Resumen

    La presente investigacin tiene por objeto analizar las organizacio-nes desde una realidad postmoderna a fin de detectar la necesidad de unliderazgo tico se consideran dos diferentes acepciones de tica, la pri-mera, la discurre como ciencia del fin donde debe dirigirse la conductade los hombres y de los medios para lograr tal fin y derivan, tanto el fincomo los medios, de la naturaleza del hombre; y la segunda, la conside-ra como la ciencia de los motivos de la conducta humana con la inten-cin de disciplinar o dirigir la conducta misma. Se observa adems, quea lo largo de la historia los distintos pensadores se han inclinado por unade las posturas referidas. Inicialmente se denomin BIEN y con la con-temporaneidad VALR. La llamada es una vuelta al liderazgo tico enlas organizaciones donde los lderes sean formadores de valores a tra-vs del modelaje directivo.

    Palabras clave: tica, liderazgo, organizaciones, postmodemidad

    Ethicalleadership in postmodern organizations

    Abstract

    This objective ofthis investigation is to analyze organizations froma post-modern reality in order to detect the need for ethicalleadership.Two different meanings of ethics are considered. The first is known asthe science of the end, to which men's behavior and the means toachieve such an end ought to be directed; both the end as well as the

    Recibido: Marzo 2008 Aceptado: Abril 2008

    Revista de Artes y Humanidades UNICA I 59

  • MENDOZA DE GRATEROL, Eva y MENDOZA DE LORBES, Mara Antonia

    means derive from man's nature. The second considers ethics as thescience of motives for human behavior with the intention of disciplin-ing or directing that behavior. It is also observed that throughout his-tory, different thinkers have leaned toward one or another ofthe afore-mentioned postures. Initial1y, it was cal1ed GOOD and in the contem-porary period, VALUE. The proposal is a turn toward ethicalleader-ship in organizations where the leaders are educators in values throughdirective modeling.

    Key words: Ethics, leadership, organizations, post-modernity.

    Introduccin

    Las organizaciones del siglo XXI se hallan en el contexto dela postmodernidad, a tal efecto Prez (1999) seala que sta es unacritica a la modernidad y a los valores fundamentales; la postmo-dernidad surge como un profundo desencanto a los valores deshu-manizadores de la ciencia y el progreso ante los acontecimientoshistricos de las dos guerras mundiales, donde se producen cam-bios en todos los niveles; as desde el punto de vista cientfico seorigina el principio de incertidumbre de Heisenberg quien afirmaque es imposible determinar con grado de precisin, la existenciade cierto lmite en la velocidad y la posicin de una partcula (inde-terminacin); por lo cual lo permanente es mantenido en un esta-dio largamente sostenido dentro de una secuencia de cambios.

    Igualmente, se provoca un ordenamiento de la episteme, elsaber cambia de naturaleza y de forma en su positividad (cienciasnaturales y sociales), se derrumban las bases de la fsica clsica.Segn Reyes (1988) en las ciencias sociales, se ocasiona crisis enel paradigma de la idea de progreso. As para finales del siglo XIXel filsofo Nietzsche retom el fin de los tiempos, estableciendo ladialctica y la antropologa. Indicando una crisis ideolgica en losgrandes relatos y en los sistemas filosficos.

    A principios del siglo XX, surgieron las filosofas irraciona-les como contraparte a los racionalismos e idealismos. No cabeduda que las filosofas irracionales han sido la raz de la postmo-dernidad. Este movimiento ha mantenido una actitud contradicto-ria ms que autnticamente creadora. Los conflictos, los desencan-

    60 I Revista de Artes y Humanidades UNICA / Ao 9 N 22 Mayo-Agosto 2008

  • tos han sido ms frecuentes que las aperturas a la esperanza. Estaprdida de confianza en la razn nos conduce a un relativismo ysubjetivismo que afecta a todos los mbitos del ser, del conocer ydel vivir y en consecuencia, a un pluralismo o politesmo de valo-res, una diversidad, una fragmentacin, un pensamiento dbil, unadesorientacin, un escepticismo, una tolerancia, un mundo light(Cruz, 1997).

