Las Ordenes Militares

  • View
    261

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Las Ordenes Militares

Text of Las Ordenes Militares

  • LAS RDENES MILITARESEN LA EDAD MEDIA PENINSULAR

    Historiografa 1976-1992II. CORONA DE ARAGN, NAVARRA

    Y PORTUGAL *Carlos de Ayala Martnez

    Fernando Andrs RobresJos Vicente Matellanes MerchnIsabel Luisa Morgado de Sousa e Silva

    Feliciano Novoa PrtelaMara Cristina PimentaEnrique Rodrguez-Picavea Matilla

    (UNiversidad Autnoma de Madrid)

    Siguiendo el esquema indicado en la primera parte de este estudio',nos proponemos ahora presentar los materiales bibliogrficos de los 15ltimos aos relativos a rdenes Militares medievales en los mbitos

    geogrficos de la Corona de Aragn y reinos de Navarra y Portugal. Comoen aquella ocasin no pretendemos tampoco ahora alcanzar niveles de imposible exhaustividad, pero hemos procurado evitar previsibles dificultades de carcter temtico o geogrfico mediante la colaboracin de especia

    listas, al proyecto de investigacin en que se inscriben estas pginas2.' El presente estudio forma parte del proyecto de investigacin Las Ordenes Militaresen la Edad Media del Occidente Peninsular: feudalizacin de la sociedad y crecimiento econmico (150-1350), financiado por la DGICYT.

    1 Las Ordenes Militares en la Edad Media peninsular. Historiografa 1976-1992,1. Reinos de Castilla y Len, Medievalismo, 2 (1992), pp. 120-121.

    2 Nos referimos a los profesores Fernando Andrs Robres, Isabel Luisa Morgado de Sousay Maa Cristina Pimenta. El doctor Andrs Robres es profesor de Historia Moderna de la Uni

    versidad Autnoma de Madrid y miembro del proyecto Las Ordenes militares y los caballeros.Una expresin de la estructura aristocrtico-seorial de la monarqua hispana en la EdadModerna, financiado por la DGICYT; a l corresponde la seleccin bibliogrfica y comentario

    relativos a la Orden de Montesa. Por su parte, las profesoras Isabel Luisa Morgado S. Silva yMara Cristina Pimenta, miembros del Departamento de Ciencias Histricas de la Universida-de Portucalense Infante D. Henrique, han recopilado la informacin bibliogrfica relativa alreino de Portugal, y redactado el correspondiente comentario historiogrfico.

  • 88 CARLOS DE AVALA MARTNEZ Y OTROS

    Por otra parte, hemos querido subsanar algunas deficiencias de laprimera parte de este estudio que amablemente nos han sido indicadas oque nosotros mismos hemos detectado, mediante la elaboracin de una

    pequea addenda que incluimos al final del mismo \ y en la que se registrarn asimismo algunos estudios que entonces fueron reseados comoinditos o que han aparecido en los primeros meses del ao 1993.

    I. CORONA DE ARAGN

    Desgraciadamente, las rdenes Militares no han sido objeto de unestudio de conjunto en cuanto al mbito integral de la Corona de Aragn se refiere. La complejidad de un tema como el apuntado exigira unesfuerzo de sntesis slo posible a partir de una completa bibliografade carcter monogrfico. Es cierto que en los ltimos aos se han dadoimportantes pasos en este sentido, pero siguen resultando absolutamenteinsuficientes. Sin embargo, y aunque la Corona de Aragn no ha merecido la atencin global de la historiografa especializada en Ordenes

    Militares, s lo han hecho los distintos reinos y territorios histricos quela integraban, especialmente el reino de Aragn. Un buen punto de partida lo constituye el breve pero clarificador estado de la cuestin quehace ya 15 aos nos presentaba la profesora Ledesma Rubio (289). Perodentro del campo de los estudios de conjunto, a ella debemos, sobretodo, su tilsima aportacin al conocimiento de la realidad foral aragonesa y, por consiguiente, de los muchsimos fueros otorgados por Ordenes Militares o por monarcas en sus territorios, recogidos en su sistemtica recopilacin de cartas de poblacin medievales del Reino de Aragn (297), que viene a completar trabajos anteriores de la misma autora(296) \ Por otra parte, las inquietudes de la profesora Ledesma Rubiose han centrado adems en otras muchas realidades que de manera directa ataen a las Ordenes Militares. Es el caso del siempre sugerentetema de la frontera que muy recientemente ha sido abordado por ella enuna actualizadora obra colectiva editada por la Universidad de Zaragoza(299). Sus renovadores puntos de vista se aaden, en este sentido, a lasaportaciones en su da realizadas por Ubieto Arteta (476)5 y a las ms

    1 Apndice II.4 La importancia de la investigacin desarrollada por la autora en este campo le ha llevado a fijar unas tiles pautas de anlisis: Las cartas de poblacin medievales como fuentesde investigacin, en Metodologa de la investigacin cientfica sobre fuentes aragonesas II

    Universidad de Zaragoza, 1987, pp. 125-165. ' '5 M." Isabel Falcn Prez public, completndolas considerablemente, las notas queel propio UBIETO redact para las Actas del Coloquio de la V Asamblea General de la Socie-

  • LAS RDENES MILITARES EN LA EDAD MEDIA PENINSULAR 89

    recientes de Laliena Corbera, centradas estas ltimas en aspectos estrictamente repoblacionales, en especial, segn veremos ms adelante, a losprotagonizados por la Orden de Calatrava en el sur de Aragn (283).

