Liderazgo Judío i - Morasha Syllabus - Home Leadership I.pdf · El Rab Shlomo Wolbe (1914-2005) solía

  • View
    214

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Liderazgo Judío i - Morasha Syllabus - Home Leadership I.pdf · El Rab Shlomo Wolbe (1914-2005)...

Liderazgo Judo1

Liderazgo Judo i

Qu es el Liderazgo Judo y Qu Caracteriza a Un Lder?

La importancia del liderazgo comercial, gubernamental y en cualquier otra faceta de la sociedad es tan conocido que casi se considera un clich. Los estantes de nuestras libreras estn llenos de libros con consejos respecto a cmo convertirse en un lder.

Podramos preguntarnos: Qu dice el Judasmo sobre el liderazgo? Esta serie compuesta de dos clases no es slo apropiada para aquellos que se ven a s mismos como lderes, sino para todos nosotros porque todos desempeamos el papel de lderes de un modo u otro, ya sea en nuestros roles de amigo, maestro, pareja o padres. Esta clase tratar de identificar las cualidades requeridas para el liderazgo, examinando a los grandes lderes judos y las cualidades que los destacan.

La segunda clase sobre el liderazgo judo enfocar sobre las cualidades adicionales requeridas para el liderazgo y ofrecer ideas prcticas respecto a cmo cualquiera puede reunir la fuerza necesaria para ser un lder, dar el empuje inicial a los proyectos y realizar programas inspirativos.

En esta clase se tratar de responder las siguientes preguntas: En qu se diferencia el liderazgo desde la perspectiva del judasmo de la

idea general del liderazgo? Qu cualidades debe poseer un lder judo? Qu cualidades caracterizaron a los grandes lderes judos de la historia? Por qu fue elegido Mosh como el lder nacional por antonomasia?

Esquema de la Clase:

Seccin I. Liderazgo Judo - S, T!

Seccin II. Listo para la Accin

Seccin III. Empata y Compasin

Seccin IV. Paciencia

LidErazgo Judo i

Liderazgo Judo 2

SECCin i. Liderazgo Judo - S, T!

Pregntate: Cmo me siento ms cmodo: siendo lder o seguidor? Si eres como la mayora de la gente, probablemente tu respuesta ser la ltima. Veamos cul es la opinin del judasmo respecto a esta pregunta.

1. rab iaacov Salomn, Salomn Says: 50 Stirring and Stimulating Stories (dice Salomn: 50 Historias Conmovedoras y Motivadoras), pgina 179 - no eres un lder? imposible! Simplemente s t mismo y siente un poco de compasin por los dems.

Yo, un lder? No soy un lder. Punto.

Soy un seguidor y uno muy bueno. Soy callado, modesto, tmido, prudente y definitivamente no aventurero. Evito estar en primer plano y detesto toda clase de atencin. No me gustan las fiestas. Tengo la personalidad de una ameba. Ni siquiera voto. En resumen, no me meto en lo que no me incumbe.

Te suena conocido? Bien, tengo importantes noticias para ti. ESTAS EQUIVOCADO! Disclpame por gritar, pero trato de asegurarme de que te llegue mi mensaje. S, posiblemente seas callado, tmido y retrado. No lo dudo. Incluso es posible que te escondas cuando llega el cartero. Pero, lo creas o no, eso no significa que no seas un lder.

Probablemente piensas que el liderazgo es algo gentico y que si tu apellido no es Bonaparte o Giuliani simplemente no tienes lo necesario. Pero la buena noticia es que no tienes que estar emparentado con Moiss o la Reina Esther para calificar. Puedes ser simplemente bueno t mismo. S, con todas tus inseguridades, imperfecciones, ansiedades y con la personalidad de una ameba. An as, no significa que no puedas serlo.

La compasin es la nica virtud esencial para ser un gran lder. Es muy difcil influir en otra persona sin sentir cierta medida de preocupacin por el otro. En mi opinin, sta es la nica caracterstica indispensable que realmente es comn a todos los lderes. (Presta atencin al hecho de que no incluyo a los Hitlers y a los Husseins del mundo, cuyas destrezas de liderazgo fueron nicamente canalizadas en la formacin de regmenes opresivos y tirnicos).

A travs de la historia, todos los lderes verdaderamente grandes tuvieron un deseo compulsivo de mejorar las vidas de los dems: a nivel mundial, comunitario o personal. Y este deseo era una expresin del sentido de compasin que resonaba dentro de ellos, sin importar a dnde los llevaron las circunstancias de la vida o que tan turbulentas parecieron ser las tormentas que debieron atravesar

Por lo tanto, recuerda que no tienes que ser Iehoshua, el Rey David ni destacarte especialmente en algo. Simplemente s t mismo y siente un poco de compasin. Esto es algo que sucede todos los das.

2. Emuna Braverman, Todo lo que S Sobre el Liderazgo lo aprend de Moiss, (aish.com) Mosh fue el mayor lder del pueblo judo, sin embargo, era inexperto, imperfecto y tartamudo. Y t dices: Yo no puedo ser un lder?!