    As mismo, a nivel social la crisis se manifiesta en la estruc-tura social de los aos 60, crisis del estado de bienestar, desarticu-lacin de la sociedad civil, pluralidad y dbiles lazos de conexinsocial; causando ruptura en la teora clsica de las clases sociales,en las ideologas y sistemas filosficos. Esto trae como consecuen-cia el fin del pensamiento utpico y de los proyectos sociales co-lectivos, etapa de desencanto social, escepticismo y posicionesnihilistas. Adems, se introduce la configuracin de una nuevasubjetividad en lo social, donde no se contempla como lugar derealizacin y conformacin del yo; se produce una profunda trans-formacin entre individuos y sociedad, entre la subjetividad e in-tersubjetividad, el yo no es conformado y confirmado por el noso-tros, hay un desplazamiento radical en la dimensin referencial,nueva relacin entre la subjetividad e intersubjetividad, pluralidady fragmentacin. El individuo accede a su subjetividad mediante larelacin con el medio social a travs del signo, hay prdida de todacapacidad significante, el signo es el nico y ltimo referente (Re-yes, 1988).

    Todo lo anterior evidencia que al final del segundo milenio,nos ha tocado vivir en una sociedad de constante crisis. Y en con-secuencia las organizaciones postmodernas son complejas, sor-prendentes, frustrantes, conflictivas, ambiguas y muchas veces ca-rentes de valores ticos, con posturas y caractersticas negativasque provocan problemas. Con jefes rgidos, subordinados indolen-tes, burcratas perezosos, sindicalistas insaciables o lites insensi-bles. Estos son indicadores de una organizacin dbil que entorpe-ce el logro de objetivos estratgicos establecidos (Bolman y Deal,1995).

    61

    % % "#! *$! !#"!( +!($! (

  • La presente investigacin documental tiene por objeto anali-zar las organizaciones desde una realidad postmoderna a fin de de-tectar la necesidad de un liderazgo tico. La metodologa a seguirfue la revisin bibliogrfica, anlisis reflexivo de las lecturas y sn-tesis del tema a tratar. Se justifica en la concepcin de tica de la fi-losofa antigua, propuesta por Aristteles que ha marcado a filso-fos como Kant, Scheler, Hartmann con posturas epistmicas de or-den idealista y empirista, y el enfoque del liderazgo tico, de Lus-sier, Achua (2002); los paradigmas del liderazgo de lvarez deMon y colaboradores (2001); el potencial tico de las organizacio-nes de Etkin, J (2005), Soto y Crdenas (2007) entre otros. Y esteobjetivo implica, al menos, los siguientes puntos que intentaremoscubrir: 1) Las organizaciones postmodernas; 2) la tica y los valo-res; 3) liderazgo tico; 4) conclusin.

    1. Las organizaciones postmodernas

    Como resultado de la realidad postmoderna, se observa queen la administracin pblica, con frecuencia se hacen denuncias ysometimientos a funcionarios involucrados en desfalcos y malver-sacin de fondos contra las instituciones bajo su administracin,una creencia comn parece motivar a las personas a actuar de esamanera. Se trata de un paradigma que se ha hecho cada vez mspopular y que al parecer se ha ido constituyendo en el nico medioposible para lograr el xito: hay que engaar para triunfar. Engaarpara triunfar est basado en la creencia de que tener xito significatenerlo todo en poco tiempo, acumulando fama, riqueza, prestigio,bienes, y hasta reputacin sin invertir el tiempo y esfuerzo legti-mos y necesarios para alcanzar los aludidos propsitos. Equivale auna carrera desenfrenada para lograr lo que uno quiere a toda cos-ta. Pero en la prctica, sta resulta una forma inefectiva de pensar yactuar. Revela una deficiencia de principios ticos y morales.

    En tal sentido, tambin en el campo cientfico y tecnolgicose han producido estos procesos dialcticos de la relatividad delsaber. Manifestndose en los mbitos sociales, econmicos, cultu-rales y polticos. Como consecuencia, este popular paradigma pue-

    62

    !" #$!%& !" %!'(& )

  • de y debe enfrentarse con el establecimiento y promocin de un s-lido cdigo de moralidad y conducta tica en las organizaciones, atravs de la educacin continua dirigida y modelada de maneracoherente desde las instancias de li