MÁS PARAGUAYO QUE LA MANDIOCA.docx

  • View
    363

  • Download
    29

Embed Size (px)

Text of MÁS PARAGUAYO QUE LA MANDIOCA.docx

ANBAL ROMERO SANABRIA

MS PARAGUAYO QUE LA MANDIOCA (8 EDICIN ) - Por ANBAL ROMERO SANABRIA

MS PARAGUAYO QUE LA MANDIOCA (8 EDICIN ) - Por ANBAL ROMERO SANABRIAMS PARAGUAYO QUE LA MANDIOCA

Por ANBAL ROMERO SANABRIA8va. EDICIN CORREGIDA Y AUMENTADAIlustracin: CARLOS SOSA (CAL)Asuncin Paraguay2012 (255 pginas)

NDICE

Agradecimientos a la octava edicinDedicatoria-Prlogo a la octava edicinPresentacinComentario sobre el libro- Maldita resignacin- Apete, aqu cerquita nomsA lo Luque, a lo Luque- Estoy levantando una muralla- Poner de moda la moral- El pas del... "S, seor!"- La globalizacin y los diez pecados capitales del paraguayo- Te dije luego- Condecoracin al Comisario de Valle Lorito- El dedo del medio- La ley del menor esfuerzo- Pa'ma he'i- Pas de timberos- El paraguayo... el mejor amigo del rbol- El hombre escombro- Ay, che Dio- Partido so'o- Un pas de muchos "doctores" y pocos seores- Lpez timpope guare- Si el pueblo te pide pan, dale cachaca- Patria sin padres- Entre la computadora y el vyrorei- Dios se lo pague- Quedate all, te digo. Epyta uppe o un Paraguay sin paraguayos- Ko'ramo (Si amanece)- Entre el telemarketing, el fax y el paraguayo- La yernocracia- La pelota tata, una negra herencia- El vyrorei- Qu lindo est tu pesebre- El futuro y el paraguayo- La cerveza, moneda nacional- Juntemos nuestros sueos- El paraguayo es ms astuto que el zorro- 150 dlares contra el pokar.- El terere es cosa de haraganes?- Chichar trenzado- "Usted no sabe con quin est tratando!"- Aichejranga o la autoestima del paraguayo- El paraguayo light- Chke! Chke!_ El cuate- El poguasu y su responsabilidad- Amntema- El mboriahu ryguat- El pyrague- Tape po'i- Aambaraka- El tup heni o una limosna por amor de Dios- Arandu ka'aty- Iak por ko tipo- Asuncin es solo la capital del Paraguay- Me voy y vengo - Ahta aju- Sos paragua!- De lderes, maestros y futuro- El Pato Donald ya no corre ni vuela- Sufriendo la honestidad- La maquila y el pokar- Entre el chke y el chmbale- Te conozco, mascarita- El dengue y la corrupcin- Yo, sembrador- El paraguayo no se vende- Agosto poty- El sueo de la vaquita propia- Buscs piko kerosene?- El dictador herrumbrado- Honrar la vida- Entre la democracia y la desesperanza- Las virtudes o fortalezas sobresalientes del paraguayo de ley- Farmacia kue- La tierra sin mal- Del ture' al celular- Che po remi o la buena suerte- Jaguary'i

PRLOGO (E'NONDEGUA)

Al iniciar el prlogo (enondegua) de la octava edicin del libro "Ms paraguayo que la mandioca" del Prof.Dr. Anbal Romero Sanabria; primeramente deseo expresar al autor de esta valiosa obra mi gratitud por honrarme como prologuista, y por otra parte, me permito expresarle mi reconocimiento por este libro que es como el espejo en el cual podemos vernos tal cual como somos los paraguayos, sin perder de vista que en su otra publicacin "Ya da ya" el Dr. Romero Sanabria nos incita a una casi temeraria reingeniera del paraguayito.

Los ttulos que el Dr. Anbal Romero Sanabria desarrolla-con envidiable y extraordinario ojo clnico- en esta monumental obra "Ms paraguayo que la mandioca" son los siguientes "Maldita resignacin", "Apete, aqu cerquita noms", "A lo Luque, a lo Luque", "Estoy levantando la muralla", "Poner de moda la moral", "El pas del S, seor!", "La globalizacin y los pecados capitales del paraguayo", "Te dije luego!", "Condecoracin al Comisario de Valle Lorito", "El dedo del medio", "La Ley del Menor Esfuerzo", "Pa'ma he ", "Pas de timberos", "El paraguayo... el mejor amigo del rbol", "El hombre escombro", "Ay, che Dio", "Partido so'o", "Un pas de muchos doctores y pocos seores", "Lpez timpope guare", "Si el pueblo te pide pan, dale cachaca, dale cachaca", "Patria sin padres", "Entre la computadora y el vyrorei", "Dios se lo pague", "Quedate all, te digo. Epyta uppe o un Paraguay sin paraguayos", "Ko ramo (Si amanece)", "Entre el telemarketing, el fax y el paraguayo" y "La yernocraci '; y prosigue con "La pelota tata, una negra herencia", "El vyrorei ', "Qu lindo est tu pesebre", "El futuro y el paraguayo", "La cerveza, moneda nacional", "Juntemos nuestros sueos", "El paraguayo es ms astuto que el zorro", "150 dlares de pokar", "El terere es cosa de haraganes?", "Chichar trenzado", "Usted no sabe con quin est hablando", "Aichejranga o la autoestima del paraguayo", "El paraguayo light", "Chke! Chke!", "El cuate", "El poguasu y su responsabilidad", "Amntema", "El mboriahuryguat", "El pyrague", "Tape pe', "Aambaraka", "El Tup heni o una limosna por amor de Dios", "Arandu k aty", "Iak por ko tipo", "Asuncin es solo la capital del Paraguay", "Me voy y vengo - Ahta aju", "Sos paragua", "De lderes, maestros y futuro", "El Pato Donald ya no corre ni vuela" y "Sufriendo la honestidad"; para concluir con los siguientes ttulos "La maquila y el pokar", "Entre el chke y el chmbale", "Te conozco, mascarita", "El dengue y la corrupcin", "Yo, sembrador", "El paraguayo no se vende", "Agosto poty", "El sueo de la vaquita propia", "Buscs piko kerosene?, "El dictador herrumbrado", "Honrar la vida", "Entre la democracia y la desesperanz", "Las virtudes o fortalezas sobresalientes del paraguayo de ley", "Farmacia kue", "La tierra sin mal", "Del turu e a al celular", "Che po remi o la buena suerte" y "Jaguary'i". En sntesis, en "Ms paraguayo que la mandioca" el Dr. Romero Sanabria "desnuda" al paraguayo, o mejor, al paraguayito, y lo muestra tal cual es.