Un lder no es necesariamente alguien que posee todo el talento necesario para la tarea que deba realizarse. Un lder es aquel que ve qu es lo que hace falta hacer y hace algo al respecto; es quien reconoce que la tarea es crucial y nadie ms la est haciendo

Moiss era esa persona. l no era perfecto, no tena experiencia, tartamudeaba al hablar. Pero cuando vio que su pueblo estaba sufriendo, cuando vio que haba una tarea que deba realizarse, l actu. Se responsabiliz, an poniendo en riesgo su propia vida. Por eso el Todopoderoso lo eligi como lder.

LidErazgo Judo i

Liderazgo Judo3

No era mgico, ni supernatural. No tienes que poseer el carisma de un JFK (John Kennedy), ni siquiera de un Bill Clinton. Slo tienes que elegir

Cules son las tareas importantes deben ser realizadas? No esperes. Carpe diem (aprovecha el da).

El Rab Shlomo Wolbe (1914-2005) sola decirles a sus alumnos que observaran las necesidades del pueblo judo. El problema especfico que cada uno viera e intentara resolver sera en el rea en la cual l podra alcanzar la grandeza espiritual. Como veremos en la historia siguiente, cada uno puede preguntarse: Dnde veo la necesidad de que alguien se ponga de pie y sea un lder?

Javi Rabinowitz fue dolorosamente tmida desde su ms temprana infancia. Siendo la penltima de los once hijos de Sima y Rafael Najman Rabinowitz, ella estaba satisfecha jugando con sus hermanos. Sin embargo, interactuar con los dems -especialmente con los adultos- le produca una enorme ansiedad. Sima tena consciente del carcter nico de cada uno de sus hijos y entendi que Javi era ms sensible que los dems. Pero en el rea de servicio comunitario, ella no tena ningn problema. Incluso a los nueve aos de edad, Javi ya se consideraba un soldado de infantera en el legendario ejrcito de jesed de su madre.

Su tarea era leer dos noches a la semana para Estelle Leibenson, una mujer de aproximadamente sesenta aos que era ciega de nacimiento, que nunca se haba casado y viva sola. Estelle agradeca profundamente cualquier ayuda, compaa y conversacin. Una noche de invierno, varios meses despus de haber conocido a Javi, Estelle suspir profundamente y murmur con nostalgia:

- Dos aos Slo dos aos ms

- Qu pasar dentro de dos aos? -Pregunt Javi indecisa, con curiosidad pero sin querer entrometerse en asuntos ajenos.

- Dentro de dos aos, podr ver! - QU! Pero Cmo?

- Cuando cumpla los sesenta y cinco, con ayuda de Dos, podr obtener ayuda del gobierno. Y entonces por fin podr pagar la ciruga que puede corregir mi visin.

Javi estaba estupefacta. Ella no saba que la ceguera innata de Estelle era de cierta clase que en verdad poda llegar a corregirse con las herramientas y las tcnicas actuales. Si realmente ya existe una operacin que pueda brindar visin e independencia a Estelle despus de toda una vida en la oscuridad: Entonces por qu deba la pobre mujer esperar estar dos aos ms cerca de la tumba para poder operarse?

A la maana siguiente, Javi entr corriendo a todos los salones de clase de la Escuela Elemental Bet Iaakov a la cual asista incluso a las de las magnificas alumnas de sexto grado. La nia que una vez haba temblado ante sus pares, ahora acaparaba la atencin. - Mrenme! les orden-. Y ahora, con los ojos cerrados piensen en la pobre Seorita Leibenson, que ha vivido as todos los das de su vida y que tiene que seguir viviendo de esta manera tan slo porque no tiene el dinero para la ciruga. Lo taamod al dam reiaj no te quedes sin hacer nada al ver sangrar a tu prjimo! -grit Javi, invocando la prohibicin de la Tor contra la complacencia cuando una vida se encuentra en juego. Al final del da escolar, Javi solicit donaciones incansablemente a cada alumna de su escuela , y al menos desde su adorable e ingenua perspectiva obtuvo un xito impresionante.

Sin poder contener su emocin, Javi fue de inmediato al departamento de Estelle y le orden:

LidErazgo Judo i

Liderazgo Judo 4

- MUY BIEN, NOS VAMOS!

- Adnde?

- Tengo el dinero para la operacin y no debemos desperdiciar ni un minuto ms! -Estelle estaba tan sorprendida que accedi, siendo conducida por una pequea central elctrica dispuesta a cumplir su misin. No hubo entrenamiento religioso ni mdico y el Dr. Marty Moskowiz tena mucho de ambos que hubiera podido darle al ocupado oftalmlogo una pista respecto a lo que haca est singular pareja en su consultorio. Al Dr. Moskowitz no le tom mucho tiempo confirmar que la situacin de Estelle Leibenson ameritaba ciruga y la acept como paciente. Les inform que no tena un turno libre sino hasta dentro de dos meses y medio. Javi rechaz la noticia contundentemente:

- Mi amiga no puede esperar tanto -dijo con firmeza-.Queremos que la opere hoy!

- Hoy? -repiti el Dr. Moskowiz, tratando de contener la risa.

- S, hoy. Estamos aqu, estamos listas!

Una segunda mirada a la expresin seria de Javi le dijo al Dr. Moscowitz que esto no no era ninguna broma.

- Jovencita, la Seorita Leibenson necesita una ciruga complicada llamada vitrectoma la cual slo puede ser practicada en un hospital, no en un consultorio mdico. Adems, para obtener ms detalles mdicos necesarios, ella debe realizarse muchos otros exmenes adems de los que recin realice y puede llevar vari