la explotación sexual y laboral de la niñez y la ...· Presentación La asistencia, la protección

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of la explotación sexual y laboral de la niñez y la ...· Presentación La asistencia, la protección

  • experiencias en la asistencia

    la explotacin sexual y laboral de la niez y la adolescencia en argentina

    IOM OIM

  • Direccin editorial

    Gloria Bonatto, rea para la Prevencin de las Peores Formas de Vulneracin de Derechos, SENAF

    Laura Estomba, Coordinadora de Programas y Proyectos. Organizacin Internacional para las Migraciones - Oficina Nacional Buenos Aires.

    Gimol Pinto, Especialista en Proteccin de los Derechos de la Niez y la Adolescencia, UNICEF.

    AutoresMara Ins Pacecca

    ColaboradoresSilvina Gorsky Anabella MusulmanCaroline Kim Secretara Nacional de Niez, Adolescencia y Familia. Ministerio de Desarrollo Social. Presidencia de la Nacin.Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) Organizacin Internacional para las Migraciones (OIM)Agosto 2013

    21 x 29,7 cm, 150 pginas.ISBN: 978-92-806-4702-0Impreso en la ArgentinaPrimera edicin, Agosto 20132500 ejemplares

    EdicinAlejandro Parisialejandro.parisi@gmail.com

    Diseo de portada e interiores Lucrecia Feller

    Impreso en Argentina

    Fondo de Naciones Unidas para la infancia (UNICEF)buenosaires@unicef.orgwww.unicef.org.ar

    Organizacin Internacional para las Migraciones Oficina Nacional Buenos AiresIOMBuenosAires@iom.intwww.argentina.iom.int

    ministerio de desarrollo socialAlicia M. KirchnerMinistra de Desarrollo Social de la Nacin

    Gabriel LernerSecretario Nacional de Niez, Adolescencia y Familia

    Carlos FagaldeSubsecretario de Derechos para la Niez, Adolescencia y Familia

    Dra. Marisa Graham, Directora Nacional de Promocin y Proteccin Integral de Derechos

    UNICEFAndrs FrancoRepresentante

    Ennio CufinoRepresentante Adjunto

    OIMDiego BeltrandDirector Regional de la OIM para Amrica del Sur.

    Gabriela FernndezJefa de Oficina OIM Buenos Aires

  • PresentacinLa asistencia, la proteccin y la restitucin de derechos de quienes han atrave-sado situaciones de trata para explotacin sexual o laboral exigen el esfuerzo mancomunado de instituciones y organizaciones diversas. Cuando la explota-cin afecta a la niez, el desgarro social que se pone al descubierto interpela a toda la sociedad en su conjunto y vuelve an ms urgente la intervencin.

    En este contexto, entre febrero de 2011 y junio de 2012, UNICEF Argentina apo-y a la Secretara Nacional de Niez, Adolescencia y Familia (SENAF, Ministerio de Desarrollo Social) y a la Organizacin Internacional para las Migraciones (OIM Argentina) en la implementacin del Proyecto de asistencia para el retorno y la reintegracin de nios, nias y adolescentes vctimas de trata en Ar-gentina. Los objetivos del proyecto, surgidos de diagnsticos y experiencias de trabajo previas que remontan a inicios de la dcada de 2000, focalizaron tanto en la intervencin como en el fortalecimiento institucional.

    De esta manera, durante 2011 y 2012 retornaron a sus localidades de origen en las provincias de Salta, Chaco y Misiones (Argentina) y en los departamentos de La Paz, Potos, Cochabamba, Pando, Tarija y Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) 33 nios, nias y adolescentes que haban sido explotados en distintas localida-des de Argentina. El seguimiento y el acompaamiento en la reintegracin fueron realizados por instituciones y equipos locales (gubernamentales y de la sociedad civil) asesorados por OIM y SENAF durante todo el transcurso del Proyecto.

    Las pginas de este informe recogen y analizan las dificultades y los logros del Proyecto. Revisar las singularidades de los casos y los desafos que su atencin y seguimiento plantearon a los equipos tcnicos enriquece la reflexin y el debate, insumos indispensables para mejorar cada vez ms el desempeo institucional.

    La prevencin, la asistencia y la restitucin de derechos a nios, nias y ado-lescentes vulnerados por la explotacin exigen polticas activas acompaadas del compromiso y la expertez de quienes las implementan. Este informe es, a la vez, un reconocimiento a esos equipos y a su trabajo y una invitacin al dilogo a aquellos otros sectores que pueden contribuir a prevenir y mitigar el dao.

    Gabriela FernndezJefa de Oficina

    OIM Oficina Nacional Buenos Aires- Argentina

    Andrs Franco Representante de

    UNICEF en Argentina

    Gabriel Lerner Secretario Nacional de Niez, Adoles-cencia y Familia

  • 1. LA TRATA DE PERSONAS EN PERSPECTIVA SOCIAL Y JURDICAeste captulo presenta el concepto de trata de personas, entendido como

    mecanismo destinado a proveer seres humanos para diversos fines de

    explotacin, y como figura delictiva definida en instrumentos internacionales

    y en normativas nacionales. tambin se resea brevemente el marco legal y

    los principales dispositivos institucionales vigentes en argentina para la

    persecucin del delito y para la asistencia a sus vctimas.