    Catalua no cuenta con estudio alguno que trate para el conjunto delPrincipado el tema de las Ordenes, y lamentablemente una iniciativa tanloable y sistematizadora como la de las Jornades sobre ordes religioso-militars ais Pisos Catalans celebradas en Montblanc en 1985, no se hatraducido hasta la fecha, que sepamos, en la publicacin de unas actas.Los trabajos que conocemos abordan temas especficos frecuentemente

    protagonizados en exclusiva por las dos Ordenes de mayor implantacinen la zona, templarios y hospitalarios. En general, y salvo excepciones(66), se trata de temas caracterizados por su diversidad6. El profesor

    Pal Freedman es un buen ejemplo de ello. Su inters por las OrdenesMilitares se ha centrado en estudios de carcter local, como el relativo

    a Osona en los siglos XH y XIII (199) o en temas especficos como el dela servidumbre campesina en el mismo perodo (200). No debemos olvidar, sin embargo, la importancia de las Ordenes en la articulacin colonizadora de la ribera tarraconense del Ebro. Existen estudios concretos

    sobre cartas forales otorgadas por los freires que citaremos al hablar especficamente de templarios y hospitalarios, pero conviene citar aqu las

    pginas que Jos Mara Font Rius dedic monogrficamente al tema enel segundo volumen de su monumental obra recopiladora de cartas depoblacin catalanas (186). Otros autores, como Virgili, han tratado de la

    presencia de las Ordenes en esa misma zona de colonizacin desde laptica de los problemas jurisdiccionales planteados en relacin a otros

    poderes seoriales (488). Adems de ello, algn trabajo concreto sobreOrdenes Militares en el condado de Urgel (50), y los siempre aprove-

    dad Espaola de Esludios Medievales dedicadas al tema La reconquista y repoblacin de losreinos hispnicos. Estado de la cuestin de los ltimos cuarenta aos. De su ponencia, dedicada a los reinos de Aragn y Navarra, vid. principalmente las pginas 65-67, dedicadas a labibliografa sobre Ordenes Militares.

    ' Existen, adems, dos elementos de referencia recopiladora y con voluntad de sistematizacin que deben ser, al menos, mencionados. Nos referimos a la reciente publicacin delDiccionari d'Histdria de Catalunya que recoge, por voces, breves artculos sobre todas las

    Ordenes de radicacin catalana (329, 419, 420, 421, 422, 423), y, sobre todo, a la notableiniciativa de la Collecci: Els Ordes Militars dirigida por el doctor Sans i Tfav. La coleccin est integrada por trabajos monogrficos dedicados a Ordenes especficas, y aunque algunos de ellos han sido publicados (381, 418, 445), muchos otros se hallan en preparacin

    (7, 57, 365, 424, 447). Al propio J.M* Sans debemos una breve visin panormica del conjunto de las Ordenes Militares en Catalua (438). Aprovechamos estas pginas para agrade

    cer publicamente la valiosa y generosa colaboracin prestada por el doctor Sans i Trav enrelacin a la bibliografa de mbito cataln que incluimos en este trabajo.

  • 90 CARLOS DE AVALA MARTNEZ Y OTROS

    chables estudios sobre fortalezas \ podran completar el panorama bibliogrfico cataln no referido a ninguna Orden Militar en concreto.

    En relacin a Valencia, y siempre dentro de la perspectiva global delconjunto de las Ordenes Militares, no existen tampoco estudios de carcter general. Hace poco ms de diez aos se tradujo la obra del padreBurns sobre Iglesia y Sociedad en el reino valenciano del siglo Xl, yen ella dedicaba un captulo al tema que sigue siendo referencia obligada 8. Salvo esta importante excepcin slo conocemos algunos generali-zadores anlisis centrados en la actual provincia de Castelln, como elde V. Garca Edo relativo a Ordenes Militares y dominios episcopales ylaicos (235), o el de J. Snchez Adell sobre cartas pueblas (429).

    Por todo ello, y desde luego slo de manera relativa, el primitivo reinode Mallorca resulta algo ms afortunado al contar, al menos, con la reciente aportacin de P. Cateura Bennasser y su estudio monogrfico sobre las

    Ordenes Militares y la repoblacin de su territorio (94). Y ya que aludimosa Mallorca y a las Ordenes Militares, no nos resistimos a finalizar esteapartado general de carcter introductorio sin hacer mencin a un interesante artculo de A.J. Forey escrito hace ahora trece aos, en el que tratabasobre los diversos proyectos cruzados relativos a Ordenes Militares que seelaboraron en el trnsito del siglo xin al Xiv en un contexto de cierto descrdito de estas instituciones, incapaces de evitar el desmoronamiento delos estados cristianos de Tierra Santa (191); en su estudio, aparte de ayudarnos a situar las Ordenes hispnicas, y en concreto la realidad de hospitalarios y templarios aragoneses en el contexto de su poca, Forey repasalas propuestas del mallorqun Ramn Llull destinadas a una revitalizacinde las Ordenes Militares, entre ellas la de la creacin de la Orden Milita