Ms paraguayo que la mandioca?

Cabe preguntarse, Existe algo ms paraguayo que la mandioca? Al respecto podemos manifestar que la mandioca es un insumo noble y fiel en la vida del paraguayo. Ella es prcticamente un miembro ms de la familia. Es parte del paisaje campesino paraguayo. Fue y es el primer alimento abundante y de fcil cultivo alrededor del rancho paraguayo. La mandioca es lo nico que nunca falta en la mesa e incluso se convierte en el principal alimento-sustento del paraguayo cuando todo lo dems ya no est disponible. Es de origen precolombino (por ms que algunos duden de su origen americano). Por ms que exista en otros pases de Amrica nunca fue tan importante como lo es en el Paraguay. Forma parte de la alimentacin bsica del paraguayo e inclusive de sus animales: vacas, caballos, cerdos, gallinas, etc (ms all de que existan variedades venenosas). Es inadmisible, impensable, un plato de comida paraguaya sin mandioca y obviamente el pan ni remotamente sustituye a la mandioca. La comida parece que no es comida o bien parece que tiene otro gusto sin la mandioca. El paraguayo hasta siente aoranza de la mandioca cuando est fuera del pas o cuando no tiene mandioca para acompaar a cualquier comida. Por consiguiente, hay un profundo, indisoluble y vital vnculo entre la mandioca y el paraguayo y, entonces, es justo decir que nada hay ms paraguayo que la mandioca.

Diversidad e identidad cultural

Por otro lado, hablar del ser humano es hablar bsicamente de sociedad, cultura, tiempo y espacio, y por consiguiente, el ser humano implica diversidad. Precisamente, la Antropologa Cultural nos demuestra que no somos iguales y que en muchos casos apenas nos parecemos. Es as que un paraguayo se diferencia de un argentino, un brasileo, un norteamericano, un alemn o un japons por el idioma que habla, por las costumbres, creencias, usos y tradiciones que aprende, posee, practica, difunde y hereda; y por el espacio y el tiempo en el cual vive. Definitivamente, ms nos parecemos en las pequeas asociaciones (ncleo familiar) y nos parecemos menos, mucho menos, en la asociaciones ms generales o globalizad as. Obviamente esto deja al descubierto que la globalizacin es apenas un pretexto, una cuestin de marketing, donde algunas poderosas transnacionales "hacen su golpe" procurando hacernos creer que todo apunta indefectiblemente a una fantasiosa "supra-cultura". Por tanto, es muy difcil ,fue Mc Donald's y Coca Cola puedan ser ms que el Guaran, la mandioca .- el terere, o que un guiso carretero correntino o que una feijoada brasilea. En el fondo, a todos nos gusta y nos sentimos muy orgullosos de "lo nuestro", de nuestra gente, de nuestro valle y de nuestra patria. En serio, para mi es imposible imaginarme a un paraguayo sin Guaran, mandioca y terere, es ms, sin Guaran, mandioca y terere ese individuo deja de ser paraguayo y se convierte en cualquier cosa. Lo sealado no es una mera expresin chauvinista ni la manifestacin del nacionalismo a ultranza, es simplemente una cuestin lgica e innata a la condicin humana.

As como nosotros los paraguayos, tambin los argentinos, los brasileos, los norteamericanos, los alemanes y los japoneses tienen su manera de ser. Al igual que nosotros tambin ellos se consideran especiales y -por supuesto- ms y mejores que el resto del mundo. Es ms, pese a los procesos de integracin regional como por ejemplo la Unin Europea o el Mercosur, cada Estado miembro de dichos sigue haciendo lo imposible por potenciar su identidad cultural o idiosincrasia (idiomas, artesanas, comidas tpicas, fiestas populares, etc), exponindola y "vendindola" a travs de paquetes tursticos y por los medios tecnolgicos de difusin como internet inclusive. Por consiguiente, al hablar de la idiosincrasia o de la identidad cultural hablamos de las particularidades sociales y culturales que definen una manera de ser recurrente, cotidiana y caracterstica de los miembros de una sociedad especfica; y, por ende, la identidad cultural es algo "normal" en cualquie