  • LA TRATA DE PERSONAS EN PERSPECTIVA SOCIAL Y JURDICA 7

    I. la trata de personas: hecho social y categora jurdicaEl concepto de trata de personas remite simultneamente a un hecho social y a una categora jurdica o tipo penal.

    Como hecho social, refiere a un mecanismo de provisin de mano de obra (en sentido amplio) para determinados nichos productivos. La trata comprende la captacin, el traslado y la explotacin de personas de un modo tal que se asegu-re su permanencia en la situacin de explotacin. La violencia, las amenazas, la coaccin y la generacin de deudas son algunas de las formas de retencin de las que se valen los explotadores.

    Esta modalidad de explotacin tiene una larga historia. Las poblaciones indge-nas forzadas a trabajar en las minas de plata del Alto Per durante la coloniza-cin espaola, o las personas literalmente cazadas en frica, trasladadas a Amrica y esclavizadas en las plantaciones de algodn o de caa de azcar son ejemplos bien conocidos. Ms contemporneamente, y en Argentina, durante las primeras dcadas del siglo XX fueron frecuentes los casos de mujeres tradas de Europa con falsas promesas de matrimonio y luego forzadas a prostituirse en los burdeles de Rosario, Buenos Aires o Avellaneda. En la dcada de 1930, las de-nuncias de Raquel Liberman (ex pupila de la red de prostbulos organizados por rufianes polacos nucleados en la Asociacin Zwi Migdal) dieron lugar a un importante proceso judicial y a un sustantivo debate social que result en la pro-mulgacin, en 1937, de la ley 12.331 de Profilaxis, que prohibi el proxenetismo pero no la prostitucin1.

    Estos breves ejemplos, que recorren un vasto arco temporal y geogrfico, mues-tran los diversos rtulos (encomienda, esclavitud, trata de blancas) de una mo-dalidad histrica de provisin de mano de obra y de cuerpos. Ms all de algu-nas diferencias circunstanciales, pueden verificarse ciertos aspectos comunes: la captacin o reclutamiento (mediante engaos en el caso de las mujeres euro-peas, mediante la violencia en el caso de los pueblos americanos y africanos), el traslado por lo general a una distancia considerable, aunque no necesaria-

    1. En Argentina, al igual que en muchos otros pases calificados de abolicionistas, est prohibida y penalizada la explotacin de la prostitucin ajena (el proxenetismo) pero no as el ejercicio de la prostitucin de manera inde-pendiente. Es decir que la ley castiga a quien se beneficia de la prostitucin ajena, pero no a quien la ejerce. En otros pases, donde est prohibida la prostitucin per se, la pena recae tanto sobre quien la promueve o se be-neficia con ella (proxeneta) como sobre quien la ejerce. En los pases denominados reglamentaristas (tales como Uruguay), la prostitucin est regulada y controlada a travs de normativas e instituciones especiales.

  • 33 HISTORIAS. LA EXPLOTACIN SEXUAL Y LABORAL DE LA NIEZ Y LA ADOLESCENCIA EN ARGENTINA8

    mente a otro pas, la acogida en el lugar de destino, y el inmediato inicio de una situacin de explotacin sexual, laboral o de otra ndole. Otro aspecto co-mn es que esta secuencia de acciones siempre fue aplicada sobre poblaciones subalternizadas en funcin de su raza2, etnia, nacionalidad o gnero.

    Es decir que el concepto de trata de personas describe y articula los diversos pa-sos o etapas presentes en ciertas modalidades de explotacin. En su esencia, se trata de un mecanismo que asegura la provisin y permanencia forzosa de personas en determinados sectores que probablemente no podran abastecerse de otra manera -ya sea porque no hay suficientes personas dispuestas a inser-tarse all voluntariamente, o porque la ganancia del explotador depende directa-mente de esa forma de abaratar los costos laborales-. Esta caracterizacin de la trata de personas pone en evidencia su historicidad y su lazo directo con las formas ms conocidas de esclavitud y explotacin en el capitalismo temprano.

    Como categora jurdica o tipo penal, las acciones, los medios o los fines pre-sentes en la trata de personas han sido tipificados y castigados o prohibidos en la normativa y en los cdigos penales desde fines del siglo XIX. La prohibicin de la esclavitud y de la servidumbre por deudas, as como la penalizacin de la reduccin a servidumbre, del trabajo forzoso y de la explotacin de la prostitu-cin ajena (proxenetismo) son ejemplos de castigo a modalidades de coaccin directa que obstaculizan la libre circulacin de la fuerza de trabajo. Estas figuras penales recogen algunos de los elementos de la trata (generalmente los que estn directamente vinculados a la explotacin mediante alguna forma de coac-cin), pero no la secuencia completa.

    A fines del siglo XX, en particular a partir de 1990, la trata de personas comenz a adquirir una mayor visibilidad en la agenda internacional debido a la creciente presencia de mujeres provenientes de los pases de la ex Unin de Repblicas Socialistas Soviticas (URSS) en prostbulos de Italia, Austria, Grecia y Pases Bajos (OIM 2001). Los pases de origen de las mujeres (Moldavia, Kosovo, Bos-nia-Herzegovina, Albania